Barcelona y Baskonia libran la batalla final de la Liga Endesa

Los dos equipos trasladan al parqué el sello defensivo que imponen sus entrenadores, Svetislav Pesic y Dusko Ivanovic


Una de las primeras cosas que aprendió Betão en el Lobelle de Santiago de fútbol sala, a las órdenes de Venancio López, es la que resumió en una frase que casi parece un eslogan: «Non defendes, non xogas». Esa máxima la aplican a rajatabla Svetislav Pesic y Dusko Ivanovic en el Barça y el Baskonia, que se medirán a partir de las 20 horas en la final de la Liga Endesa (Movistar TV, #Vamos). Es la batalla final, cuarenta minutos para coronar al campeón de una temporada regular que se detuvo en la jornada vigesimotercera y se tuvo que reformular por el covid-19.

Los propios entrenadores constatan esa vocación. «Todos sabemos cómo juegan los equipos de Dusko, con baloncesto directo y todos saben qué quiere él. Sus equipos juegan con intensidad y contraataque», dice sobre el adversario un Pesic que demostró no ser supersticioso y tocó el trofeo antes de la final. «Los dos vamos a intentar ganar en el aspecto físico, y el equipo que cometa menos errores en defensa tendrá más opciones de ganar», pronostica Ivanovic.

Intensidad garantizada

La intensidad está garantizada. Y, a partir de ahí, el Barça parte con el cartel de favorito porque dispone de un mayor arsenal, sobre todo en el juego interior, con dos cuatros como Mirotic y Claver que también pueden jugar en el perímetro o coincidir en el cinco inicial. También están Tomic, Brandon Davies y Oriola, y la presencia testimonial de Artem Pustovyi, que fue el descarte en semifinales.

Ausente el gigante Fall, por lesión en un pie, Ivanovic no tiene mucho donde elegir. La pareja natural es la que forman Shengelia y Eric,que no está para aguantar muchos minutos seguidos al ritmo que impone el técnico. No obstante, en el partido de liguilla ante el Barça se fue hasta los 25 minutos. Frente al Valencia se quedó en quince. Diop es el recambio de ambos. Pero el Baskonia es un equipo de lobos, en el que todos ayudan en el rebote. Es uno de los colectivos que más capturas firma en aro contrario.

El partido se presenta cargado de alicientes y uno de ellos será el duelo que protagonizarán dos de los mejores jugadores de Europa, Mirotic y Shengelia.

La final es una reedición de la que ya disputaron los mismos protagonistas hace diez años. Entonces ganó el Baskonia, que no ha vuelto a subirse a lo más alto del podio liguero.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Barcelona y Baskonia libran la batalla final de la Liga Endesa