Garbiñe Muguruza sucumbe a la ansiedad y dice adiós al US Open

Enric Gardiner COLPISA

DEPORTES

JASON SZENES | EFE

La española se despide del Abierto de Estados Unidos su grand slam maldito, ante Pironkova, que llevaba tres años sin competir

03 sep 2020 . Actualizado a las 19:40 h.

Después de la siempre complicada primera ronda, en la que tuvo que remontar para no meterse temprano en un problema, Garbiñe Muguruza se estrelló este jueves contra un caramelo envenenado en forma de Tsvetana Pironkova, semiretirada desde hace tres años, y ante la que sucumbió por 7-5 y 6-3 en una hora y 25 minutos. La española se evaporó tras no ser capaz de cerrar el primer set y completó una actuación a ratos desastrosa y desesperante con la que se despidió del Abierto de Estados Unidos, donde nunca ha pasado de los octavos de final.

La rival esta vez era especial, pero porque nadie hubiera apostado porque volviese al circuito. Pironkova, de 32 años, no disputaba un partido oficial antes de US Open de 2020 desde Wimbledon 2017. La jugadora búlgara, que alcanzó su mejor ránking en 2010 cuando subió al puesto 31, se tomó una pausa en su carrera para tener un hijo en marzo de 2018 y no parecía dispuesta a volver, estando además centrada en el lanzamiento de su línea de ropa.

Sin embargo, apenas unos días antes de que la pandemia paralizase el tenis mundial, anunció su vuelta a las pistas. Tras muchos meses de entrenamiento, pero sin competir, se plantó Pironkova en Nueva York, donde pasó la primera ronda ante la rusa Ludmilla Samsonova y donde le tocaba medirse en segunda con Garbiñe Muguruza. Especialista en hierba (fue semifinalista en Wimbledon en 2010) y amante del golpe cortado, la búlgara acusó en los primeros compases de falta pegada para contrarrestar la fuerza de una rival cargada en el golpe y con mucha potencia y confianza.