La vuelta de Alonso a Renault: coche modesto, máxima ambición

El piloto asturiano hace oficial su fichaje por Renault para sustituir a  Daniel Ricciardo

Fernando Alonso en el Gran Premio de Estados Unidos 2018
Fernando Alonso en el Gran Premio de Estados Unidos 2018

COLPISA

El ansiado comunicado que confirmó la noticia más esperada de las últimas semanas llegó en torno a la una de la tarde de este miércoles: Renault ficha a Fernando Alonso. El piloto asturiano ingresa por tercera vez en la escudería en la que se hizo leyenda con dos títulos mundiales (en el 2005 y el 2006), con el objetivo de hacer reverdecer viejas glorias y recuperar el estatus de un equipo que fue dominador, o al menos candidato a serlo.

¿Qué duración tendrá el nuevo contrato de Fernando Alonso en Renault?

El asturiano correrá para Renault al menos en las temporadas 2021 y 2022, con opción de un año más. Entre las cientos de cláusulas se encuentra una que permite a ambas partes separar sus caminos antes, si bien no es la intención inicial. Tanto el piloto como el equipo pretenden llegar lejos juntos.

¿Qué escudería se encontrará el bicampeón español?

La Renault que se va a encontrar Alonso se parece más a la del 2008 que a la del 2001, cuando comenzó en la fórmula 1. El equipo francés tiene lo que sobre el papel son ventajas: es fabricante (no depende de compras externas), cuenta con un buen equipo técnico (el regreso de Pat Fry como ingeniero jefe es una garantía, al menos, de trabajo duro) y cuenta con experiencia como equipo campeón. Pero en la balanza también hay muchos inconvenientes. El primero es la dirección: la volatilidad de Cyril Abiteboul al frente del equipo le han colocado al borde del despido en muchas ocasiones, aunque siempre ha salvado el cargo en el último momento. No sería de extrañar que su cabeza volase antes de que Alonso se suba al futuro RS21 de la próxima temporada.

Pero sobre todo vuelve a un equipo que ya no es ganador. Este es el principal hándicap y reto que tiene por delante. Renault ha ido dando bandazos en los últimos años, presentándose de inicio siempre como una alternativa y constantemente fuera de las opciones de podio. Superados ya de manera clara por McLaren en el 2019, no es casual que hayan apostado por un piloto potencialmente ganador y que impone un respeto reverencial en la parrilla, en lugar de ir a por un joven talento de su ahora muy discutida escuela de jóvenes talentos.

¿Por qué ha elegido Alonso volver precisamente a una escudería como Renault?

En primer lugar, porque no hay mucho margen. Ferrari ha olvidado ya la posibilidad de reconstruir los puentes rotos a finales del 2014, y en McLaren la dirección prefiere mirar más hacia el futuro que hacia el pasado, dado que les ha dado resultado. Aunque no contaban con la marcha de Carlos Sainz, les surgió la oportunidad de colocar en su asiento a Daniel Ricciardo y no la desaprovecharon.

¿Cuál será el papel de Alain Prost en la nueva casa del piloto español?

Uno de los que más ha presionado para recuperar a Alonso ha sido, ni más ni menos, Alain Prost. El histórico tetracampeón del mundo ejerce de asesor, mentor y director en la sombra del equipo Renault, a imagen de lo que hacía el fallecido (y viejo rival) Niki Lauda. Él ha sido quien ha ido susurrándole al oído de los responsables de la casa francesa, muy por encima de Abiteboul, que merecía la pena apostar por un talento como Alonso.

Prost también fue uno de los pilotos que estuvo fuera de la fórmula 1 un año pero volvió para triunfar y alzarse con su cuarta corona mundial, en 1993. Su caso no fue único: el citado Lauda también estuvo unos años lejos del gran circo, regresó y acabó ganando su tercer título en la frenética temporada de 1984, cuando le ganó por medio punto el campeonato a Prost. No todos los regresos fueron tan exitosos: los casos de Alain Jones, Kimi Räikkönen o de Michael Schumacher también forman parte de vueltas sonadas que acabaron como pobres últimos capítulos de campeones del mundo.

¿Conseguirá Fernando Alonso volver a ganar?

Es la gran incógnita. Con una reglamentación estable en el 2021, entrada Alonso no se encontrará un Renault ganador en su primera campaña de regreso a la F1. Otro asunto es el 2022: la gran revolución prevista abre la oportunidad a que los equipos que hoy son secundarios puedan convertirse en protagonistas. La apuesta de Renault por Alonso es, precisamente, porque confían en su capacidad no solo competitiva a corto plazo, sino de desarrollo a medio y largo.

Tres motivos para ilusionarnos con el regreso de Alonso a la F1

David Vega

David Vega perfila las expectativas y precedentes inmediatos del retorno del asturiano a la competición

«Es quien llena a todos de ilusión, cuando se sube a su Renault». Así sonaba aquella vieja canción de Melendi, que regresa ahora a la actualidad de las redes sociales con la esperada vuelta de Alonso a la F1. Y el cantautor carbayón tenía (y tiene razón): La ilusión en Asturias es máxima. Antes y ahora.

Lo veníamos contando desde hace semanas en LA VOZ DE ASTURIAS. La primera noticia que publicábamos era el 13 de mayo, en la que nos preguntábamos si Alonso sería el #14 de Renault en 2021. Tras entrevistar en exclusiva a un ex ingeniero de la escudería francesa y charlar con fuentes próximas al entorno del bicampeón de F1, el acuerdo con Renault parecía cercano, pero complejo y con muchas condiciones sobre la mesa. Hoy, 8 de julio de 2020, el fichaje es una realidad.

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

La vuelta de Alonso a Renault: coche modesto, máxima ambición