Rafael Louzán: «La alternativa del fútbol gallego a la mascarilla es hacer test serológicos»

El presidente de la Federación Galega de Fútbol anuncia que propondrá un consenso entre Administraciones y clubes que permita el regreso de las ligas aficionadas y base a finales del mes de octubre


Rafael Louzán Abad (Ribadumia, 1967) ya tiene un plan. Después del anuncio de la Xunta, de permitir el regreso del deporte con contacto autonómico con mascarilla, el presidente del Real Federación Galega de Fútbol (RFGF) explica que propondrá un protocolo sin este método de protección, con la alternativa de realizar test serológicos a todos los practicantes.

—¿Estamos más cerca o más lejos de que vuelva el deporte con contacto en Galicia?

—Llevamos seis meses totalmente confinados. Probablemente seamos la única actividad social y económica en esta situación. Necesitamos nuestro espacio, sabiendo que riesgo cero no lo va a haber nunca. Desde Ufedega [asociación que también preside], las federaciones deportivas gallegas consideramos que la última resolución de la Xunta aporta un rayo de luz para que pueda haber entrenamientos y competiciones con mascarilla; aunque en algunos deportes, como el fútbol, no es viable. Casi todos los clubes ya me manifestaron que no es posible, al ser un deporte de tanta intensidad y al aire libre, lo que haremos será buscar una alternativa que presentaremos esta semana.

—¿Qué alternativa presentará?

—La federación está dispuesta a hacer un esfuerzo económico para ayudar a los clubes, en el caso de que consensuadamente quieran volver. La alternativa a la mascarilla es hacer test serológicos y con eso demostraremos a la sociedad que nadie que inicie la actividad deportiva tiene esa enfermedad. Luego vendrá el planteamiento de si hay que hacerlo cada quince días o cada mes, pero eso ya se valorará, porque las cosas están cambiado día a día. El uso de la mascarilla no es viable en el fútbol y habrá que hacer un esfuerzo para ir en la línea de los test. Esa es la alternativa que vamos a plantear desde el fútbol, pero que tiene que ir acompañada de un consenso de los clubes.

—¿El resto de federaciones también van a buscar alternativas a la mascarilla?

—Dentro de Ufedega, las federaciones ven un rayo de luz porque la mascarilla les permitirá poder volver a entrenar. Para algunas eso es importante. Sin embargo, el planteamiento alternativo que va a llevar a cabo el fútbol probablemente no sea viable para el resto porque los costes económicos son importantes. Un test tiene un precio, pero luego se necesitan médicos para hacer los contrastes y el desembolso económico crece. Un test no vale X. Vale X más la operativa. Nosotros [la RFGF] estamos ya negociando una compra masiva de test y además contamos con médicos propios. Por eso creo que si colaboramos federación, administración, clubes y deportistas, igual somos capaces de sacar esta propuesta alternativa que vamos a plantear. No es fácil gestionar una situación como esta.

—¿Qué ocurrirá si bien los clubes o bien la Secretaría Xeral para o Deporte no aceptan esa alternativa que ofrece?

—Bueno... Eso lo abordaremos llegado el momento. Mañana [por hoy] también trasladaremos a la federación española esta cuestión y a partir de ahí iremos evaluando los distintos escenarios. Yo apelo a la unidad, que es la que nos tiene que ayudar a salir de esta situación.

—¿Habría que dejarlo hasta que hubiera vacuna?

—Sí... Pero bueno, nosotros creemos que todavía podemos recuperar parte de esta temporada. En abril ya había advertido que la temporada 2020-2021 iba a estar condicionada por la pandemia y por desgracia no me equivoqué. Pero soy optimista en que todavía podamos recuperar una parte de ella, con el control de que el deportista que inicie la práctica deportiva no está contagiado.

«Hay federaciones muy preocupadas por su futuro si no conseguimos que vuelva la competición»

Louzán, como presidente de Ufedega, pide ayuda para las federaciones deportivas más modestas, que están incluso en riesgo de desaparición.

—¿Corren peligro clubes y federaciones si no se puede volver?

—Sí, lo complicaría todo, y para todas las partes. En el fútbol aficionado estamos hablamos de personas que vienen a hacer deporte. No hay prácticamente contraprestación a cambio. Va a ser difícil que haya un consenso total, pero si lo hay mayoritario yo confío en que podamos volver con esas garantías que vamos a plantear.

—¿Pero las entidades le han transmitido la posibilidad de que quizás tengan que cerrar si no regresa la actividad?

—Por lo que me han trasladado, hay federaciones muy preocupadas. Nosotros [la RFGF] somos una de las pocas, en Galicia y en España, que solicitamos un ERTE y eso nos ha ayudado a llevar mejor la situación. Pero hay otras que están en una situación muy, muy complicada y por eso es necesario arbitrar desde el ámbito autonómico alguna solución para que no se destruya todo lo que tantos años ha llevado crear. Por eso pido comprensión a todas las administraciones públicas para que estén al lado de las federaciones deportivas y les ayudan a salir adelante.

«Muchos padres nos llaman de forma insistente y piden que sus hijos vuelvan a jugar»

El presidente de la RFGF también abre la puerta a la vuelta de las competiciones de base y habla de sus beneficios. Considera que el deporte es salud.

—¿También está encima de la mesa la vuelta del fútbol base?

—Ahora mismo, en la federación, se nos está planteando una circunstancia. Llamadas de padres que piden insistentemente que quieren que sus hijos vuelvan a jugar. Otros son mucho más recelosos con la situación. Se acaban de abrir los colegios, y es a partir de este momento, con el funcionamiento de la actividad escolar, cuando podemos plantear la posibilidad de empezar a entrenar. Si los clubes y los padres así lo consideran, quizás podríamos comenzar con ello a partir de octubre. En este punto me gustaría pedir la colaboración de las administraciones, porque si sale adelante nuestra idea de aplicar los test, estaremos facilitando que cien mil personas más se hagan un test para saber si tuvieron el covid-19 o si son positivos en la actualidad. Por tanto, estaríamos hablando de cien mil personas más controlados, que facilitarían el rastreo y servirían de muestra para conocer qué está pasando en Galicia con esta enfermedad.

—Pero en los colegios se están aplicando grupos burbuja y los niños llevan mascarilla en todo momento. Si al salir de clase van a jugar al fútbol, ¿no ponen en riesgo todo ese esfuerzo?

—Bueno, pero para eso habría ese control que vamos a proponer en nuestro protocolo, en el que se haría un test al inicio de la actividad deportiva. Después habrá que ver si es viable repetirlo cada 15 días o un mes... Pero bueno, es que incluso con mascarilla, el riesgo de contagia está ahí. El fútbol también tiene que demostrar y trasladar a la sociedad que el deporte es seguro, dentro de las circunstancias que vivimos. Llevar seis meses confinados, con cero actividad, también es perjudicial. El deporte es salud y por eso tenemos que equilibrar todo. Hay que invertir en deporte, porque mientras se practica no se hacen otro tipo de actividades perjudiciales como es el consumo de alcohol o de drogas. Además, no hay edades en el deporte y eso contribuye a que Galicia sea una sociedad dinámica. Somos la federación de fútbol con mayor índice de practicantes, en relación con la población de cada comunidad.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

Rafael Louzán: «La alternativa del fútbol gallego a la mascarilla es hacer test serológicos»