Jessica Bouzas eleva en el nacional júnior sus altas expectativas

Iván Antelo REDACCIÓN

DEPORTES

Segunda de España, con 17 años ya sumó puntos WTA y abandera el tenis gallego

23 ago 2020 . Actualizado a las 22:11 h.

Cuando nació Jessica Bouzas (Vilagarcía, 2002) , Lourdes Domínguez Lino se abría paso en el circuito mundial con los galones de haber conquistado en 1999 el título júnior de Roland Garros. Hace cuatro años, la pontevedresa se retiró; dejando huérfano al tenis gallego en la élite mundial. Un espacio que ahora pretende ocupar la joven arousana, que dentro de un mes alcanzará la mayoría de edad.

Porque Bouzas dio este fin de semana un paso más en su escalada. Se proclamó en Tarragona subcampeona de España júnior, después de superar en las semifinales a Leyre Romero (número 53 del mundo sub-18) por 7-5 y 6-2; y caer en la final con la canaria Marta Custic por 6-2 y 7-6(4). Un éxito que suma a otra final jugada hace dos semanas, el Torneo Ciudad de Torrevieja, en donde cayó con la catalana Marina Bassols, mayor que ella y ya dentro del ránking WTA.

Bouzas es la Muguruza gallega. Ella misma se siente identificada con la forma de jugar y entender el tenis de la hispano-venezolana. «¿Mi referente? Me gusta mucho tenísticamente Garbiñe. Es verdad que tiene sus altos y sus bajos, pero me veo reflejada en ella y por eso me gusta», reconocía recientemente. «Yo me defino como una jugadora agresiva, me gusta mucho meter presión a la rival, pero tengo muchas cosas que mejorar, como la resistencia», se analiza.