Nadal accede por la vía rápida a tercera ronda

La Voz

DEPORTES

GONZALO FUENTES | REUTERS

Derrotó al joven estadounidense Mackenzie McDonald, de 25 años, por 6-1, 6-0 y 6-3 en una hora y 40 minutos

30 sep 2020 . Actualizado a las 20:21 h.

Rafa Nadal no podría haber elegido un camino más cómodo hacia la tercera ronda de Roland Garros. El estadounidense Mackenzie McDonald fue un caramelito para la raqueta del español, que lo aplastó por un contundente 6-1, 6-0 y 6-3 en una hora y 40 minutos. El americano, número 236 del mundo, se clasificó para el torneo gracias al ránking protegido, que ayuda a los jugadores al sufrir lesiones de largo plazo, pero se marchó espabilado por un Nadal que mostró una mejoría respecto al primer día y arrasó al pobre McDonald, incapaz de encontrar cura al juego del español.

En otra jornada más en el otoñal Roland Garros, el público llegó en limitadas cantidades al estadio (solo permiten 1.000 personas en el recinto) y no dudó en colgar alguna bandera española como apoyo al balear. Por primera vez en mucho tiempo, el público volvió a rugir, o al menos a gritar a favor de Nadal, que recibía pequeños aplausos y vítores cuando acosaba a McDonald en el fondo de pista. Y eso fue lo más destacado del partido. Que por fin volviese el público en pequeñas dosis al tenis, aunque Nadal advirtiera que la tristeza también es necesaria. «Para mí es una pista única, por todo lo que he vivido y por lo que significa este sitio para mi vida y para mi carrera deportiva. Es triste ver un torneo con las condiciones en las que estamos viviéndolo. Sin público, sin poder movernos. Es una sensación de tristeza, pero el momento lo requiere, porque hay mucha gente en el mundo que lo está pasando mal, explicó en rueda de prensa.

En lo tenístico, fue una masacre en la que Nadal solo cometió 15 errores no forzados, metió 31 golpes ganadores y rompió en siete de ocho ocasiones el saque de su rival. Despejó cualquier pequeña duda en su debut con el servicio y no permitió ningún resquicio a McDonald y dio un pase adelante en la pista, añadiendo la red como otro de los recursos a utilizar en este Roland Garros donde las bolas botan tan poco y donde Nadal tendrá que utilizar toda estrategia posible para dañar a sus rivales.