Diez minutos de pesadilla condenan al Lugo ante el Almería

Los de Juanfran perdieron el partido en la primera parte ante un Almería que mete miedo


El Lugo cayó ante el Almería por 0-2 en un partido que decidieron las machadas de los andaluces en los primeros minutos. Los de Juanfran no consiguieron sobreponerse ante un rival que controló el partido durante la mayoría de los minutos y solo hincó la rodilla tras la expulsión de su lateral izquierdo en la segunda parte. El Lugo dejó una sensación de haber hecho un partido digno tras irse al descanso sintiéndose como un saco de boxeo. No pudieron los rojiblancos, que fueron de menos a más, sacar un punto de un partido que se preveía complicado, y sin duda lo fue. 

Llegó el invierno a Lugo en septiembre, más temprano de lo que nos tiene acostumbrados. Lo sufrió el equipo local, que salió al campo totalmente congelado. Y es que tan solo en el minuto 12, el Almería ya iba ganando 0-2. Los de Juanfran empezaron con el cuerpo en el terreno de juego, pero la mente en otro lugar. El Almería salió con ganas de dar un golpe sobre la mesa en su debut esta temporada, y solo tardaron 7 minutos los talentosos mediapuntas del equipo almeriense en marcar la diferencia.

El primer balón que cogió Fran Villalba cerca del área derivó en una gran triangulación con Akieme, el lateral izquierdo cedido por el Barcelona. Tras un rebote, el defensor se plantó dentro del área y puso el balón en el primer palo con un disparo muy potente. Cantero pareció no ver salir el balón del pie izquierdo del rival y no pudo detener un disparo que pasó a escasos centímetros de su brazo. El rodillo del Almería no se detuvo ahí siguió acosando la portería del guardameta navarro de forma constante. Olieron sangre los de José Gomes y no perdonaron.

Tan solo cinco minutos después, Juan Villar se introdujo en el área desde el sector izquierdo, que fue una autopista para los andaluces, y le puso un balón medido a Ager Aketxe que, tras un rechace, puso el balón en el fondo de la red sin darle ni una opción a Ander Cantero. Los lucenses en la lona y el Almería, que parecía un equipo de Primera División, imponiendo su ley en todos los sectores del campo. 

Durante el resto de la primera parte, se jugó a lo que quisieron Lazo, Villalba y Aketxe, tres de los mejores jugadores de toda la competición en esas posiciones. Incontestable partido de Akieme, un puñal en ataque y un muro en defensa, que secó totalmente a Valentín, el mejor del Lugo el pasado domingo ante el Leganés.  

La segunda parte cambió en el minuto 57. Aunque el Lugo ya había empezado sacudiéndose el polvo que había mordido en la primera parte, la expulsión de Akieme hizo que los de Juanfran creyeran. El Lugo se echó arriba y mejoró sustancialmente en un partido que todos creían que estaba perdido. Espabilaron los extremos, que hicieron una gran segunda mitad, y los centrocampistas colaboraron en subir la presión.

Los cambios surtieron efecto. Por ejemplo, Xavi Torres, que debutaba hoy con el Lugo sustituyendo a Juanpe -que no tuvo su mejor partido ni de lejos- en el descanso. Una roca en defensa, cortó casi todos los intentos de salida del Almería en la segunda parte, con falta si fuese necesario. Los andaluces se vieron obligados a dar un paso atrás y a salir al contraataque, una táctica con la que causaron algún peligro a pesar de los minutos de dominio del Lugo. 

Fueron estos los mejores minutos de los locales, con grandes internadas de Valentín -pidió penalti en una de ellas- y del Puma Rodríguez desde la otra banda. El Almería demostró que es un equipo muy polivalente y supo defenderse con balón, minimizando las ocasiones claras de un Lugo volcado.

Así llegamos al final, con un Valentín lesionado, un Lugo volcado con cinco delanteros y un Almería que se presenta en la liga como uno de los equipo a batir este año. Una buena segunda parte no le bastó a los locales para compensar el desastre de la primera, por lo que los de José Gomes se llevaron el partido. El Lugo se mantiene con 3 puntos en 3 jornadas y ya piensa en el Cartagena, a quien se enfrentará el domingo a las 20:30. 

La opinión, de Miguel García Suárez: Semana plácida, derrota probable

El fútbol al revés. La confianza generada después del resultado del domingo pasado confluyó en una semana dichosa y tranquila, no sé si excesivamente venturosa y plácida. Semanas donde la aparente calma a menudo se confunde con una anestesia general, que aturde y deja sin la suficiente tensión competitiva para lo que llega. Lo dicho: solo se permite vivir en el alambre para competir enrabietado y sacar lo peor de uno mismo, que en términos deportivos implica una marcha más, llegar un segundo antes o tener más hambre que el rival.

Tres partidos ya nos permiten atisbar una temporada de montaña rusa, de picos y valles permanentes. La regularidad, esa quimera que aspiran conseguir los equipos durante la temporada, se topa a menudo con la realidad. Y la realidad es que recibir consecutivamente en tu estadio a Leganés y Almería y pretender hacer pleno es muy complejo.

El inicio fue alentador, sí. Varias llegadas, Empuje rojiblanco e ideas claras. Pronto el suflé se fue diluyendo y los almerienses golpearon por partida doble en menos que canta un gallo. La esperanza llegó al inicio de la segunda parte con la expulsión y la consiguiente superioridad numérica, que inclinó el campo. Cedió el equipo andaluz gran parte del porcentaje de posesión de balón que había atesorado durante la primera parte.

En todo caso, no fueron suficientes los méritos como para soñar con una nueva remontada. Lo intentó, pero se encontró con un rival ordenado, tanto en igualdad como en inferioridad numérica. No deben acostumbrarse los rojiblancos al todo o nada, a esa sensación de estar cómodo al límite, porque cuando lo tienes todo perdido es cuando más atrevido es el equipo. Concede más cuando el partido no está roto. Queda trabajo y queda mercado por cerrar. La sensación general es buena, y lo mejor es que la semana empezará con más tensión competitiva, de eso estoy seguro.

Ficha técnica:

0 - Lugo: Cantero; Campabadal, Alende, Djaló, Canella; Gerard Valentín (Borja Domínguez, m.87), Seoane (Carrillo, m.74), Juanpe (Xavi Torres, m.46), 'Puma' Rodríguez; Cristian Herrera y Manu Barreiro.

2 - Almería: Makaridze; Balliu, Maras, Jorge Cuenca, Akieme; De la Hoz, Samu Costa (Petrovic, m.46); Aketxe (Iván Martos, m.61), Villalba (Corpas, m.78), Lazo (Peybernes, min.86); y Juan Villar.

Goles: 0-1, M.8: Akieme. 0-2, M.12: Aketxe.

Árbitro: Gorostegui Fernández, del Comité vasco. Expulsó a Akieme (m.58), del Almería, por doble amarilla (la primera en el minuto 50). Amonestó a Samu (m.25) y Lazo (m.72), del cuadro andaluz; y al entrenador del Lugo, Juanfran García (m.57).

Incidencias: Partido de la tercera jornada de LaLiga SmartBank disputado a puerta cerrada en el Anxo Carro.

Días «de Primera» en el Anxo Carro

I. DÍAZ ROLLE

El Lugo sumó ante el Leganés su trigésimo cuarto triunfo local ante clubes que militaron en la máxima categoría durante esta década, y ahora recibe al Almería

El Lugo no es tan manso como lo pintan. Para cumplir su novena temporada consecutiva en la impredecible Segunda División, el cuadro rojiblanco se ha acostumbrado a competir de igual a igual ante conjuntos a los que por presupuesto, ambiciones o incluso masa social se les supone una mayor entidad. Con el Anxo Carro como aliado los lucenses han conseguido 34 triunfos ligueros ante conjuntos que en esta misma década dieron guerra a los colosos de Primera. Su última víctima fue el Leganés, y para este domingo apunta a otro gigante que ya sabe lo que es roer el polvo tras chocar con la muralla lucense, el Almería. 

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Diez minutos de pesadilla condenan al Lugo ante el Almería