Jéssica Bouzas llama a la puerta de la final del Roland Garros

La vilagarciana y su pareja uruguaya volvieron a salir airosas en el super tie break, alcanzando las semifinales del cuadro de dobles júnior a costa de Dmitruk y Kolodynska


Vilagarcía / La Voz

La vilagarciana Jéssica Bouzas Maneiro buscará este viernes una plaza en la final por el título de dobles femenino del Roland Garros Junior. Lo hará tras ganar, junto a la uruguaya Guillermina Grant, su duro duelo de cuartos de final que enfrentó a ambas con las bielorrusas Kristina Dmitruk y Jana Kolodynska, cabezas de serie número 6 del torneo. El resultado final tras 1 hora y 29 minutos de juego, 6-3/6-7(6-8) y 10-8 en un super tie break en el que la pareja hispanouruguaya hubo de remontar un 0-4 de salida, rematando la faena con su firma en los cuatro últimos puntos del desempate en la muerte súbita. Las rusas Bondarenko y Shnaider, cabezas de serie número 5, son el último escollo ante la tenista gallega en su camino hacia la gran final.

En la pista 14 del torneo parisino Bouzas y Grant vivieron un partido muy similar al de la jornada anterior. Ofreciendo con su tenis un dibujo en acordeón parecido al que el miércoles las obligó a zanjar en el super tie break un partido con la belga Costoulas y la suiza Scilipoti razonablemente enfilado en el arranque del segundo set.

Sin apenas tiempo para calentar por la retirada tras el primer set de una de las parejas en el partido precedente en su pista, a la gallega y la uruguaya les costó más entrar en calor, encajando un 0-2 de salida. Pero cuando se soltaron, resultaron un suplicio para las bielorrusas. Frente a dos jugadoras de pegada fuerte y cómodas en los puntos a pocos golpes, Bouzas y Grant desplegaron un amplio abanico de alternativas. Variando alturas y velocidades, dejadas a la red y globos al fondo para convertir la arcilla en tierra movediza para sus oponentes. Cinco juegos consecutivos, con tres roturas de saque incluidas, dan fe de que lo consiguieron. Del 0-2 al 5-2, para acabar el primer set en 6-3 tras 29 minutos de juego.

La cosa pintaba bien. Hasta que tocó volver a pista para abrir el segundo acto. Dmitruk y Kolodynska le rompieron el saque nada más empezar a Bouzas y Grant, que se vieron 2-0 en contra. Reaccionaron igualando el parcial, abriendo con el 2-2 una sucesión de cinco roturas de saque alternadas por ambas parejas. La igualdad fue la tónica, y el tie break el desenlace lógico. Pero ahí, como el día anterior, la gallega y la uruguaya demostraron flaqueza mental. Una falta de temple que les impidió cerrar el duelo con 6-3 y tres bolas de partido; la última, desperdiciada en una doble falta en el saque de Grant. Las eslavas se llevaron el set con un 8-10, forzando así el super tie break tras otros 48 minutos de tenis.

Con el viento del alma a favor, Dmitruk y Kolodynska les endosaron un 0-4 en el inicio del desempate a Bouzas y Grant. La alumna de la Academia Tenis Ferrer y su compañera accidental en París lo vieron, 4-4, para vover a tener que golpear a remolque, 4-7. De ahí se pasó a un 6-8. A las bielorrusas solo les faltaban dos golpes buenos más. La mitad de los que firmaron por concatenación la gallega y la uruguaya, probando su sobresaliente capacidad de reacción para empezar a creerse que, ya que se han apostado delante, pueden traspasar la puerta de entrada de una final de Roland Garros.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Jéssica Bouzas llama a la puerta de la final del Roland Garros