La ministra que acusó a Nadal de dopaje vuelve al Gobierno francés

Roselyne Bachelot fue sentenciada a pagar 10.000 euros al jugador, después de que el doce veces ganador de Roland Garros presentara una denuncia contra ella


Roselyne Bachelot, la exministra francesa de Deportes condenada por haber acusado en 2016 al tenista español Rafael Nadal de doparse, será la nueva ministra de Cultura del Gobierno de Emmanuel Macron.

Bachelot, que entre le 2007 y el 2010 fue la titular de Deportes bajo el presidente Nicolas Sarkozy, fue sentenciada a pagar 10.000 euros al jugador, después de que el doce veces ganador de Roland Garros presentara una denuncia contra ella.

En marzo del 2016, en un programa de televisión, Bachelot fue preguntada sobre el positivo de la rusa Maria Sharapova y acusó al mundo del tenis de no ser transparente en la lucha contra el dopaje, al tiempo que se mostró convencida de que Nadal se dopaba.«No desvelan los controles positivos. Simplemente, nos enteramos curiosamente de que un jugador tiene una lesión que le mantiene meses alejado de las pistas. Sabemos más o menos que la famosa lesión de Rafael Nadal que le mantuvo siete meses sin competición (entre 2012 y el 2013) fue seguramente debida a un control positivo», dijo la nueva ministra de Cultura francesa.

Aquellas palabras, que levantaron un gran escándalo en el país, le valieron una condena en el Tribunal Correccional un año más tarde. Nadal, que por entonces contaba con diez títulos de Roland Garros en sus vitrinas, aseguró sentirse «fatigado» por las sospechas de dopaje lanzadas contra él en Francia y decidió acudir a los tribunales.

Una vez dictada la condena, el tenista aseguró que dedicaría el dinero a fines sociales. Bachelot tiene una dilatada trayectoria ministerial. Con Jacques Chirac se ocupó de Ecología entre el 2002 y el 2004 y con Sarkozy ocupó las carteras de Salud y Deportes entre 2007 y 2010, cuando pasó a ser ministra de Solidaridad y Cohesión del Territorio hasta el final el mandato en el 2012. Alejada desde entonces de la primera línea política aunque muy presente en los platós televisivos, vuelve a integrar un Gobierno para ocuparse de la cartera de Cultura, mientras que las responsabilidades de Deportes seguirán en manos de la exnadadora Roxana Maracineanu.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

La ministra que acusó a Nadal de dopaje vuelve al Gobierno francés