Jesus Navas, el colibrí que aletea por la derecha

DEPORTES

AFP7 vía Europa Press

La timidez del jugador del Sevilla mezclaba mal con la fama, pero se sobrepuso hasta convertirse en el jugador que suma más títulos con el Sevilla, que hoy discute la Supercopa al Bayern

24 sep 2020 . Actualizado a las 05:00 h.

Jesús Navas es el jugador que más veces ha vestido la camiseta del Sevilla, también el que acumula más títulos (dos Copas del Rey, tres Europa League, una Supercopa de Europa y otra de España). Debutó con el primer equipo en el 2003, con apenas 18 años. Y si uno coge una foto de aquel entonces y otra de la actualidad no verá grandes diferencias, si acaso alguna arruga más, pero el mismo corte de pelo, la misma expresión y ninguna extravagancia. Sigue siendo un colibrí de expresión afilada, de solo 1,70 de estatura y menos de setenta kilos, un jugador que aletea y avanza por la banda derecha con la ligereza inherente a uno de sus apodos, el de pajarillo.

Fue un talento prematuro que pudo perderse por el camino porque, si bien siempre se sintió muy a gusto en la cancha, al lado del balón, todo se complicaba en cuanto se alejaba del césped. Su timidez no mezclaba bien con la popularidad creciente, le generaba ansiedad. Llegó a tener que abandonar una concentración con el Sevilla y otra con la selección sub-21.

Esos episodios pusieron en duda su presencia en la selección absoluta para disputar el Mundial de Sudáfrica en el 2010. Del Bosque acabó convocándolo, y Jesús Navas cumplió. Participó en la jugada del celebérrimo gol de Iniesta. La inició, trasladando el balón de campo a campo por la derecha, unos 50 metros. Luego se fue hacia el centro, recibió de Cesc y conectó con Torres.