Jesus Navas, el colibrí que aletea por la derecha

La timidez del jugador del Sevilla mezclaba mal con la fama, pero se sobrepuso hasta convertirse en el jugador que suma más títulos con el Sevilla, que hoy discute la Supercopa al Bayern


Jesús Navas es el jugador que más veces ha vestido la camiseta del Sevilla, también el que acumula más títulos (dos Copas del Rey, tres Europa League, una Supercopa de Europa y otra de España). Debutó con el primer equipo en el 2003, con apenas 18 años. Y si uno coge una foto de aquel entonces y otra de la actualidad no verá grandes diferencias, si acaso alguna arruga más, pero el mismo corte de pelo, la misma expresión y ninguna extravagancia. Sigue siendo un colibrí de expresión afilada, de solo 1,70 de estatura y menos de setenta kilos, un jugador que aletea y avanza por la banda derecha con la ligereza inherente a uno de sus apodos, el de pajarillo.

Fue un talento prematuro que pudo perderse por el camino porque, si bien siempre se sintió muy a gusto en la cancha, al lado del balón, todo se complicaba en cuanto se alejaba del césped. Su timidez no mezclaba bien con la popularidad creciente, le generaba ansiedad. Llegó a tener que abandonar una concentración con el Sevilla y otra con la selección sub-21.

Esos episodios pusieron en duda su presencia en la selección absoluta para disputar el Mundial de Sudáfrica en el 2010. Del Bosque acabó convocándolo, y Jesús Navas cumplió. Participó en la jugada del celebérrimo gol de Iniesta. La inició, trasladando el balón de campo a campo por la derecha, unos 50 metros. Luego se fue hacia el centro, recibió de Cesc y conectó con Torres.

No se volvió a hablar de la ansiedad del extremo diestro, que continuó su carrera centrado en el fútbol. Una carrera siempre ligada al Sevilla, salvo un paréntesis de cuatro años en el Manchester City, donde Guardiola lo reubicó como lateral derecho. Jesús Navas se adaptó bien a su nueva demarcación, con más metros por delante, con más obligaciones defensivas pero con libertad para seguir haciendo lo que siempre le ha caracterizado: progresar, driblar y centrar con precisión.

Es uno de los fijos de Julen Lopetegui y, salvo sorpresa, estará en el once inicial frente al Bayern de Múnich. Sus 34 años no le han impedido tomar parte en todos los partidos de liga de la pasada campaña y ser el jugador que ha acumulado más minutos sobre la cancha.

Por el otro costado ya no estará Reguilón, que ha firmado por el Tottenham Hotspur. El Sevilla fue, probablemente, el equipo de la pasada campaña en el que los dos laterales se incorporaron más veces y con más peligro a la proximidades del área rival.

Lopetegui tendrá que recomponer el carril izquierdo, pero por el derecho seguirá contando con Jesús Navas, siempre dispuesto a encarar y ganar la línea de fondo, incluso, como los colibrís, a volar hacia atrás, a recortar y volver sobre sus pasos hasta encontrar la mejor línea de pase.

Un referente

Cuando se retire, y quienes lo conocen aventuran que tiene todavía por delante un largo recorrido siempre que lo respeten las lesiones, dejará unos registros muy difíciles de superar en el Sevilla. Y, en todo caso, ya es una institución en la entidad andaluza, que le ha dado el nombre de Jesús Navas al campo principal de su ciudad deportiva.

Para los chavales de la cantera hispalense, Navas es un referente. Y lo pueden ver todavía en activo disfrutando del fútbol con la misma pasión que cuando debutó en el año 2003, empleándose a fondo en cada entrenamiento. Como hará esta tarde ante el Bayern.

Choque de reyes europeos en Budapest

Choque de reyes en el Puskas Arena de Budapest. El Bayern de Múnich, vigente campeón de la Champions, y el Sevilla, rey por sexta vez de la Liga Europa, se miden esta noche (21 horas, Movistar Liga de Campeones) con la Supercopa de Europa en juego en el estadio que lleva el nombre de aquel legendario delantero húngaro que estampó su firma en algunas de las páginas más gloriosas de la historia del Real Madrid.

A un lado de la balanza estará el todopoderoso conjunto bávaro, que sembró de cadáveres el camino a su paso la campaña anterior bajo la égida de Hansi Flick. Su aterrizaje en el banquillo en noviembre del 2019 galvanizó a una escuadra que desde entonces se ha comportado como una apisonadora. La Bundesliga y la Copa alemana cayeron de su lado antes de que se hiciera en Lisboa con la joya de la corona: una Champions que rubricó con pleno de victorias y dejó para la posteridad un 2-8 al Barça en cuartos de final. Ha perdido a Thiago, Perisic, Coutinho y Odriozola respecto al bloque que amarró el triplete el curso pasado, pero se ha reforzado con la llegada del prometedor guardameta Nübel para guardar las espaldas de Neuer y, sobre todo, de Sané, otro extremo eléctrico que ha entrado directo al once, favorecido por la baja de Coman. A Budapest llega el cuadro teutón con 22 victorias consecutivas a sus espaldas, la última de ellas la goleada por 8-0 al Schalke 04 en el inicio de la Bundesliga.

Tampoco se guardará nada Julen Lopetegui en pos de la que sería la segunda Supercopa de Europa para el Sevilla, tras la conquistada en el 2006 frente al Barcelona en Mónaco con goles de Renato, Kanouté y Maresca. El conjunto de Nervión comparecerá en la capital húngara tras poco más de dos semanas de una atípica pretemporada para hacer su estreno en partido oficial esta campaña. Se marcharon Reguilón y Banega, pero Monchi trabajó a destajo y cerró el retorno de Rakitic, además de los fichajes de Óscar Rodríguez y Marcos Acuña. Recambios de altura, pese a que solo el croata, encargado de llenar el inmenso vacío que dejó la marcha del cerebro argentino al fútbol saudí, apunta a un once que apenas diferirá del que tocó el cielo hace poco más de un mes en la final de la Europa League disputada ante el Inter de Milán en Colonia. El triángulo de seguridad conformado por Diego Carlos, Koundé y Fernando seguirá siendo el eje vertebral de un equipo en el que Escudero y Navas tendrán que aportar profundidad por los carriles y De Jong buscará la espalda de los centrales del Bayern.

Alineaciones probables

Bayern: Neuer, Lucas Hernández, Boateng, Alaba, Davies, Kimmich, Goretzka, Sané, Müller, Gnabry y Lewandowski.

Sevilla: Bono, Navas, Koundé, Diego Carlos, Escudero, Fernando, Joan Jordán, Ocampos, Rakitic, Suso y De Jong.

Árbitro: Anthony Taylor (Inglaterra).

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Jesus Navas, el colibrí que aletea por la derecha