Miguel Ángel Tena: «Trabajo en una universidad del fútbol»

El extécnico del Racing rechazó una oferta del Lugo para seguir creciendo en el Villarreal


Ferrol

Miguel Ángel Tena (Almazora, Castellón, 38 años) colgó las botas y pasó a los banquillos de la mano del ya desaparecido presidente del Racing de Ferrol, Isidro Silveira Cameselle. Tras entrenar en Segunda B decidió dar un paso atrás y comenzar de nuevo. Lo hizo en la cantera del Villarreal, a donde llegó hace dos años para encargase del equipo de juveniles. En su primera campaña, su equipo lo ganó casi todo: la División de Honor, la Copa del Rey y fue subcampeón de la Copa de Campeones, tras caer en la tanda de penaltis en la final. En esta campaña iba por el mismo camino, en el momento de la suspensión de la competición su equipo era el líder de la categoría, por lo que, de nuevo, se adjudicó el título de liga. La directiva del Villarreal ha decidido promocionarlo y la próxima campaña entrenará al Villarreal C, que compite en Tercera. El Lugo, antes que en Juanfran, pensó en él como recambio para el banquillo del Ángel Carro, aunque el castellonense ya se había comprometido para seguir en el Villarreal y agradece que el Lugo pensara en él.

¿Tras entrenar en Segunda B, lo de los juveniles del Villarreal fue volver a empezar?

—Al salir del Racing me fui al paro, me dediqué a ver partidos de Primera y Segunda. Quería aprender metodologías de trabajo diferentes a lo que yo hacía. Tuve la opción de firmar en algún equipo de Segunda B, aunque me llamó el Villarreal, un gran club, y no lo dudé. La etapa del Racing fue muy bonita, importante en mi carrera, aunque pasé de jugador a entrenador. Ahora, en el Villarreal, aprendo a ser mejor entrenador y mejor persona.

¿Es diferente trabajar en la base a hacerlo en un equipo semiprofesional como el Racing?

—En la base hay más estabilidad en el día a día. En Segunda B no hay paciencia, es la categoría que más entrenadores se lleva por delante. Todo el mundo quiere ascender, pero sin un presupuesto detrás que avale esa ambición. En la base también quieres ganar, aunque piensas más en formar jugadores. El Villarreal cree en la cantera, en cómo trabajar en una universidad del fútbol. Hay exigencias, aunque el premio es ver a los jugadores que llegan al primer equipo. La responsabilidad es grande, los chavales son muy buenos y hay que ayudarles a crecer, tanto deportivamente como en valores, ya que son unas edades muy complicadas. Trabajas con una generación de futbolistas elegidos, muy buenos, pero que necesitan aprender muchas cosas, a defender, a trabajar para recuperar el balón, etcétera. Para llegar al primer equipo hay que aprender a ser profesional, trabajar duro en las tareas que se le marcan desde el club, ser futbolista en el día a día y hasta en la alimentación.

¿Echa de menos el fútbol profesional?

—Estoy muy contento, aunque la verdad es que sí. Lo siento cuando me quedo a ver cómo entrena el primer equipo.

¿Por qué no aceptó la oferta para entrenar al Lugo?

—Es verdad que hubo interés por parte del Lugo, aunque cuando me llamaron, una semana antes había renovado mi compromiso con el Villarreal. Yo soy una persona de palabra. Agradecí la llamada, ya que es importante que un club de la talla del Lugo confíe en ti. Los felicito por la permanencia, le doy la enhorabuena a todo el mundo, jugadores, entrenador, directiva y aficionados. Además, Juanfran hizo un gran trabajo.

¿Cómo ha vivido la pandemia por el covid-19?

—Ha sido una situación excepcional, todos hemos tenido que adaptarnos de la mejor manera posible. Por una parte, también nos ha servido de aprendizaje, nos hemos abierto a otra forma de trabajar y otra metodología. Yo siempre he estado en contacto con mis jugadores, trabajamos diariamente de forma telemática, buscando ocupar las horas que estaban metidos en casa. Además, me he quedado muy sorprendido de cómo han reaccionado los equipos en la vuelta a la competición, lo que dice mucho de los jugadores y de los preparadores. Se decía que el porcentaje de lesiones iba a ser muy alto y no ha sucedido así. El trabajo de todos ha sido formidable. Tan solo la falta de aficionados en las gradas ha dejado al fútbol sin parte de su esencia.

¿Cómo vio lo del Fuenlabrada?

—Es cosa de la Federación, la Liga, el CSD y las autoridades sanitarias. Tendrán que buscar alguna solución lo más rápido posible. Los profesionales han sido los más perjudicados. Han dado la cara en un momento complicado. No es normal que ahora se vuelva a parar la Liga y tengan que estar un tiempo parados hasta que se vuelva a reiniciar competición. Creo que es un tema que se debió de haber corregido mucho antes. Espero que acierten con la decisión que se tome.

¿Y su futuro?

—No tengo prisa. Estoy en un gran club y son ellos los que marcan los tiempos. Yo solo trabajo para seguir creciendo como entrenador. Mi sueño es entrenar algún día al primer equipo del Villarreal.

En corto

Unai Emery será el entrenador del Villarreal en la próxima liga. Un exjugador del Racing al que Tena ya conoce.

¿Conoce a Emery, otro entrenador exracinguista?

—He hablado varias veces con él. Y he leído su libro, en el que por cierto cita a Gerardo Molina [mánager del Racing], un gran amigo y gran persona, para decir que le había ayudado mucho en su paso por el club. Me perece un gran entrenador, ahí están sus éxitos.

¿Cómo es su relación con Galicia?

—En Galicia hice un máster. Me hice profesional en el Racing y además jugué en el Lugo. También soy entrenador gracias al club ferrolano. Tras Castellón y Córdoba, en donde vivo, Galicia es mi tercera tierra. Tanto a mí como a mi familia nos gusta mucho. Fuimos muy felices allí.

¿Sigue al Racing y al Lugo?

—Por supuesto, el Racing tiene en marcha un proyecto muy interesante y atractivo, mientras que el Lugo lleva nueve campañas en Segunda, fruto de un gran trabajo.

¿Además del fútbol?

—Mi familia.

¿Una película?

—En busca de la felicidad, de Will Smith.

¿Un libro?

—Relato de un náufrago, de Gabriel García Márquez.

¿Su plato preferido?

—La paella valenciana y el pulpo, el de Galicia, no el de aquí.

¿Cocina?

—Me gusta hacer la paella los domingos.

¿Barça o Madrid?

—El Villarreal.

¿A quién estudia?

—Guardiola, Mourinho, Zidane, todos tienen algo.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Miguel Ángel Tena: «Trabajo en una universidad del fútbol»