Vigo

.El Compos, después de 100 minutos de sufrimiento, logró el ascenso a Segunda División B. El empate (1-1) le sirvió para cambiar de categoría ante el Ourense CF, que se adelantó en el marcador por medio de Adri Castro. Pablo Antas firmó las tablas desde el punto de penalti.

El primero en probar fortuna fue el Ourense CF que, tras un mal despeje en el centro del campo del Compos, generó una buena acción dentro del área. Murillo disparó flojo a las manos de Pato Guillén. El dominio inicial fue del Compos, que intentó buscar espacios con su habitual juego combinativo. El rival, con mucha disciplina en la fase defensiva, en ningún momento permitió circular el balón con fluidez.

A doce minutos, el Ourense cobró ventaja en el marcador. Murilo, con una banda totalmente libre, centró al área y Adri Castro, de cabeza, envió el esférico lejos de Pato Guillén. Aunque Pablo Antas dispuso de la oportunidad de igualar, con un flojo remate de cabeza desde una gran posición dentro del área, el Compos quedó un poco tocado con el gol.

El once de la capital gallega puso una marcha más en su juego, replegándose con orden el rival, que buscó la contra en cada robo. La segunda gran oportunidad fue para el conjunto de As Burgas. Pato Guillén voló y envió a córner un lanzamiento envenenado de Adri Castro.

Antes de la primera pausa de hidratación, el Compos dispuso de otra oportunidad en una acción de estrategia, en la que Germán Novoa arriesgó la tarjeta roja en una dura entrada por detrás a Hugo Sanmartín. Samu optó por el disparo directo y el cuero rozó el larguero defendido por Parra.

En la recta final del primer acto, con el Ourense metido en la cueva y aguantando el marcador favorable, el Compos puso un motor más para sus movimientos. Producto de este dominio, los de Yago Iglesias dispusieron de dos ocasiones casi consecutivas. Primero, Portela despejó un fuerte chut de Miki Villar. Luego, el portero Parra evitó que un centro raso de Miki encontrase rematador dentro del área. Primo ya estaba con el fusil preparado.

El Compos lo intentó una y otra vez. En el tiempo de descuento la ocasión fue para Pablo Antas. El centrocampista chutó con fuerza y el esférico se fue por encima del travesaño. Con este panorama se fueron al descanso los protagonistas. El Compos, con demasiada precipitación en la circulación de balón, nunca se encontró cómodo ante un adversario que apenas dejó espacios. Al equipo de la capital gallega le faltó imaginación y a los pupilos de Fran Justo les bastó con orden y disciplina para llegar con ventaja al intermedio.

El equipo blanquiazul se mostró muy nervioso, impreciso, incapaz de desarrollar el fútbol que tan buenos resultados le dio durante el curso. El Ourense CF, mientras, estaba en su salsa. Se adelantó en el marcador, se empleó con dureza y se cerró en su área defendiendo el ascenso con uñas y dientes, buscando la contra y la sentencia.

Primera modificación

El segundo acto arrancó con un cambio de modelo en el Compos. El goleador Brais Abelenda, que sorprendentemente se cayó del once inicial, salió al rescate de su equipo. El pichichi, en su primera intervención, filtró un balón a Bicho y el decorado parecía empezar a cambiar.

Primo no controló bien dentro del área y respiró el Ourense. Luego, Samu, el pulmón del equipo blanquiazul, obligó a Parra a realizar una gran parada. El misil del de Val do Dubra lo despejó el cancerbero. En la siguiente acción fue Antas quien no acertó con un remate a pocos metros de la portería.

La réplica del Ourense no tardó en llegar. Pato Guillén, en un cara a cara con Adri Castro al borde del área pequeña, evitó el caos. El veterano meta uruguayo también frenó un tímido remate de cabeza de Pibe.

Sobrepasada la primera media hora de la segunda parte, el árbitro invalidó un remate de Primo que acabó en gol, un fuera de juego que desde la grada no parecía, pero que tampoco fue muy protestado. A renglón seguido, Cassio derribó a Brais Abelenda dentro del área y el Compos empató. Pablo Antas engañó al portero en la ejecución de la pena máxima.

Más movimientos

En la segunda pausa de hidratación, Baleato entró por Bicho y el Compos propuso un dibujo más conservador, con el ascenso en la palma de la mano. El Ourense CF se vio obligado a dar un paso al frente y el Compos puso más pausa en su juego para buscar la sentencia en un balón largo a uno de sus extremos.

El Compos tuvo el segundo en sus botas. Primero, David Soto no pudo rematar con comodidad y el defensa del Ourense evitó que el balón entrase después del error de Parra. Luego, el cancerbero evitó el gol tras un derechazo de Samu. Adri Castro, en los nueve minutos de prolongación, también pudo cambiar la historia de su equipo.

Ficha del partido

 (1) Compostela: Pato Guillén, Saro, Jimmy (Josiño, min 64), Álvaro Casas, David Soto, Samu, Pablo Antas, Miki Villar (Gabri Palmás, min 88), Bicho (Baleato, min 77), Hugo Sanmartín (Brais Abelenda, en el descanso) y Primo.

 (1) Ourense CF: Cristian Parra, Dani Portela, Germán Novoa (Sergio de Paz, min 69), Sergio Barcia, Manu Mariña (Iker Revuelta, min 83), Murilo, Cassio (Juanma, min 72), Renan Zanelli, Pibe, Martín Lamelas y Adri Castro.

GOLES: 0-1, min 12: Adri Castro.

1-1, min 68: Pablo Antas, de penalti.

ÁRBITRO: López Vila (A Coruña). En el minuto 97, expulsó a Renan por una entrada sobre Primo. En el 84, expulsó a Murilo y a David Soto. Amonestó a Bicho y Pato Guillén, por el Compos; y a Sergio Barcia, Germán Novoa, Cassio y Renan Zanelli, por el Ourense CF.

INCIDENCIAS: Final del play off exprés de ascenso a Segunda B disputada sin público en el estadio de Balaídos. Se guardó un minuto de silencio en memoria de las víctimas del covid-19.

A la tercera fue la vencida para el Compostela

NASO CALVO

Logró en Balaídos el tan deseado ascenso a Segunda División B después de disputar tres play off consecutivos con Yago Iglesias en el banquillo

El Compos consiguió en Balaídos ante el Ourense CF el ascenso por el que tanto suspiraba la afición, por el que tanto trabajo se lleva realizado. A la tercera fue la vencida. El club cambió hace cuatro veranos su modelo, apostando por jugadores gallegos, jóvenes y con pasado blanquiazul. Para reinventar el equipo, el presidente Antonio Quinteiro contrató a Yago Iglesias como máximo responsable técnico. Con este entrenador en el banquillo, el Compos disputó tres play off consecutivos de ascenso a Segunda División B, después de un primer año de larga transición y en el que empezaron a construirse las bases del actual Compostela.

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
5 votos
Comentarios

El Compostela ya está en Segunda B