La telaraña de Bordalás atrapa al Barça

El Getafe se lleva desde el punto de penalti los tres puntos en el peor partido de la era Koeman, sin juego, ocasiones ni rastro de Messi.


Colpisa

Han tenido que pasar nueve años para que el Barcelona vuelva a perder en Getafe y cuatro para conocer la derrota después de una ventana de selecciones. El peor partido desde que Koeman se sienta en el banquillo azulgrana no difiere tanto de otros que se le han atragantado al Barça en las últimas temporadas cuando la posesión no fluye. La diferencia es que entonces aparecían Messi o Luis Suárez para desatascarlo con un fogonazo y en esta ocasión el capitán estuvo presente en cuerpo, pero no en alma, y el uruguayo anda goleando en las filas de un rival directo como es el Atlético. Mal negocio arrastras ya estos problemas ya a inicios de curso.

La resaca del parón internacional dejó el primer pulso público entre Griezmann y Koeman. El francés, envalentonado por sus dos goles, reclamó jugar donde más le gusta; y el técnico neerlandés recogió el guante: «El entrenador es quien manda». En el Coliseum, Koeman pudo rotar y rotó, pero mantuvo a Griezmann. ¿Cómo respondió el galo? Como viene haciendo desde que viste de azulgrana: sin apenas aparecer en el juego. El colmo para el '7' es que ni en lo suyo anda acertado. Entre De Jong, Dembélé y Pedri armaron el mejor contragolpe del Barcelona en toda la primera parte, pim, pam, pum y el canario dejaba a Griezmann -que había tirado un gran desmarque- cara a cara con David Soria. La oportunidad que en el Atlético metió ciento una veces. Con la izquierda y también con la derecha, que es en la que le cayó el control en Getafe. Y, sin embargo, esta ocasión la falló. Al cielo madrileño.

Fue la oportunidad más clara del Barcelona en los primeros 45 minutos, aunque no la que más cerca estuvo de acabar en gol. Antes, una buena combinación entre Pedri y Dest había terminado con el lateral estadounidense encontrando a Messi en la frontal del área. Un movimiento clásico del capitán, como su definición buscando la rosca al palo corto sin controlar. Tanto afinó el '10' que se pasó de ajustar y su disparo lo repelió el poste.

Hubiera sido demasiado premio para el Barcelona y un excesivo castigo para el Getafe, que se adueñó del partido durante media hora. Presión 'made in Bordalás' que incomodó la salida azulgrana, espesísimo en la circulación. Tampoco materializó su dominio el conjunto local en ocasiones de peligro, más allá de dos disparos sin peligro, uno a las manos de Neto y otro directamente desviado.

Solo en el último tramo de la primera mitad el Barça se asemejó a lo que busca Koeman, que había apostado por Pedri y Dembélé para dar descanso a Coutinho y Ansu Fati. El mediapunta canario se ganó más oportunidades mejorando cada jugada que pasaba por sus botas. Lo del extremo francés, como le ocurre a Griezmann, es un caso digno de estudio.

Penalti de pillo El paso por los vestuarios benefició al Getafe de Bordalás, el equipo de LaLiga que mejor maneja los tiempos. Sus futbolistas entienden a la perfección cuándo toca ir al suelo, exagerar un codazo, retrasar un saque de banda o rascarle la espinillera a un rival sin que el árbitro lo perciba. En una exhibición de estas facultades, las del otro fútbol que diría aquel, Djené decantó la balanza del partido.

Poco importa que el togolés sea central, pues en el área del Barcelona le sacó a De Jong un penalti zorro, de delantero treintañero. No le hizo falta ni controlar la pelota; solo meter el cuerpo y al sentir el aliento del neerlandés, revolcarse. Suficiente para colársela a Soto Grado en el césped y a De Burgos Bengoechea en el VAR en una jugada que no representaba peligro para el Barça. Ya engañaría Mata a Neto desde los 11 metros.

Sin pulso para la remontada, Koeman buscó revitalizar a su equipo con Ansu Fati y Coutinho. En un nuevo voto de confianza, mantuvo a Griezmann en el campo. Ni los que llegaron ni los que ya estaban pusieron en aprietos la telaraña de Bordalás, que atrapaba cada posesión visitante con una facilidad pasmosa. Sí que pudo marcar Cucurella tras una conducción desde el centro del campo, pero su disparó salió centrado.

Ya con solo 10 minutos por delante, Koeman agotó sus cartas. Esta vez sí retiro a Griezmann. También a De Jong. El desborde de Trincao todavía podría suponer una amenaza, ver a Braithwaite con el '9' del Barcelona. En fin. Las comparaciones son odiosas y las decisiones de la directiva azulgrana en el mercado, nefastas. Entre Neto, el larguero y la falta de puntería evitaron que el 'Cucho' Hernández le diera la puntilla en dos ocasiones al Barça sin que este llegara a rondar el empate. Unicamente al final, y de rebote, casi se lo mete en propia Djené.

La peor versión de Koeman se saldó con su primera derrota en el banquillo del Camp Nou. Pese a todo, con siete puntos y un encuentro menos que la mayoría de sus rivales el Barcelona se mantiene a tres del liderato que comparte el Getafe gracias a la derrota del Real Madrid. Ya saben: mal de muchos. 

Ficha del partido

Getafe: Soria, Damián, Djené, Cabaco, Olivera, Nyom, Maksimovic (Mollejo, min. 95), Arambarri, Cucurella, Cucho Hernández (Timor, min. 90) y Jaime Mata (Enes Ünal, min. 70).

Barcelona: Neto, Sergi Roberto (Riqui Puig, min. 87), Piqué, Lenglet, Dest, Busquets, De Jong (Braithwaite, min. 80), Dembélé (Ansu Fati, min. 62), Pedri (Coutinho, min. 62), Griezmann (Trincao, min. 80) y Messi.

Gol: 1-0: min. 56, Jaime Mata, de penalti.

Arbitro: Soto Grado (La Rioja). Tarjetas amarillas a Piqué, Jaime Mata, Cabaco, José Bordalás, Sergi Roberto, Nyom, Olivera y Dest.

Incidencias: Partido correspondiente a la 6ª jornada de Liga, disputado en el Coliseum Alfonso Pérez a puerta cerrada.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

La telaraña de Bordalás atrapa al Barça