Javier Gutiérrez: «Añoro el fútbol del pitillo en el vestuario»

DEPORTES

El actor ferrolano recuerda que se escapaba de su casa en el barrio ferrolano de Caranza para ver los entrenamientos del Racing

19 oct 2020 . Actualizado a las 05:00 h.

Nacido en Luarca hace 49 años, siendo todavía bebé se mudó a Ferrol, en donde echaría raíces en el barrio de Caranza. Allí estudió, jugó al fútbol y recibió sus primeros castigos por escaparse de casa. «Era por un buen fin: ir a ver los entrenamientos del Racing», bromea. Décadas después mantiene esa pasión por el club de fútbol verde, sin cuyo resultado no es capaz de irse a dormir cuando juega. Pero también conserva esa añoranza del pasado. De otro fútbol. De aquel en el que los bigotes se imponían a la gomina. El del «café negro y el pitillo en el vestuario durante los descansos». El de los extremos livianos capaces de levantar una grada con sus carreras y regates. Y el de los rudos centrales que, a su vez, levantaban a esos habilidosos jugadores varios centímetros por encima del césped.

-¿Qué tal ve a su Racing?

-Hemos empezado muy mal, perdiendo con un tercera en la Copa federación. Pero confío mucho en Larraz, el entrenador. Es muy capaz. Muy trabajador. Y también confío al máximo en Pepe Criado [el presidente] y las ganas que tiene de colocar al Racing donde quiere. La Segunda B es siempre un pozo del que es muy complicado salir. Ahora más. Y el grupo no es nada fácil. Pero confío. Lo que sí, voy a echar de menos a Pablo Rey. No voy a ser categórico diciendo que no renovarle fue un error. Pero dio muchas tardes de gloria y... Creo que podía seguir aportando cosas.