Ansu Fati y Vinicius, los nuevos y jóvenes reclamos del clásico

El barcelonista, de 17 años, y el madridista, de 20, han comenzado la temporada lanzados y su desparpajo es la atracción mediática por encima de cracs ilustres


El siglo XXI avanza y los referentes de los clásicos, es ley de vida, cambian. Entre el 2009 y el 2018 era imposible no centrar los partidos entre Barça y Real Madrid en el pulso individual que iban a mantener los dos mejores jugadores del mundo, Leo Messi y Cristiano Ronaldo. El portugués se fue a la Juventus, donde comienza su tercera temporada y se limitará a ser un espectador televisivo, pero el argentino sigue a sus 33 años vistiendo de azulgrana, no sin suspense tras su famoso burofax y quizás por último curso porque acaba contrato en el 2021.

El 10 todavía tiene muchas cosas que ofrecer en el césped, pero, a modo de aperitivo por si se acaba marchando, ya le toca comprobar que el foco mediático comienza a detenerse en otros compañeros. Es el caso de Ansu Fati, que acapara la ilusión azulgrana a sus 17 años y que tiene en Vinicius, de 20, a su antagonista en el equipo blanco.

Ansu irrumpió la pasada temporada de la mano de Ernesto Valverde, a quien un día tendrán que agradecerle su apuesta por un niño de 16 años que no impresionaba tanto en el fútbol base azulgrana como para poder asegurar que iba a ser una estrella. Sí lo hacía todo de forma muy natural, el regate, el disparo, el cabezazo, y su progresión era muy esperanzadora, pero sin aquella llamada del Txingurri todo pudo ser diferente.

Antes de cumplir los 17 ya marcó goles en Liga y 40 días después de esa celebración también cantó uno ante el Inter en la Liga de Campeones, un tanto que le convirtió en el anotador más joven de la historia de la competición. Fue lo único que se recordará en el Barça de forma positiva de una decepcionante temporada 2019-20. La cerró con ocho goles (siete en Liga y uno en Europa) y una asistencia pese a jugar de forma intermitente con el propio Valverde y con Quique Setién.

La 2020-21 la comenzó ya como un crac del primer equipo y Ronald Koeman le dio galones desde el primer día, al igual que Luis Enrique en la selección, donde ha seguido batiendo récords de precocidad. Es el máximo goleador azulgrana, sí, por encima de Messi, con cuatro tantos: tres en Liga y uno en Liga de Campeones, donde además dio una asistencia de tacón a Coutinho ante el Ferencvaros. El 31 de octubre cumplirá 18 años y será mayor de edad. Ante el Madrid buscará su primer gol en un clásico como regalo de cumpleaños.

Vinicius sí sabe lo que es cantar gol en un clásico. Abrió la victoria de la pasada Liga del Madrid en el Bernabéu (2-0) con un remate defectuoso que desvió Piqué a la red. Aunque de forma afortunada, se quitó la espina aquel día por su fama de mal finalizador de jugadas bien comenzadas. De hecho, sus dos primeras temporadas fueron pobres en estadísticas realizadoras: cuatro goles oficiales en el curso 2018-19 y cinco en el 2019-20. Desequilibraba como nadie, ayudando a su equipo a romper líneas y crear superioridades, pero de cara a portería no estaba fino. En lo poco que llevamos de campaña, eso parece haber cambiado. Ya lleva tres goles, dos en Liga y uno en la derrota ante el Shakhtar Donetsk en la Liga de Campeones. Si a su velocidad endiablada y a su regate le suma la puntería, peligro para los rivales. El primero, el Barça.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Ansu Fati y Vinicius, los nuevos y jóvenes reclamos del clásico