Los hijos de la burbuja de la NBA

DEPORTES

Devin Booker ha despegado en la burbuja y ha liderado a los Suns a hacer una racha de ocho victorias consecutivas.
Devin Booker ha despegado en la burbuja y ha liderado a los Suns a hacer una racha de ocho victorias consecutivas. Ashley Landis

La fase final de la Liga deja en Orlando varias revelaciones y un puñado de candidatos a dominar en las próximas temporadas

14 ago 2020 . Actualizado a las 23:17 h.

La conclusión de la NBA deja nuevas jerarquías en la Liga. Aún no están consolidadas, pero sí en clara construcción. Este esprint final de 8 partidos para cada equipo en Orlando con pabellones cerrados a cal y canto ha servido para que algunas plantillas hayan hecho de la necesidad virtud, impulsando a hasta entonces candidatos a estrellas a dar un paso al frente.

DAMIAN LILLARD

Una bestia competitiva. Es ya un veterano (30 años), pero es sin discusión el gran nombre propio de la burbuja. Ha promediado 37,6 puntos en esta fase final destacando en los partidos decisivos. Las estrellas de los Clippers se burlaron de él en Instagram tras fallar unos tiros libres y respondió anotando en los últimos tres partidos 51, 61 y 42 puntos. Sus números han logrado llevar a los Portland Trail Blazers hasta el octavo puesto del Oeste y solo los Grizzlies en el play-in podrían arrebatarle un hueco en las eliminatorias por el título. El cruce ante los Lakers con Lillard, Trent (otras de las revelaciones) y un gran Nurkic apunta a épico.

dEVIN BOOKER

Sale el sol en Arizona

Los Phoenix Suns llegaban a Florida sabiendo que entrar en el play-off era prácticamente imposible, pero nadie esperaba que los de Arizona firmasen un récord de 8-0. Ganaron todos sus partidos y solo los resultados desfavorables de terceros les han impedido estar en la pelea. Los de Ricky Rubio han tenido en el escolta Devin Booker a su gran estrella. En esta recta final de su quinta temporada como profesional se ha destapado con 30,5 puntos por partido y manteniendo vivas las esperanzas de un equipo que estaba acostumbrado a cerrar clasificaciones en los últimos años. El futuro pinta bien.