La Xunta permitirá más de mil espectadores en los grandes estadios

Exgiriá para ello distancias de 1,5 metros entre núcleos convivientes, escalonar las entradas al recinto y reforzar las medidas de limpieza y desinfección


Habrá público en los campos de fútbol y los pabellones gallegos, pero además será con unas afluencias superiores a la normativa vigente. Así se lo ha traslado la Xunta de Galicia a las entidades deportivas no profesionales de ámbito estatal, en un escrito en el que además marca los requisitos necesarios para permitir esa presencia adicional de aficionados.

Desde el 12 de junio, la Secretaría Xeral Técnica de la Consellería de Sanidade ya permite la asistencia de espectadores, en virtud a los acuerdos sobre medidas de prevención necesarias para hacer frente a la crisis sanitaria ocasionada por el covid-19. «Poderán desenvolverse con público sempre que este permaneza sentado e que non se supere o 75 por cento da capacidade permitida, cun límite máximo de trescentas persoas para lugares pechados e de mil persoas tratándose de actividades ao aire libre», establece el artículo 3.23.

Sin embargo, en las últimas semanas, las federaciones deportivas gallegas integradas en Ufedega insistieron a la Secretaría Xeral para o Deporte en la necesidad de ampliar este marco, atendiendo a las peculiaridades de los grandes recintos gallegos, ya que sus propietarios podrían verse perjudicados si los trataban por igual que a los pequeños.

Una petición que ha sido atendida. «Compre seguir avanzando nunha volta á normalidade de forma segura. Neste senso dende a Secretaría Xeral para o Deporte estase a traballar coas autoridades sanitarias na posibilidade de autorizar a superación destes límites de forma excepcional e sempre suxeitos a un protocolo específico a través do cal se implementen as medidas precisas para minimizar o risco de contaxio», trasladó la Xunta a los clubes, en las últimas horas.

Un protocolo por estadio

Una medida que, sin duda, ayudará a que recintos como Riazor (A Coruña), Pasarón (Pontevdra), A Malata (Ferrol) o el Vero Boquete (Santiago) puedan contar con más de esos mil espectadores establecidos en un principio, toda vez que la Real Federación Española de Fútbol (RFEF) también les dará el visto bueno, como adelantó el martes La Voz.

Para ello, cada club tendrá que presentar un protocolo específico de su recinto de juego, que debe ser aprobado por la Secretaría Xeral para o Deporte, acreditando siempre unos mínimos que no deben sobrepasarse.

En concreto, la Xunta exigirá que en ningún caso se sobrepase el 75 por ciento y que el público permanezca sentado y con mascarilla, manteniendo una distancia física interpersonal de 1,5 metros (siempre que no sean convivientes). Además, no podrá haber comunicación entre las diferentes gradas (por ejemplo, en Riazor no se podrá pasar de Preferencia Inferior a Preferencia Superior) y las puertas de entrada y de salida deberán estar debidamente identificadas. Al mismo tiempo, e independientemente de esto, la Xunta valorará positivamente que el protocolo establezca un acceso escalonado de los espectadores con el fin de evitar embotellamientos.

Por otra parte, también se exigirá a los clubes que tengan identificados a todos los espectadores que acudan a los partidos. Estos deben acreditar mediante su DNI que son los portadores reales de la entrada y no podrán moverse del asiento asignado. Asimismo, cada entidad deberá emplear cartelería que recuerde la importancia de una correcta higiene personal; así como garantizar que haya dispensadores de solución alcohólica desinfectante.

Por último, la Xunta también recuerda a las entidades la importancia de que exista una correcta limpieza y desinfección de toda la instalación deportiva, pero sobre todo en puntos especialmente sensibles como las butacas y las barandillas.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

La Xunta permitirá más de mil espectadores en los grandes estadios