Toni Freixa agita el avispero culé

El consejero del Barça con Laporta, Rosell y Bartomeu presentó su candidatura a unas elecciones sin rivales definidos, pero muchos bandos enfrentados


A falta de medio año para que se celebren las elecciones a la presidencia del Barcelona, los candidatos van tomando posiciones en la línea de salida. El 20 y el 21 de marzo los socios votarán y se pondrán las bases del fin de la era Bartomeu, si antes no prospera una moción de censura con más de 20.000 apoyos y que han secundado varios candidatos a la presidencia de manera conjunta.

El último en mostrar sus cartas ha sido Toni Freixa, un viejo conocido del entorno azulgrana. Además de formar parte de la junta directiva de Joan Laporta entre el 2003 y el 2005, fue nombrado portavoz de la junta con Sandro Rosell, en la que permaneció hasta junio del 2015 ya con Bartomeu en la presidencia. Intentó ocupar el mando del club azulgrana en los últimos comicios pero quedó último por detrás de Joan Laporta y Agustí Benedito.

Precisamente Laporta es otro expresidente que quiere volver a dirigir el club. Sin candidatura todavía oficial, su mayor baza de cara a los socios es su buena relación con Messi. A punto de finalizar el contrato del argentino, el objetivo es tratar de convencerle de su renovación.

En el bando completamente opuesto a la gestión de Bartomeu se encuentra Víctor Font. Bajo la plataforma Sí al Futur, Font pidió públicamente la dimisión del actual presidente tras el escándalo del Barçagate. A diferencia del resto de candidatos, Font fue el único que ha desvelado el nombre de su entrenador en caso de convertirse en presidente. El retorno de Xavi -algo que ya intentó Bartomeu- parece estar ligado a la victoria de Víctor Font en las elecciones.

Parece descartado que el expresidente Sandro Rosell se presente, pues reconoció públicamente que el Barcelona «necesita gente nueva», y que su época en el club, así como la de Laporta y Bartomeu «ya han pasado». Renunció a presentarse por una promesa a su madre, y también descartó formar parte o involucrarse en ninguna otra candidatura.

El empresario Lluís Fernández Alá también oficializó su camino a la presidencia. No ha dado a conocer su programa, pero ha dejado claro que confiará en la gente de la casa, tanto en el banquillo como en el césped. Otro que lo intentará por segunda vez es Jordi Farré. En el 2015 se quedó a las puertas de ser candidato, pues no consiguió las firmas suficientes. Con intención de mantener el equilibrio entre rivales a la presidencia, una de sus propuestas es la creación de un consejo asesor y consultivo formado por miembros de otras candidaturas.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Toni Freixa agita el avispero culé