El Amarelle prepara la vuelta a Primera, que debe aclararse mañana

nuria guillermo, P. A. A CORUÑA

DEPORTES

EDUARDO PEREZ

El club avanza las renovaciones para intentar mantener el bloque principal de jugadoras y del cuerpo técnico

30 ago 2020 . Actualizado a las 21:16 h.

El pasado 25 de julio, el Viaxes Amarelle certificó su regreso a la máxima categoría del fútbol sala femenino tras vencer al Valdetires Ferrol (3-1) en la final del play off de ascenso. «La temporada fue larga. Más de 340 días, con un freno de casi cuatro meses y medio», explica el vicepresidente del club, José María López-Pardo.

El directivo valora la temporada como «muy buena», ya que, antes del parón por el confinamiento, eran «el equipo más goleador y el menos goleado». «Durante la liga no habíamos perdido ningún partido, y teníamos solo dos empates. Solo cedimos en Copa del Rey ante el Burela Pescados Rubén y el otro, ante el mismo equipo, en la Copa Galicia», recuerda el técnico del club, Jorge Basanta, el primer integrante del equipo en formalizar su continuidad para la próxima temporada. «Estoy muy orgulloso del trabajo del equipo, y ahora están disfrutándolo», afirma.

María Gómez, segunda capitana del Viaxes Amarelle, resume la pasada campaña como una «muy buena temporada». «Teníamos una plantilla que competía muy bien, muy completa y con muy buenas jugadoras. De hecho, son algunas de las mejores jugadoras con las que yo he estado hasta ahora», explica. De cara a esta temporada, María Gómez espera «poder mantener la categoría para crear un proyecto de futuro».

Un mes para preparar el equipo

La temporada 2020-2021 de fútbol sala todavía no tiene fecha definitiva. El equipo ya entrena hy la reunión de mañana en la la federación podría avanzar en la confección del calendario. La RFEF se comprometió a avisar del inicio con al menos un mes de antelación. Sin embargo, el Amarelle lo hará con el hándicap de haber comenzado más tarde que el resto a confeccionar su equipo. «Se alargó todo. No podíamos fichar porque no sabíamos si íbamos a ascender; podía pasar de todo a un único partido en el play off», explica José María López-Pardo. «Para los equipos que han ascendido es un poco estresante, porque normalmente planificamos todo con más tiempo», añade.

«Después de un partido así para las jugadoras es necesario descansar, sobre todo a nivel mental», afirma Jorge Basanta, añadiendo que la competición va a implicar «36 partidos sin parones», después de tan solo unas semanas de descanso.

La exigencia de la competición no solo se traduce en la intensidad del juego, sino que también afecta económicamente a los clubes. Debido a esto, el equipo coruñés llegó a dudar si renunciar a la plaza por motivos presupuestarios.

En un comunicado emitido el pasado 31 de julio, el club solicitaba a las empresas y particulares de A Coruña su colaboración para poder asegurar «la continuidad del Viaxes Amarelle en la élite del futsal femenino», ya que la directiva se encontraba «con dificultades para poder formalizar una plantilla competitiva».

Finalmente, el apoyo «de muchas personas físicas interesándose en colaborar como socios-abonados» y las conversaciones iniciadas «con un posible patrocinio para el club», llevaron al equipo a decidir formalizar la inscripción en la máxima categoría del fútbol sala femenino el 5 de agosto.