«Fernando», el documental de Alonso que mete al espectador hasta la cocina

Este viernes se estrena en Amazon Prime Video la primera temporada de la serie en la que el asturiano enseña cómo han sido los dos años fuera de la fórmula 1


colpisa

Cuando Fernando Alonso salió de la fórmula 1 en el 2018 ya había empezado a pensar qué sería de su futuro, y entendió que el viaje por competiciones ajenas al «gran circo» podía ser interesante plasmarlo en un documental, ahora que están tan de moda. Esa idea ha cristalizado en Fernando, una serie cuya primera temporada se estrena este viernes en Amazon Prime Video. A lo largo de los cinco capítulos, Alonso es acompañado por un grupo de cámaras que se meten, literalmente, hasta la cocina de la casa del español. Cómo se comporta con sus amigos, su novia o sus ayudantes, cómo fue la decepción de Indianápolis 2019 o los éxitos de Le Mans y, sobre todo, cómo fue la aventura más extrema de su vida, el rally Dakar, cuya participación es el hilo conductor de los capítulos.

En su ronda de presentación, con una rueda de prensa virtual, Alonso explicó que habrá algunas cosas que no se esperan y ya avanza que está grabando la continuación. «Aunque para mi sean cosas normales, para muchos que se pongan delante serán cosas novedosas. Ha habido muchas cosas: eventos, test, carreras. Van a ver el mundo del motor sin la F1, aunque habrá un poco, y cómo es la vida tan activa de un piloto. En la segunda temporada habrá algunas cosas que ya estamos grabando. Es obvio de lo que va a tratar: mi regreso a la F1. Se van a ver muchas cosas que no se ven en el día a día, muchos preparativos. Qué pasó entre que anuncié que vuelvo a la F1 hasta que en marzo aparezco en las televisiones», destacó.

En este documental se ve a un Alonso más cercano, lo que puede hacer cambiar esa percepción generalizada de que tiene un carácter brusco. «Me ha venido bien que la gente tuviera una opinión regular de mí, porque luego me conocían y les caía mejor. Espero que no cambie con el documental. Quizá sí, no sé, porque hay gente en redes sociales que van en contra de los famosos, pero los que me importan de verdad son mis amigos, mi gente. Los que no me han visto en persona, no pueden opinar», señala el asturiano.

Uno de los capítulos de la serie se centra en su nefasta experiencia en Indianápolis 2019 (la de 2020 no aparece), y cómo Alonso tuvo que afrontar su participación allí con un coche casi peligroso de conducir. «Siempre hay dudas cuando sales a 380 km/h. Había dudas con los reglajes, y tuvimos que tomar decisiones. Agradecí el gesto de McLaren, que me dijeron que entendían que si no tenía el momento y las ganas de arriesgar no lo hiciera, pero decidí salir», explica el asturiano sobre uno de los momentos más impactantes de la serie.

Posiblemente lo más complicado de estos casi dos años de rodaje es tener, precisamente, a un grupo de extraños en su casa. Esta fue la pregunta más repetida en la rueda de prensa. «No fue fácil en algunos momentos tener una cámara o dos en casa, en el salón, en el dormitorio, en el gimnasio, cocinando. Me preguntaban los planes y a veces tenía que decir «oye, que esto es privado». Y al final siempre me convencían. «Tú te pones el micro, te grabamos y luego lo ves», y he tenido una gran relación con ellos», reiteró varias veces. En este sentido, también reivindicó que esos supuestos malos rollos con los medios no son tan reales. «No he tenido ningún problema con la prensa, he tenido buena relación con ellos. Hay cosas que en la F1, que es superconfidencial, parece que tengas algún problema, pero somos deportistas que damos cuatro ruedas de prensa. Y te preguntan nada más salir de un coche con las pulsaciones a tope. Damos 150 ruedas de prensa por año, no hay ningún deportista que de tantas. Un futbolista da 2 o 3 al año», dijo.

Pensando ya en 2021 La vuelta a la F1 queda para la segunda temporada, porque confiesa el asturiano que ni siquiera estaba planificado. «No estaba planeado así. Además, con la pandemia tuvimos algún retraso porque no pudimos acabar cuando pensábamos, pero fue una buena coincidencia», admite. Su regreso a Renault, donde esta semana ya ha trabajado por primera vez, fue la constatación de que la F1 siempre le había tenido en mente.

«Hubo conversaciones constantes. Dejé la F1 en noviembre en el 2018 y la primera llamada a ver si nos aburríamos en casa fue en junio del 2019, y luego en agosto porque algún equipo quería cambiar de equipo. Mi mente estaba en otras cosas, y ver si este periodo de Dakar, Indy, Le Mans iba a ser fructífero y luego decidir sobre la F1. Fue un proceso tranquilo y casi improvisado, paso a paso según iban sucediendo las cosas. Hablar con Renault, por ejemplo, fue en noviembre de 2019 por primera vez», confiesa.

En este sentido, tiene claro que el 2021 será de transición tras dos años de 'desintoxicación'. «El motivo de volver es simple: me encanta conducir. Tener un volante en las manos es algo que necesito a diario, y estos dos años sin F1 he tachado deseos de la lista que tenía en la cabeza desde hace años: Le Mans, Daytona, correr el Dakar que surgió la oportunidad diez años antes de lo que pensaba. Esto me ha servido para liberar la cabeza de deseos. La F1 sigue estando por desgracia dominada por un equipo que sigue ganando, y regresar ahora con la nueva reglamentación que se ha pospuesto al 2022 ha hecho que tuviera un momento de indecisión. Pensé en hacer un año de rodaje, y trabajar para ayudar al equipo. No es que busque revancha. Esos dos años tuve retos que me apasionaban más que la F1, y ahora creo que es el momento de volver», analiza.

Alonso regresa a casa, pero ni mucho menos para ser comparsa. Tiene claro que quiere volver a lo más alto, aunque no sea rápido. «Vuelvo a la F1 no para ir a los restaurantes y coger unos cuantos vuelos. Voy por un motivo: hacerlo bien y ganar. Hacer 7º es mejor que hacer el 12º, pero no cambia mucho. El objetivo es ganar. La actual F1 no va a permitir a nadie, más que a Mercedes y a Hamilton ganar. En el 2022 hay muchas esperanzas de todos: Ferrari, Carlos, Alpine, Fernando, Verstappen. Estamos todos en esa situación y a ver si en 2022 podemos plantar cara a Mercedes», afirma el asturiano.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

«Fernando», el documental de Alonso que mete al espectador hasta la cocina