El mejor patrón de traineras tiene solo 19 años

Manuel Triñanes se estrenó este año con Cabo de Cruz en la Liga ACT y ya colidera la clasificación de mejor director de embarcación


Desde que era un crío, Manuel Triñanes (Boiro, 2001) tenía claro que haría lo que fuera necesario para seguir los pasos de su padre: él también defendería el escudo de Cabo da Cruz. No ha fallado el barbanzano que, tras casi una década en el club, colidera la clasificación de mejor patrón de la Liga ACT. Lo ha logrado a sus 19 años, en su primer curso en la élite y enfrentándose a históricos del remo nacional. Los ídolos que durante años siguió por televisión son ahora sus rivales.

«O que tiña na cabeza era remar coa traiñeira da Liga Galega e viaxar de vez en cando ao País Vasco», reconoce un Manuel Triñanes que evidencia una madurez que no casa con su corta edad. «Hai que aparentar ser serio», suelta entre risas. Confiesa que ni él mismo esperaba un año como este: «Tiña ficha nos dous equipos. Pero unha vez que compites en catro probas da ACT non podes volver á LGT». Esa cifra la alcanzó en las dos primeras semanas, tiempo suficiente para demostrarle a su entrenador, Beni Silva, que estaba preparado para lo que le pusiera por delante.

Triñanes confiesa que no sabe los motivos que llevaron al técnico a decidirse por él, pero reconoce que «sempre tiven ganas de traballar. Tes que ser decidido e darlle para adiante». Explica también las diferencias que se ha encontrado entre las dos competiciones: «En Galicia as probas son en ría. No País Vasco a maioría son en mar. Entón inflúen máis as correntes, tes que cambiar de carreiro, moverte... No mar tes que ser moi bicho».

Como reza el refrán, los grandes marineros no se forjan en mares en calma. A él le tocó formarse en Aguiño y en el País Vasco, donde se necesita talento para ir escalando las olas: «Prefiro as regatas con mar. É o bonito das traiñeiras». Viviendo un verano que recordará siempre, se abren ante él dos caminos: «A miña idea sempre foi embarcar. Estou estudando altura en Vigo. Pero o meu soño tamén foi ser patrón da ACT. E agora estou entre eses dous dilemas».

La Concha

Después de lograr la salvación en la ACT y el campeonato gallego con Cabo, su siguiente meta es la de colarse en la final de La Concha. No sabe si le tocará dirigir el barco en las aguas de San Sebastián, pero tampoco pierde la fe: «A ver que decide Beni. É unha proba na que hai que ter moita experiencia. Sen ela é moi difícil. Temos que facer un bo papel para entrar na final. Non queda outra».

Con horas de mar o sin ellas, a Triñanes hay ocasiones en las que le cuesta creer que todo lo que ha ocurrido sea cierto: «Dáste de conta onde estás cando na liña de saída tes a Hondarribia ao lado. Aí sabes que deches o salto e diste ‘Estou na ACT. Isto xa é outro mundo’».

Durante el confinamiento estudió los campos de regatas de la liga a través de YouTube

El confinamiento fue una losa para los remeros gallegos. «Na casa teño ergómetro, bicicleta estática, pesas... Polo feito de adestrar non tiven problema. Fíxeno todos os días para afinar o peso. Pero no mar é diferente, non hai tacto, fáltache soltura... Custounos enganchar», afirma el crucense, que aprovechó las semanas en casa para estudiar los campos de regatas a través de Internet.

«Miraba e miro as probas en YouTube e na páxina da galega. Póñome a estudar as preamares, as baixamares, o vento que facía ese día, de onde viña a onda... Se non fas iso estás sentenciado», explica: «Se non estudas os campos non sabes como afrontar a proba. Cando te das de conta tes a todas as traiñeiras indo para a o primeiro carreiro e ti xa perdiches 300 ou 400 metros. Poden ser cinco segundos, e nese tempo pasas de rematar sétimo a acabar décimo».

Para seguir mejorando sigue los pasos de sus referentes, como es el caso de Asier Zurinaga o Iñigo Larrinaga: «Coñecen os campos de pe a pa. Son moi bichos. Se vas na popa de Hondarribia xa sabes como traballa a corrente. Controlan o mar».

Mientras se decide entre aprovechar el viento de cola en la Liga ACT o lanzarse a la pesca profesional en los mares de todo el mundo, Triñanes disfruta de un verano escrito para él: «Creo que seguirei. Quero avanzar no remo e ir a por algunha bandeira». ¿Ganará el título de mejor patrón? «Teño diante a xente con moita experiencia, son patróns admirables, que están acostumados a estes mares. Pero si podo estar loitando vou a loitar. Vou a por todas».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

El mejor patrón de traineras tiene solo 19 años