Borja Fernández, libre de cargos por el caso Oikos: «Ahora al fin respiro»

El gallego recibió hoy la comunicación del juez, un año y cuatro meses después de su detención


Redacción / La Voz

El exjugador gallego, Borja Fernández, recibió ayer una comunicación del juez que lleva el caso Oikos por la que le exculpa de cualquier vinculación en el presunto delito que se investiga por un amaño de partidos y blanqueo de capital. El juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 5 de Huesca acordó el sobreseimiento provisional parcial de las actuaciones del ourensano, ya que el caso no está cerrado, quedando así fuera de las investigaciones.

Borja Fernández fue acusado de participar en el supuesto amaño del partido Real Valladolid-Valencia de la temporada 2018-2019, momento en el que era capitán del equipo blanquivioleta. El caso Oikos explotó el 28 de mayo del 2019 cuando agentes de la Policía Nacional irrumpieron en su casa en Valladolid y se lo llevaron esposado. Junto a él fueron detenidos también Raúl Bravo y Carlos Aranda, principales cabecillas de la presunta trama de compra de partidos. El 17 de diciembre del pasado año, se suspendieron las medidas cautelares y ayer, un año y cuatro meses después de su detención, sabe que no irá a juicio.

-¿Cómo recibió la noticia?

-Hoy —por ayer— me levanté más temprano de lo normal y tenía un correo de la procuradora de Huesca. Antes de que lo leyeran los abogados o cualquier otra persona, lo leí yo. Fui asimilando lo que iba leyendo, porque al principio no pintaba muy bien, pero al final ya sabía que estaba exculpado de todo y estoy muy contento, la verdad.

-Era algo muy esperado por usted. ¿Cree que llega en tiempo o demasiado tarde?

-Pensando en lo que podía haber durado, estamos felices de haberlo logrado por fin, pero fue un período de injusticia muy largo. Ahora, al fin respiro.

-Siempre se declaró inocente, pero fueron muchos los que lo tacharon de culpable. ¿Es un daño irreparable?

-Creo que el daño irreparable es el tiempo que he perdido, porque desde el principio la gente que me importa creyó en mí. Sí te hacen daño cosas que lees y escuchas, pero los que realmente importan sabes que no se creen nada, que creen en ti, y por ahí no es un daño irreparable. Es más por el tiempo que he perdido. Me iba a dedicar a una cosa según acabé mi carrera, que por eso lo dejé, y es un tiempo que me han hecho perder sin que yo haya hecho nada para ello.

-¿Va a tomar medidas contra esas personas?

-Sí, ahora voy a hablar con los abogados para ver qué se puede hacer, pero la intención es poder hacer algo, claro.

-Como usted mismo explica, por aquel entonces iba a comenzar a trabajar para el Real Valladolid. ¿Cómo está ahora esa relación?

-La relación siempre ha sido buena, pero de momento no hay noticias porque ha sido esta mañana —por ayer— y estoy hablando más con la familia y compartiendo la noticia con la gente, que hablando de trabajo realmente. Entonces, no está en ningún punto eso ahora mismo.

-Antes del momento de su detención, ¿en qué punto de la negociación se encontraban?

-Teníamos un acuerdo verbal y la disposición, pero nada firmado. De hecho anuncié mi retirada antes de todo esto para empezar a trabajar en el club. Pero por temas de imagen para la entidad y demás, porque ellos confiaban en mí plenamente, tuvimos que aplazarlo. Entonces, no sé ahora en qué punto estará el asunto, pero considero que ya ha sido suficiente lo que he tenido que pagar sin haber hecho nada y espero que se pueda retomar todo.

-¿Sigue teniendo las mismas ganas de siempre en esto del fútbol o el caso que le salpicó le empañó un poco la idea que tenía?

-No, si aquí el problema no ha sido futbolístico. Fue de la Policía. Siempre he estado enamorado del fútbol y sigo, vamos, con muchas ganas de empezar a trabajar, si se da el caso.

Detenidos Íñigo López, del Deportivo, y el gallego Borja Fernández, por supuestos amaños de partidos

La Voz
;
Operación Oikos: así han sido las detenciones y registros a varios futbolistas profesionales En la operación han sido arrestados el jugador del Deportivo, Íñigo López, y el futbolista gallego Borja Fernández. El supuesto cabecilla de la trama es Raúl Bravo, exjugador del Real Madrid

En la operación Oikos, efectuada por la Policía Nacional, también han sido arrestados otros futbolistas y el presidente del Huesca. El supuesto cabecilla de la trama es Raúl Bravo, exjugador del Real Madrid

La Policía Nacional ha detenido al jugador del Deportivo Íñigo López en el marco de la operación Oikos contra una supuesta trama de amaño de partidos de fútbol en Primera y Segunda División.

López, que ayer estuvo concentrado con el equipo antes del partido entre el Dépor y el Mallorca (que acabó con victoria por 1-0 de los deportivistas) fue detenido esta mañana por agentes de la Policía Nacional desplazados a A Coruña. Tras su detención. La investigación la ha desarrollado la Unidad de Delincuencia Especializada y Violenta.

La organización, presuntamente dirigida por el exjugador del Real Madrid Raúl Bravo (también detenido), buscaba obtener beneficios en apuestas deportivas.

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

Borja Fernández, libre de cargos por el caso Oikos: «Ahora al fin respiro»