10 años del mundial de España: así es la vida de los 23 héroes de Sudáfrica

Solo 13 de los integrantes de plantel campeón del Mundo siguen en activo hoy

El peor despeje de la carrera de Rafael Van der Vaart cumple hoy diez años. El centrocampista holandés rechazó en julio del 2010 un mal centro de Fernando Torres en la frontal del área del Soccer City de Johannesburgo. La pelota quedó muerta en la semiluna y Cesc Fábregas recogió el balón para fabricarse una asistencia hacia Iniesta que valía un Mundial. En la prórroga, España tumbó a Holanda para bordar su primera estrella en la camiseta.

Diez de los futbolistas que levantaron el cetro mundial ya se han retirado, la mayoría de los restantes afrontan el tramo final de sus carreras y solo tres siguen contando en los planes de la selección. El grueso de aquel grupo, los encargados de poner el sello al fútbol de España, ya no se visten de corto.

Todavía internacionales

Ramos y Busquets. Sergio Ramos heredó el brazalete de capitán de Iker Casillas y ya es el jugador con más partidos en la historia de la selección. Ha estado presente en todas las grandes citas desde Sudáfrica. El de Camas era el lateral derecho del equipo en el 2010, pero con la retirada de Puyol se ha convertido en el central de referencia.

Sergio Busquets es el otro futbolista de aquel grupo que sigue siendo indispensable. Lo fue con Lopetegui, para Robert Moreno y es de esperar que Luis Enrique siga confiando en él en su segunda etapa.

Raúl AlbiolEl defensa del Villarreal fue recuperado por Robert Moreno y rindió a un gran nivel en los partidos que disputó. Es indiscutible en su club.

Los que siguen activos

Gerard Piqué. El central del Barcelona es uno de los pocos jugadores de aquella selección que siguen jugando al máximo nivel. Renunció a jugar con España tras el Mundial de Rusia después ser protagonista de varias polémicas en las que se llegó a poner en duda su compromiso con la camiseta.

Navas, Llorente, Javi Martínez y Cesc Fábregas. Jesús Navas jugaba en el Sevilla en el 2010 y lo sigue haciendo en el 2020 tras un lapso de cuatro campañas en el Manchester City. Se ha reconvertido a lateral y sigue siendo indiscutible para Lopetegui en Nervión. Fernando Llorente milita hoy en el Nápoles tras saltar de un equipo a otro desde que dejó el Athletic en el 2014 -Juventus, Sevilla, Swansea, Tottenham-. Cesc Fábregas, autor de la asistencia a Iniesta, afronta con 33 años el último tramo de su carrera en el Mónaco y Javi Martínez ha anunciado que dejará el Bayern al final de este curso.

Mata, Pedrito, Silva y Reina. Los tres futbolistas de aquella selección del 2010 que sobreviven en la Premier tienen un futuro muy dudoso en las islas. Silva ha confirmado que no seguirá en el City, donde es un ídolo, y Pedro Rodríguez también dejará el Chelsea. Se habla de un posible regreso a España. Oficialmente, Mata no se ha pronunciado sobre su deseo de dejar el United, pero el asturiano tiene un papel residual en los planes de Solksjaer. Pepe Reina, cedido por el Milan en el Aston Villa, donde es suplente, tampoco tiene claro su futuro. Tiene 37 años.

Andrés Iniesta

El héroe de aquella final, el autor del gol que representa a todo un país, apura sus últimas dosis de fútbol en Japón. Con 36 años y tras haberlo sido todo en el fútbol europeo, el manchego asombra ahora con su capacidad asociativa y calidad individual a los fans del Vissel Kobe. El manchego tiene además un creciente negocio vinícola.

Los que se han retirado

David Villa. Ha sido el último en anunciar su retirada. Villa se ha convertido en copropietario de un equipo estadounidense, el Queensboro FC. Tras su etapa en Nueva York como futbolista, el asturiano quiere echar raíces en la ciudad impulsando esta franquicia con sede en el barrio de Queens.

Fernando Torres y Casillas. Otros de los que han abandonado el balompié recientemente. El capitán tuvo que apresurar su retiro tras sufrir un infarto en un entrenamiento con el Oporto. El exportero se había embarcado recientemente en la aventura de los despachos y su idea era optar a presidir la RFEF, pero ha acabado por retirarse de la carrera frente a Luis Rubiales. El Niño Torres ha sido otra de las últimas piezas en caerse del tablero futbolístico. El de Fuenlabrada jugó su último partido en Japón.

Una cantera de entrenadores que ya se foguea

La mayoría de los integrantes de aquella selección han seguido vinculados al mundo del fútbol. Muchos de ellos, desde los banquillos.

La vida en los banquillos

Xavi, Xabi Alonso y Marchena. Xavi se foguea siendo entrenador en Catar a la espera de terminar su preparación para dirigir al Barça. Rechazó entrenar a los culés tras el despido de Valverde y su regreso no será inmediato. El excentrocampista ha renovado su compromiso con el Al Sadd.

Xabi Alonso se retiró en el año 2017 en las filas del Bayern de Múnich y ahora es entrenador del Sanse, el filial de la Real Sociedad. Un camino paralelo al de Marchena, que ahora es segundo técnico del Sevilla Atlético.

Víctor Valdés y Arbeloa. El portero es ahora entrenador y llegó a fichar por el Barcelona como técnico de los juveniles. Tuvo que salir de Can Barça con polémica en octubre. Ficho en el mes de mayo por la Unión Atlética Horta, de Tercera División.

Arbeloa, por su parte, busca un hueco en los banquillos y se especula con su incorporación a la cantera blanca, que está en plena reestructuración.

En la órbita del balón

Joan Capdevila. Retirado desde hace años, el lateral zurdo se incorporó al departamento de comunicación y relaciones institucionales del Espanyol en septiembre del 2019.

Carles Puyol. El defensa ha redirigido su carrera tras el retiro en varias ocasiones. Comenzó de adjunto a la dirección deportiva del Barcelona con Zubizarreta hasta su cese, después montó una agencia de representación junto a Iván de la Peña y Ramón Sostres que también ha abandonado. Últimamente, Carles Puyol es un habitual en actos de la UEFA y de promoción de la Liga y el Barça como embajador, aunque posee varias sociedades.

El retiro tranquilo de Vicente del Bosque, el técnico de la España campeona

Tras conquistar dos Ligas, una Copa de Europa y una Intercontinental con el Real Madrid, Del Bosque se doctoró en un banquillo de Johannesburgo con 59 años.

Una década después, y tras haber sumado una Europa a su palmarés en Kiev en el 2012, el exseleccionador disfruta de un retiro alejado del fútbol. Aunque el charro fue tentado por el ejecutivo de Pedro Sánchez para hacerse cargo de la Secretaría de Estado para el Deporte y la presidencia del CSD -puesto que acabó ocupando Irene Lozano-, rechazó la oferta por considerarse «profano» en política y porque, según su parecer, las responsabilidades del puesto exigían de alguien «muy preparado».

El entrenador abandonó la selección española tras dos decepciones consecutivas en grandes competiciones. Su equipo cayó en primera fase en la copa del mundo de Brasil del 2014 y no pudo pasar de octavos en la Eurocopa del 2016 celebrada en Francia.

Un largo proceso de reconstrucción interrumpido por los vaivenes en el banquillo

Tras ganar la copa del mundo del 2010, España siguió desarrollando el mejor fútbol del planeta. Un juego exquisito que culminó con la goleada a Italia en la final de la Eurocopa del 2012 en Kiev. Fue el último éxito de un equipo que se descompuso en Brasil, incapaz de superar la primera fase del torneo.

Desde entonces han pasado por el banquillo de España cinco técnicos -el propio Del Bosque, Lopetegui, Fernando Hierro, Luis Enrique y Robert Moreno- y los acontecimientos de distinta índole han impedido volver a ver a una España aspirante a algo grande.

El combinado nacional llegaba en un gran momento al Mundial de Rusia pero el despido de Lopetegui al anunciarse su fichaje por el Madrid dinamitó un equipo que zozobró en Rusia bajo la batuta inexperta de Hierro. La renuncia de Luis Enrique cortó otro buen ciclo que fue la antesala de otra polémica en el área técnica.

Votación
11 votos
Comentarios

10 años del mundial de España: así es la vida de los 23 héroes de Sudáfrica