Más de cien clubes gallegos de fútbol se plantean no competir este año

La federación  ha recibido al menos tres escritos en los que numerosas entidades muestran su preocupación ante la posibilidad de volver a jugar y piden esperar a que pase la pandemia


Redacción

A una semana de que finalice el mes de septiembre, y con España inmersa en la segunda ola del covid-19, los clubes gallegos de fútbol ya se plantean no competir hasta que la pandemia esté controlada. Sin protocolo específico para la vuelta de las ligas de fútbol autonómico, y con la discrepancia entre Xunta y federación (RFGF) sobre el uso de la mascarilla en su práctica, muchos clubes abren ya la puerta a aparcar la actividad hasta que sea segura su realización. Más de un centenar han firmado diferentes cartas presentadas tanto ante la RFGF como la Secretaría Xeral para o Deporte.

Preferente

Veinte conjuntos expresan su rechazo a la mascarilla y no quieren costear los test

Veinte de los 23 equipos del grupo norte de Preferente (A Coruña y Lugo) han firmado un escrito en el que consideran que bajo las actuales premisas es inviable poner en marcha la competición. Entienden que ni se garantiza la salud de los deportistas ni se está pensando en la viabilidad económica de los clubes. Exigen que se tengan en cuenta varias medidas claves para la vuelta al césped: no quieren la mascarilla, tampoco asumir los costes de los test serológicos (plan alternativo planteado por Louzán), están disconformes con que los equipos puedan recibir castigos deportivos (pérdida del partido) en el caso de varios positivos en sus filas y también solicitan que se permita abrir cantinas y que los espectadores puedan estar de pie (algo que prohíben las normas sanitarias actuales de la Xunta de Galicia). Si la federación gallega de fútbol no acepta sus peticiones, «los clubes no tendremos más remedio que, por responsabilidad sanitaria y económica, no participar en la competición de Preferente».

santiago, deza y barbanza

Dos tercios de la delegación creen que es un mal momento para volver

Un total de 56 clubes, que pertenecen a la delegación de Santiago de la RFGF y las subdelegaciones de Barbanza y Deza, enviaron tres escritos en las últimas horas dirigidos al presidente Rafael Louzán, la Secretaría Xeral para o Deporte y la Consellería de Sanidade. «Co actual estado da pandemia, máis de catro mil infectados en Galicia e con case un mes con algunha morte diaria, consideramos unha irresponsabilidade comezar as ligas de fútbol rexional en novembro e adestramentos con contacto en outubro, sen saber como se vai a comportar o virus na época de frío coincidindo con outras enfermidades como a gripe, por exemplo», explican. «Cremos que non ten sentido comezar unhas ligas que non aportan económicamente nada», agregan. «Dende as directivas dos clubes non queremos vivir co cargo de conciencia de que algún dos nosos xogadores poida perder a súa propia vida ou a dun ser querido por xogar nunha liga rexional», apostillan.

costa da morte

«Unha irresponsabilidade»

Una treintena de clubes de Primera, Segunda y Tercera Galicia de las ligas da Costa fueron los primeros en alzar la voz, al proponer a la RFGF aplazar o incluso cancelar la temporada 2020-2021, aludiendo al delicado escenario sanitario y social provocado por la pandemia. Los equipos firmaron un decálogo, calificando de «irresponsabilidade» el hecho de comenzar, siendo las comarcas de Bergantiños y Fisterra dos de las más afectadas por la pandemia.

Equipos de Ferrol, A Coruña, As Mariñas o Vigo tomarán una decisión en breve

Los escritos presentados ya por los 20 equipos de Preferente, los 56 de Santiago y la treintena de la Costa da Morte pueden que sean solo los primeros. El resto de asociaciones de clubes están analizando la situación y próximamente decidirán si se adhieren o no a esta corriente. La de Ferrol (Afaco), por ejemplo, se reúne hoy en Mugardos; mientras que las de A Coruña (AFAC) y Vigo (Afavi) están a la expectativa de conocer más detalles del protocolo. Lo mismo que en la de As Mariñas, Arteixo y Montaña, que consideran que «se están dando palos de ciego». «Estamos esperando si la federación es capaz de crear un protocolo coherente y que no sea doloso para los clubes».

También hay preocupación en los clubes del norte de la provincia de Pontevedra, incluso de uno que compite en Tercera División como el Ribadumia. «Nós, na conxuntura actual, co uso obrigado da máscara, descartamos competir cos nosos equipos de Terceira Rexional e da base», explica el presidente Toño Serantes. «Cos protocolos que se nos veñen enriba, tendo 13-14 equipos adestrando no mesmo campo, ou estás moi boiante economicamente, ou como encaixas isto. É unha auténtica loucura. Limpar e desinfectar varias veces as instalacións tódolos días. Teremos que contratar a alguén para iso…», agrega. «¿En qué medida estamos protexidos legalmente os directivos ante calquera caso de contaxio ou de morte», se pregunta el dirigente del Ribadumia.

La federación cancelará las ligas si la mayoría de clubes consideran inviable el inicio

Ya lo apuntó Rafael Louzán en una entrevista publicada el lunes en La Voz. Solo se presentará el protocolo necesario para la vuelta de la competición «si hay consenso mayoritario de los clubes».

Según fuentes consultadas ayer por este periódico, la federación «entiende perfectamente las dudas» y considera que «hay que esperar». «La RFGF no tiene prisa», dicen. «Si no se puede jugar en noviembre, pues será más adelante», apostillan. Además, señalan que han mantenido reuniones en las últimas semanas con todas las entidades y ya manifestaron «con total claridad» que «no se empieza nada hasta que las autoridades sanitarias lo permitan».

Información elaborada por Iván Antelo, Álvaro Sevilla, Toni Longueira, Manuel G. Reigosa, X.R. Castro, Jose Valencia y Pablo Penedo

Si hay deporte, que sea solo con una protección como la mascarilla

Pedro Manonelles

l punto de partida no es el que están planteando los deportistas. Si su vuelta a la competición con o sin mascarilla es más o menos idónea. Lo principal aquí es la enfermedad. Por lo menos para los médicos. Estamos delante de una enfermedad extraordinariamente contagiosa, que tenemos descontrolada, y que tiene un cuadro clínico en muchos casos con una mortalidad elevada y con secuelas gravísimas, también en deportistas, cuidado, que lo han padecido de una forma asintomática. Concretamente, miocardiopatía y fibrosis pulmonar. No estamos hablando de bromas. Y ese es el punto de partida real, que se debe tomar en consideración para tomar medidas desde el punto de vista de la salud. Nosotros somos médicos y tenemos la obligación moral y legal de plantear esas medidas de protección que consideramos que sean oportunas en todo momento. Y eso es lo que estamos haciendo. O todos ponemos algo de nuestra parte, o esto no lo vamos a poder controlar.

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
11 votos
Comentarios

Más de cien clubes gallegos de fútbol se plantean no competir este año