Garbiñe Muguruza sucumbe a la ansiedad y dice adiós al US Open

La española se despide del Abierto de Estados Unidos su grand slam maldito, ante Pironkova, que llevaba tres años sin competir


COLPISA

Después de la siempre complicada primera ronda, en la que tuvo que remontar para no meterse temprano en un problema, Garbiñe Muguruza se estrelló este jueves contra un caramelo envenenado en forma de Tsvetana Pironkova, semiretirada desde hace tres años, y ante la que sucumbió por 7-5 y 6-3 en una hora y 25 minutos. La española se evaporó tras no ser capaz de cerrar el primer set y completó una actuación a ratos desastrosa y desesperante con la que se despidió del Abierto de Estados Unidos, donde nunca ha pasado de los octavos de final.

La rival esta vez era especial, pero porque nadie hubiera apostado porque volviese al circuito. Pironkova, de 32 años, no disputaba un partido oficial antes de US Open de 2020 desde Wimbledon 2017. La jugadora búlgara, que alcanzó su mejor ránking en 2010 cuando subió al puesto 31, se tomó una pausa en su carrera para tener un hijo en marzo de 2018 y no parecía dispuesta a volver, estando además centrada en el lanzamiento de su línea de ropa.

Sin embargo, apenas unos días antes de que la pandemia paralizase el tenis mundial, anunció su vuelta a las pistas. Tras muchos meses de entrenamiento, pero sin competir, se plantó Pironkova en Nueva York, donde pasó la primera ronda ante la rusa Ludmilla Samsonova y donde le tocaba medirse en segunda con Garbiñe Muguruza. Especialista en hierba (fue semifinalista en Wimbledon en 2010) y amante del golpe cortado, la búlgara acusó en los primeros compases de falta pegada para contrarrestar la fuerza de una rival cargada en el golpe y con mucha potencia y confianza.

Pero las dudas al servicio condenaron a la hispano-venezolana. No fue capaz de aprovechar el servicio que tuvo para cerrar el encuentro y perdió cuatro juegos consecutivos para entregar el primer servicio. Con ello se marchó la raqueta de Muguruza, descabezada contra el asfalto de Nueva York, con cara de circunstancias de Conchita Martínez en la grada.

Desde ahí todo fue de mal en peor para la española, que parecía revuelta por la situación e histérica ante lo que ocurría en pista. Aunque fue capaz de rearmarse y no ceder rápido con la iniciativa, su incapacidad para encontrar huecos en la ágil búlgara la llevaron a precipitarse y a terminar entregando su servicio y con ello a posteriori el partido con una doble falta. Para remontarse a otro triunfo de Pironkova ante una tenista ubicada en el 'top 20' de la WTA hay que ir hasta mayo de 2016, cuando la búlgara venció a Agnieszka Radwanska en Roland Garros.

Pese a que mejora el resultado del año pasado, cuando fue eliminada en primera ronda, Muguruza sufre un varapalo tremendo tras la final del Abierto de Australia que alcanzó a principios de año. Tras seis meses sin competir, la española no mostró ningún signo de problemas físicos, pero sí de fatiga mental a la hora de afrontar un encuentro de la importancia de un Grand Slam. Con esta eliminación, las siguientes paradas de Muguruza se producirán ya en Europa y sobre tierra batida, donde disputará, como mínimo, los torneos de Roma y Roland Garros.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Garbiñe Muguruza sucumbe a la ansiedad y dice adiós al US Open