Bottas da el primer golpe en un arranque memorable del Mundial en Austria

David Sánchez de Castro

DEPORTES

Sainz fue quinto y el finlandés se impuso a Leclerc y a Norris, que logró su primer podio tras una sanción a Hamilton

05 jul 2020 . Actualizado a las 19:20 h.

Hubo que esperar más de 200 días desde la última carrera de fórmula 1, pero el reinicio no defraudó, ni mucho menos. Valtteri Bottas fue el primer ganador de este extraño Mundial, que ya desde su debut ha dejado claro que va a ser una temporada inolvidable. Solo ver quién acompaño al finlandés en el podio, que también cambió su formato, da buena muestra de lo movida que fue la carrera del GP de Austria. Charles Leclerc, que salía séptimo y con un Ferrari que decepciona, y Lando Norris, que se bañó por primera vez en champán desde que está en la fórmula 1, completaron el primer trío ganador de la campaña 2020.

Ya desde antes de la carrera hubo cambios notables. A Hamilton le revisaron la sanción de la que se libró el sábado y salió quinto, y no segundo como había acabado la clasificación. Tras una protesta a medias con el racismo, en la que se arrodillaron 14 de los 20 pilotos (Leclerc, Verstappen, Kvyat, Räikkönen, Giovinazzi y Sainz se quedaron de pie) durante el himno, arrancó una carrera que no tuvo su primer incidente hasta bien entrado el gran premio. Max Verstappen, ganador de las dos últimas carreras en Spielberg, abandonó por un fallo eléctrico en su coche.