Teresa Abelleira: «Es un orgullo suceder a Vero y a Mari Paz en la selección española»

Reconoce que le ha costado adaptarse a Madrid y que le duele ver al Dépor abajo


Aunque lo vive con la ilusión lógica de una primeriza, lo cierto es que para Teresa Abelleira Dueñas (Pontevedra, 2000) el salto a la selección española absoluta es un proceso natural. Fue subcampeona de Europa sub-17 en el año 2016 y campeona con la sub-19 en el 2018, siendo siempre pieza clave para los técnicos, por lo que está llamada a ser importante también en la España de esta década que recién se inicia. Debutó hace un año con el Dépor en Primera Iberdrola, con el que colaboró para convertirlo en equipo revelación, y desde hace unos meses defiende la camiseta del Real Madrid. La vida le sonríe, pero no se conforma.

-¿Cómo se siente?

-Muy feliz, más incluso que cuando la selección me llamó la primera vez [hace un mes]. Esta segunda convocatoria supuso confirmar que siguen confiando en mí y que sigo dentro del grupo.

-Solo le falta debutar.

-Todavía no ha podido ser, pero ahora mismo lo más importante es ganar. Está claro que me encantaría poder hacerlo, pero nos estamos jugando mucho, la clasificación para la Eurocopa 2022, y lo que más nos preocupa es ganar y acercarnos un poco más al objetivo.

-Vero Boquete jugó la Eurocopa del 2013, Mari Paz Vilas la del 2017... Le toca sucederlas como abanderada gallega en la selección.

-Desde pequeña siempre he intentado seguir sus pasos. Me fijé en Vero en todo su camino por las distintas ligas en las que ha ido triunfando y siempre ha sido un referente para mí, alguien en quien me fijaba. Y Mari Paz igual. Lleva muchos años en la élite, marcando muchos goles. Son dos grandes y para mí es un orgullo sucederlas para que Galicia se mantenga ahí representada. Y bueno, está claro que para mí sería un sueño jugar la Eurocopa 2022.

-Lo suyo es un paso natural. Internacional en todas las categorías inferiores, ha coincidido con muchas jugadoras que están ahora en la absoluta e incluso con este mismo seleccionador.

-Sí, bueno, pero no es lo mismo. Es verdad que llevo años viniendo con la sub-17 y la sub-19, pero no es igual. En lo que más lo noto es en la velocidad a la hora de mover el balón. Incluso haciendo los mismos ejercicios de antes, aquí, en la absoluta, se hace todo a una velocidad mayor. No tiene nada que ver.

-Supongo que se le hará todo más fácil al compartir estas primeras convocatorias con gente que ya conoce, tanto del Dépor como de las selecciones inferiores. La última en sumarse, Athenea.

-Sí, está claro. Para mí es un placer estar aquí con Misa, la otra vez con Peke, ahora vino Athenea también. Si las cuatro vinimos es por lo bien que lo hicimos en el Dépor el año pasado. Eso tiene que tomarse como una recompensa para todo el grupo que formamos allí [en A Coruña], por todo el buen trabajo hecho la temporada pasada.

-El 2020 será recordado por todo el mundo como un año nefasto por la pandemia. Dentro de lo que cabe, usted le tendrá algo más cariño.

-Lo que estamos viviendo con el coronavirus no se nos va a olvidar nunca, pero los deportistas somos unos privilegiados porque gracias a los protocolos estamos muy bien controlados y podemos seguir compitiendo. Es algo a alabar por cómo se están preocupando por nosotras para que todo salga bien. A nivel deportivo, para mí, está claro que el 2020 es un buen año. Buena temporada con el Dépor, fichaje por el Real Madrid, ahora con la selección...

-¿El mejor de su carrera?

-Yo no diría tanto, al menos de momento. Ha habido otros muy buenos. El del campeonato de Europa sub-19, el del ascenso a Primera Iberdrola, el del debut y la gran temporada pasada... De momento va bien, pero yo no diría tanto como que es el mejor. Hay que esperar aún.

-¿Cómo ha llevado la marcha del Dépor y su traslado a Madrid?

-Me ha costado adaptarme. Para un gallego no es fácil salir de Galicia. Le cuesta [sonríe]. Y a mí también. Pero yo era algo que necesitaba. Tenía que salir de mi zona de confort para mejorar a base de trabajo. Y en eso estoy centrada.

-De momento ha jugado los tres partidos con el Real Madrid. El clásico contra el Barça como titular, incluso.

-Vamos poco a poco adaptándonos y con trabajo espero seguir ganándome la confianza del entrenador. Somos un equipo prácticamente nuevo y eso hay que tenerlo en cuenta. Aunque somos el Real Madrid, tenemos mucho por hacer para adaptarnos. Somos un buen equipo, pero hay que darle forma.

-Si coge la clasificación y busca al Dépor en ella, ¿qué siente viéndolo en la cola sin puntos?

-Mucha pena. Pienso en todo lo que vivimos allí y verlo ahí abajo... Duele. Pero bueno, estoy segura de que pueden reconducir la situación y salir de ahí pronto.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Teresa Abelleira: «Es un orgullo suceder a Vero y a Mari Paz en la selección española»