Un puzle completo para Fernando Vázquez

El técnico del Dépor tendrá por primera vez a su disposición a todos los jugadores de campo y planea rotaciones, empezando por Montero, que no viajó a Oviedo

Aketxe, ya recuperado, entró en la lista para Oviedo
Aketxe, ya recuperado, entró en la lista para Oviedo

Poco amigo de dar pistas antes de cada cita, Fernando Vázquez movió todas sus fichas en el último entrenamiento celebrado en Abegondo antes de que la expedición del Deportivo partiera hacia Asturias en autobús. El técnico tampoco tuvo ocasión de deslizar ningún nombre ni confirmar su intención de renovar el once en la sala de prensa virtual, montada por el club mediante audios con preguntas grabadas por los periodistas. No compareció.

Así, el único indicio claro de cambio estuvo en la convocatoria, de la que se cayó el central Javier Montero, quien ya había abandonado el duelo frente al Sporting poco antes de su conclusión. El futbolista cedido por el Atlético cometió algunos errores importantes, especialmente en la marca y la salida de balón, y a ello se añade que está a una sola amarilla de cumplir el ciclo de tarjetas que le acarrearía suspensión. La mezcla abre paso a Mujaid, si es que el entrenador de los coruñeses decide repetir la zaga de cinco frente al Oviedo en un encuentro fundamental.

Quien parecía principal rival del todavía fabrilista por la plaza de Montero, el juvenil Juan Rodríguez, tampoco fue citado para el choque y las alternativas pasan por un nuevo ejercicio de polivalencia por parte de Bergantiños o Uche para sumarse a Ba y Nolaskoain en la defensa.

Vázquez ensayó de hecho con ambos justo por delante de Dani Giménez, pero lo hizo dentro del constante movimiento de dibujo e intérpretes que incluyó la sesión matinal. Es la primera vez que el técnico de Castrofeito podrá disponer de todos los jugadores de campo inscritos en competición por el Dépor —el meta Jovanovic continúa lesionado— y la cita del Tartiere supone un examen delicado para ese momento feliz que tanto había reclamado el míster.

Se le juntan la multitud de piezas y la posibilidad de moverlas casi con total libertad antes y durante; aprovechando la norma de los cinco cambios tan bien recibida por el preparador gallego. El pasado domingo la exprimió al máximo en el retorno de la Liga a Riazor. Antes de cumplirse la hora de encuentro envió de golpe tres suplentes al césped, buscando una mejoría necesaria, especialmente de cara al marco rival.

Fundamental retorno de Mollejo

El Dépor ha carecido de gol y ocasiones en sus partidos más recientes y no alcanza la red contraria desde hace casi tres meses, cuando Víctor Mollejo batió a Cristian Álvarez en La Rosaleda. Precisamente, el joven jugador prestado por los colchoneros es la gran novedad en la convocatoria una vez cumplida sanción frente al Sporting. Su retorno al once se da por seguro, posiblemente acompañando a Sabin Merino en punta; aunque no resultaría extraño que volviera a ocupar el carril izquierdo, supliendo a un Salva Ruiz poco acertado en el duelo con los gijoneses.

Redondea las buenas noticias el alta de Aketxe y Vallejo, aunque la acumulación de encuentros ha vuelto especialmente cauto a Vázquez y es probable que dosifique el concurso de ambos como hizo el pasado domingo con Mujaid, recién salido de una lesión. El técnico considera las rotaciones un factor clave frente a la fatiga y por fin dispone de un puzle completo con el que jugar.

Un nuevo invitado a la inestable zaga del Dépor

Lois Balado

Hay mucho donde elegir, pero de entre el gran escaparate de desgracias del Deportivo, el premio gordo es haber perdido a Somma por lesión. Un central solvente y previsible, con un rendimiento lineal. No era Cannavaro, pero con él sabías lo que había y lo que no.

El resto se fueron ganando sospechas jornada a jornada. Empezando por Lampropoulos que ahora, al parecer, es integrante de una defensa inexpugnable en Alemania. ADN blanquiazul también son este tipo de gafes. Mejor ni mirar los goles que llevará Longo.

Somma engrasaba una defensa que necesita mucho aceite para no chirriar. Porque si un día no es Bóveda el que te mata de un disgusto, es Montero. Y si un día la gente se pregunta qué le vio el Athletic a Peru, al siguiente no sabe qué le vio el Valencia a Salva Ruiz. Ha sido un año tan pésimo a nivel defensivo que ha tenido que ser Mujaid, un chico del Fabril, el que ha acumulado los elogios. El deportivismo reza para que a final de curso no haya que mirar el golaveraje general.

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Un puzle completo para Fernando Vázquez