Gayà maquilla el reestreno de Luis Enrique

Un gol «in extremis» del valenciano y un gran De Gea sostienen a la experimental España ante una Alemania superior


colpisa

Decía Luis Aragonés, sabio él, que la condición física de base de los españoles es inferior a la de muchos de sus rivales europeos. Y citaba sobre todo a los alemanes. Pero los tiempos, la vida y las morfologías cambian, ya que cada vez se ven más chicarrones del norte por la geografía nacional, aunque algo de razón tenía el de Hortaleza. Se comprobó en esta cita oficial pero veraniega de Stuttgart hasta que el arreón final, la típica fuera española, encontró premio con el gol de Gayá. Con dos combinados bastante nuevos y una evidente falta de rodaje, los germanos estuvieron un peldaño por encima hasta ese final heroico.

Esta España experimental es un buen proyecto pero no esa maravilla que bailaba al son Xavi e Iniesta y a base de clase superaba escollos gigantescos. Corre tú, que yo toco, me muevo y te mareo, venían a decirles esos extraordinarios bajitos del mejor Barça a sus adversarios. ¡Qué tiempos aquellos, no tan lejanos!. El reestreno de Luis Enrique en la Liga de Naciones no fue como aquella victoria ante Inglaterra que disparó las expectativas, pero hay que tener mucha paciencia. Los grupos campeones no se hacen en tres entrenamientos de pretemporada. Empató 'in extremis' La Roja y De Gea fue el mejor. Gran noticia la del discutido guardameta pero regulares síntomas en la noche histórica para los debutantes Ferran, Ansu Fati, Merino y Oscar Rodríguez.

«¡Hombre, Antonio!», le dijo Sergio Ramos a Toni Kroos en el protocolario saludo de capitanes en un duelo entre antiguos campeones que comparten la misma visión del fútbol, ya que Joachim Löw se declaró siempre un enamorado del 'tiki-taka', pero insulso. Descafeinado sobre todo por el lío de fechas que ha provocado el coronavirus, que perjudica la preparación y el descanso de los futbolistas y obliga a los preparadores físicos a escribir páginas nuevas en sus manuales clásicos. Y con poca chicha porque le faltó el ruido de la afición, consustancial a este juego, y porque para los grandes la Liga de Naciones es un buen invento pero con pinta de amistoso.

Veteranos y noveles

Ante una «Mannschaft» sin algunos de los campeones de Europa con el Bayern hace solo once días, la nueva España de Luis Enrique salió a escena en Stuttgart con cinco supervivientes de la última cita, ante Rumanía y con Robert Moreno en el banquillo, hace más de nueve meses. Carvajal, Ramos, Gayà, Busquets y Fabián en un grupo revolucionado. Justo cuando más se le discute, sobre todo en el Manchester United, Luis Enrique mantuvo su absoluta confianza en De Gea. El espigado guardameta le respondió con una muy brillante actuación que mantuvo a su equipo vivo en el primer acto. Sobre todo al principio del duelo, cuando los españoles sufrieron con la presión alta de los teutones y ese sistema de tres centrales que da ventajas a quien lo practica en ataque y el centro del campo, pero también provoca desajustes en defensa. Drexler era indetectable al incrustarse entre las líneas españolas y Sané y Werner hacían daño con sus desmarques. Pero el toledano abortó sucesivos remates de Kehrer, por colocación, de Draxler, con el pie, y de Sané, tras una mano dura y un vuelo espectacular, adornándose para la foto.

El técnico gijonés apostó por un 4-3-3 y decidió doblar las bandas. No le salió bien esa apuesta porque Navas y Ferran les dejaron sin espacios a Carvajal y a Gayà, dos puñales cuando se desplieguan en ataque. Le faltaron rapidez y chispa a España, y también evitar pérdidas de balón absurdas. Se le notó sobre todo la falta de puesta a punto a Rodrigo Moreno, el nuevo delantero del Leeds. Con más minutos de trabajo en su cuerpo, el ex del Valencia quizá no hubiera tardado tanto en buscar puerta tras una cantada de defensa y portero que le dejó a portería vacía. Se lo pensó tanto que reaccionó Trapp. Cerca del descanso, tampoco disparó a la primera a pase de Fabián. Esas dos, y una vistosa acción de estrategia que voleó Busquets y adivinó el portero del Eintracht, fueron las únicas opciones en el primer acto de una España en rodaje.

Buscó más mordiente «Lucho» con Fati tras el descanso, pero lo que encontró enseguida fue el gol de Werner tras una gran combinación y un nefasto repliegue español. Esta vez, De Gea solo pudo hacer la estatua. Ya cuesta arriba, fuera Busquets, lento y hasta inseguro en los pases, y dentro Merino. Se estrenó con la absuluta el jugador de la Real en la misma ciudad donde marcó su padre con Osasuna, en la Copa de la UEFA. Cosas del destino. Oscar Rodríguez, reciente refuerzo del Sevilla, cambió la tendencia y preludió el ataque final español., ya a la desesperada. Pudo empatar en el descuento Ansu Fati, pero el juez italiano lo anuló por una falta de Ramos. Sí lo hizo Gayà en la última acción del choque. El domingo, Ucrania en Valdebebas. Todo muy raro. Nueva normalidad. Tiempos de incertidumbre.

Ficha técnica:

Alemania: Trapp, Can, Süle, Rüdiger, Kehrer, Gündogan (Serdar, min. 74), Kroos, Drexler, Gosens, Sané (Ginter, min. 63) y Werner (Koch, min. 90).

España: De Gea, Carvajal, Ramos, Pau Torres, Gayà, Busquets (Merino, min. 57),Thiago, Fabián (Oscar Rodríguez, min. 80), Navas (Ansu Fati), Rodrigo y Ferran.

Goles: 1-0: min.51, Werner. 1-1: min. 95, Gayà.

Árbitro: Daniele Orsato (Italia).

Incidencias: Partido de la primera jornada de la segunda edición de la Liga de Naciones disputado en el Mercedes-Benz Arena de Stuttgart. Ferran, Ansu Fati, Merino y Oscar Rodríguez debutaron con la absoluta.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Gayà maquilla el reestreno de Luis Enrique