El Barcelona se juega la temporada ante el Nápoles

P. Ríos COLPISA

DEPORTES

Alejandro Garcia

Busca una plaza en la Final a 8 de Lisboa con solo trece jugadores de la primera plantilla

07 ago 2020 . Actualizado a las 21:35 h.

Medio año hace, casi, que un gol de Griezmann igualó otro de Mertens en San Paolo en la ida de los octavos de final de la Liga de Campeones que enfrentó a Nápoles y Barça. Aquel 25 de febrero, cerca de 60.000 aficionados animaron al equipo italiano en un partido que acabó 1-1 con más luces que sombras en los dos clubes.

Hoy se disputa la vuelta en un Camp Nou a puerta cerrada por medidas sanitarias, sin presión ambiental para el conjunto de Gennaro Gattuso, pero de máximo riesgo para la escuadra de Quique Setién, amenazado con la posibilidad de cerrar una temporada sin títulos en el caso de caer eliminado. En juego está el pase a la inminente Final a 8 de Lisboa, también en formato vertiginoso.

El Barça, segundo en la Liga ganada por el Real Madrid, eliminado por el Athletic en la Copa y por el Atlético en la Supercopa de España, está a cuatro partidos de intentar salvar el curso con un gran título, pero a uno de finiquitarla con un fracaso que le costaría la cabeza, sin ninguna duda, a Quique Setién y que podría dar paso a una revolución en la plantilla. No se puede decir que haya habido una gran mejoría desde aquella lejana ida. El Nápoles, en cambio, sí ha adquirido una mayor identidad desde entonces, conquistando la Coppa de Italia ante la Juventus 0-0 (4-2 por penaltis). Gennaro Gattuso también llegó a media temporada, pero su mano se ha notado más que la de Setién.

El técnico cántabro se juega su futuro con solo once jugadores de campo de la primera plantilla y dos porteros. La pésima planificación deportiva de los responsables del club en esa parcela y los contratiempos ya dejaron al equipo en cuadro en la reanudación de la Liga y nada ha cambiado. Arturo Vidal y Sergio Busquets son bajas por sanción; Umtiti y Dembélé (aunque lleva un par de días entrenando con el grupo) siguen lesionados; Arthur se declaró en rebeldía tras ser traspasado a la Juventus, sin ninguna voluntad de echar una última mano a sus compañeros pese a que el viernes regresó por fin de Brasil; y Braithwaite no está inscrito en Europa porque la UEFA no lo permitió, a diferencia de LaLiga y la Federación española, al ser fichado fuera de plazo en febrero como sustituto del lesionado Dembélé. Por lo menos, Setién ha podido recuperar a Griezmann, Lenglet y Araújo.

Alineaciones probables

Barça: Ter Stegen, Semedo, Piqué, Lenglet, Alba, De Jong, Rakitic, Sergi Roberto, Messi, Luis Suárez y Griezmann.

Nápoles: Ospina, Di Lorenzo, Koulibaly, Manolas, Mario Rui, Fabián Ruiz, Demme, Zielinski, Callejón, Mertens e Insigne.

Árbitro: Cuneyt Çakir (Turquía).

Estadio: Camp Nou.

Hora y TV: 21.00 horas. Movistar Liga de Campeones.

Quique Setién: «No se me ha pasado por la cabeza que sea mi último partido»

El entrenador del Barcelona, Quique Setién, valoró el tiempo que han tenido para recuperarse en lo físico y lo anímico y dijo que afronta el encuentro con «energía renovada» después de dejar escapar la Liga y confiados en que avanzarán a la fase final en Lisboa.

«Las sensaciones del último partido fueron ya positivas. Como bien dijeron los jugadores y yo mismo, necesitábamos un descanso. Tantos partidos seguidos nos cansaron, pero hemos tenido tiempo suficiente para preparar el partido bien y para limpiarnos en el aspecto físico, volver con energía renovada, que nos ha permitido hacer muy buenos entrenamientos», afirmó el preparador.