El público vuelve al fútbol en Galicia

El campo municipal de A Estrada acogió el primer encuentro con aficionados en las gradas desde la suspensión de la competición con la pandemia


El Compostela inició una nueva semana de preparación con las pilas bien cargadas. Yago Iglesias quiere empezar a engrasar su maquinaria con partidos amistosos. El club lo intentó el fin de semana, pero no encontró rival. Esta vez, el conjunto de la capital de Galicia sí pudo disputar el amistoso que tanto deseaba. Fue en el campo municipal de A Estrada ante el conjunto local, el Estradense, que milita en el grupo primero de Tercera División.

Pero no fue un estreno cualquiera, no fue un partido como inicialmente se había previsto. Al final, el Estradense-Compos fue el primer encuentro que se disputó en Galicia con público en las gradas. La directiva local preparó el escenario para dar entrada a unos 400 aficionados, con todas las medidas de seguridad exigidas y con las distancias que marca la ley en eventos de este tipo. Poco más de 200 personas presenciaron el duelo.

Antes de iniciarse el encuentro, los jugadores convocados pasaron los correspondientes test, como indicaba el protocolo. Lo hicieron en varios turnos, tanto titulares como suplentes y los respectivos cuerpos técnicos. Para acceder al recinto, previo pago de 10 euros, a todos los aficionados que acudieron al partido le controlaron la temperatura. Con gel en la entrada, el club decidió cerrar la cantina para evitar aglomeraciones. Eso sí, varias voluntarias se pasearon por la grada durante todo el encuentro para atender las peticiones de la gente.

También, el club local designó un responsable de su directiva para controlar que se cumpliesen todos los protocolos. Tanto en la grada como en los alrededores del césped, al público se le exigió que cumpliese en todo momento con la normativa, evitando grupos numerosos y controlando que se registrasen las distancias entre los asistentes. El público se sentó en la grada con dos butacas vacías entre persona y persona. En los dos fondos, a la derecha y a la izquierda de cada portería, el Estradense colocó sillas con dos metros de distancia, aunque apenas fueron utilizadas, pues los aficionados que asistieron se ubicaron casi en su totalidad en la tribuna.

Con todo esto solucionado, el balón se puso en juego entre dos rivales de categorías diferentes. El primer once del Compostela, que vistió de amarillo en su primer amistoso, fue el formado por Pato Guillén, Yoseban, Jimmy, Vesprini, David Soto, Bicho, Miki Villar, Pablo Antas, Josiño, Hugo Sanmartín y Primo. A seis minutos para el descanso, Christian entró por el ariete Primo, que se retiró tocado. El único gol del partido fue en el primer período, obra del lateral zurdo Jimmy, tras un pase filtrado de Pablo Antas. El defensa superó al portero con un potente disparo al primer palo.

En el segundo período el conjunto de Yago Iglesias se presentó con una cara diferente, con una alineación totalmente renovada. El Compostela alineó a Borja Rey, Roque, Samu, Sergio Pereira, Baleato, Casas, Christian, Axel, Gabri Palmás, Juampa y Brais Abelenda. Óscar Remuiñán también entró por Christian (min 68).

Una gran parada de Borja Rey evitó el primer tanto local. Instantes después, el Compos perdonó el segundo. Juampa, tras una buena acción de Brais Abelenda, cruzó demasiado el disparo. A la hora de juego, el Compos disfrutó de una nueva oportunidad. El balón lo envió al palo Juampa. El Estradense no se rindió y buscó la igualada. Borja Rey volvió a lucirse. A siete minutos para el final, de nuevo la madera salvó al Estradense.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

El público vuelve al fútbol en Galicia