La segunda vez de Maristas

El equipo colegial regresa a Liga 2 pese a no haber podido firmar su ascenso en la cancha y con ganas de revancha tras su descenso en 2018


La nueva normalidad es enterarte de un ascenso por un mensaje en el teléfono. Así le sucedió a la plantilla de Maristas, a la que le ha tocado celebrar su segundo ascenso a la Liga 2 —segunda división del baloncesto nacional— en tres años, en diferido. A todas les hubiese gustado terminar la temporada, pero no pudo ser. Cuando el virus cerró los pabellones, el equipo marchaba segundo y llevaba sin perder desde diciembre. Evidentemente, ganarse un puesto en Liga 2 sin jugar, no es lo mismo. Otra cosa es que amargue un dulce. «Nunca he vivido un éxito a este nivel. Evidentemente no es lo mismo, pero a mí, vamos, me supo igual de bien», comenta María Gorostizu. Ella es, además de alero del equipo, la única jugadora de la actual plantilla que estudió en el colegio. Un hecho que hace aún más especial este ascenso. «Maristas se caracteriza por ser un entorno cercano. La familia está muy vinculada al club y ese vínculo, para mí, es algo muy bonito. El hecho de que un club, además de eso, pueda ser una familia con todos los miembros que lo forman», explica.

Será también una segunda oportunidad para Mara Cortés. La pívot se pasó la anterior andadura en Liga 2 lesionada. Su ligamento cruzado le impidió ayudar a sus compañeras para luchar por la permanencia en la categoría.

Con todo, aprendió de aquello y espera que este año todo aquel sufrimiento les sirva de lección: «Ahora tenemos la experiencia. Ya sabemos lo que hay. Creo que iremos a buscar cosas mejores, que nos ayuden a competir más de lo que competimos aquel año». El objetivo obvio es lograr mantenerse y al curso que viene pide, por encima de todo, que las lesiones la respeten. A ella y a sus compañeras. Salud para poder disfrutar del baloncesto.Marina Feijoo también se alista para este reto. La exjugadora del Universitario de Ferrol —equipo con el que se reencontrará— también se perdió muchos partidos en ese curso de recuerdo agridulce en Liga 2. «Está la espinita de no haber podido disfrutar por la lesiones. No hubo ni un solo momento en todo el año en el que estuviésemos todas», recuerda. Pero la base hace borrón y cuenta nueva. «Lo principal es disfrutar», advierte teniendo muy claro que, a priori, todos sus rivales partirán como favoritos frente a ellas. Aunque luego la cancha diga lo contrario. Ahora esperan que la Liga, que este año contará con un grupo más tras la reestructuración necesaria, confirme quienes serán sus rivales en este segundo asalto por la permanencia.

Jorge Carreira hacer del club «el equipo más pesado de la Liga defendiendo»

El cuerpo técnico de Maristas ya trabaja para cerrar la plantilla. «Por suerte tenemos mucho más tiempo que otros años», comenta su entrenador Jorge Carreira, que asegura estar «colgado del teléfono» buena parte del día, un trabajo en el que es inestimable la ayuda de Carlos Cortés. «Él es quien maneja todo con los agentes y las jugadoras», explica. Carlos es árbitro de la ACB y está pitando la fase final de Valencia. Allí, la organización le tiene atado en corto, y aprovecha la obligada ausencia de socialización para gestionar el futuro de un equipo con un presupuesto muy limitado.

Temor por el ascenso

Reconoce que cuando se paró todo, temió por el ascenso, pero ya piensa en saltar a la pista. Tiene perfectamente claro el libreto que guiará el juego de las suyas y pasa por pelear cada posesión y cada defensa como si fuesen las últimas. Será un cambio tras estar acostumbradas a sumar victoria tras victoria en Primera Nacional. «Si podemos sacar un partido sacarlo. Juntitas y peleando. Ser el equipo más pesado de la Liga defendiendo, aunque no seamos las mejores ni las más altas. Si nos ganan, que les cueste», explica Jorge que ya formaba parte del cuerpo técnico en la anterior etapa en Liga 2.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

La segunda vez de Maristas