El reto saludable de Cata

El secretario técnico del Osasuna pasó de pesar 155 kilos en enero a 114,9 y se marca el objetivo de bajar todavía 25 más hasta los 90

A. C.

El domingo 5 de enero del 2020, el Club Atlético Osasuna disputó en Balaídos su decimonoveno encuentro de la temporada 2019-2020. Esta fecha marcó un gran giro en la vida de José Antonio Prieto Castro Cata (Narón, 1972), secretario técnico del club navarro, puesto que durante su estancia en el territorio gallego tomó la decisión de mejorar sus hábitos alimenticios y de actividad física.

«En el año 2007 tuve una subida importante de peso, y durante los últimos 10 o 12 años he ido engordando a un ritmo de 2 o 3 kilos por año. En el 2018 alcancé la cifra más alta: llegué a pesar 166 kilos», recuerda. En los últimos dos años había logrado reducir esa cifra once kilos, pero no fue hasta el pasado mes de enero cuando decidió cambiar su estilo de vida. En aquel momento pesaba 155 kilos.

«Supongo que es como dejar de fumar. Un día te plantas y quieres hacer un cambio en tu vida. Para mí, ese punto fue el día que jugamos contra el Celta en Balaídos. Había pasado las vacaciones de Navidad en casa y, cuando regresé tras ese fin de semana, empecé con el cambio», afirma el gallego.

Entre las principales causas que motivaron su decisión, destaca tres: «En primer lugar, mi madre, que estaba sufriendo enormemente al preocuparse por mí. Por otro lado, la calidad de vida y la salud, y por último, la estética».

El resultado es una disminución de 40 kilos durante estos seis meses, por lo que ahora su peso es de 114,9 kilos. «Al final, mi trabajo consiste en viajar muchísimo, por España y por Europa, con horarios muy descontrolados, y eso no ayuda, pero al final con fuerza de voluntad y basándote en una dieta equilibrada vas avanzando poco a poco», explica.

El cambio de hábitos afectó fundamentalmente a dos ámbitos: la alimentación y la actividad física. «La transformación se debe a una dieta equilibrada, nada de dietas milagro. Como fundamentalmente proteínas, y aunque no he eliminado los hidratos de carbono porque son necesarios para una dieta equilibrada, sí los he minimizado. Con el azúcar he sido taxativo, me lo he prohibido por completo», aclara.

Su vida en el confinamiento

Los nuevos hábitos de Cata se vieron afectados por la pandemia del coronavirus. «Durante el confinamiento se hizo un poco más duro. Tenía la ventaja de que cocinaba en casa y no viajaba, por lo que controlaba más las comidas, pero hubo días que en mi piso de Pamplona hice entre 20.000 y 25.000 pasos, y es bastante complicado mantenerse así de activo en un piso. Como la mayoría de la gente, acabé recurriendo a vídeos de YouTube que se adecuasen a mis condiciones físicas para seguir avanzando».

El secretario técnico del Osasuna explica que, en años anteriores, «la fuerza de voluntad no era mucha y al final te vas dejando», pero que llega un momento en que «decides poner punto final a la situación».

Su objetivo ahora es continuar su progreso hasta alcanzar los 90 kilos. «Claro que no es fácil, pero es una cuestión de fuerza de voluntad, motivación y de la gente que está contigo y te apoya. Al final, todo es una cuestión de quemar muchas más calorías de las que consumes, fundamentalmente», concluye.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
6 votos
Tags
Comentarios

El reto saludable de Cata