Un nuevo invitado a la inestable zaga del Dépor


Hay mucho donde elegir, pero de entre el gran escaparate de desgracias del Deportivo, el premio gordo es haber perdido a Somma por lesión. Un central solvente y previsible, con un rendimiento lineal. No era Cannavaro, pero con él sabías lo que había y lo que no.

El resto se fueron ganando sospechas jornada a jornada. Empezando por Lampropoulos que ahora, al parecer, es integrante de una defensa inexpugnable en Alemania. ADN blanquiazul también son este tipo de gafes. Mejor ni mirar los goles que llevará Longo.

Somma engrasaba una defensa que necesita mucho aceite para no chirriar. Porque si un día no es Bóveda el que te mata de un disgusto, es Montero. Y si un día la gente se pregunta qué le vio el Athletic a Peru, al siguiente no sabe qué le vio el Valencia a Salva Ruiz. Ha sido un año tan pésimo a nivel defensivo que ha tenido que ser Mujaid, un chico del Fabril, el que ha acumulado los elogios. El deportivismo reza para que a final de curso no haya que mirar el golaveraje general.

A la banda se ha unido ahora un nuevo miembro y ya ha dejado claro el primer día que no va a ser un secundario en esta trama. Abdoulaye Ba se presentó en sociedad, ante los asientos de Riazor, combinando poderío, velocidad y contundencia en algunas acciones con carencias tácticas irreparables a su edad en otras.

Evidentemente, la valoración general del debut es mala, pero Ba genera curiosidad porque tiene condiciones. Ante el Sporting, sus dos o tres errores groseros embadurnaron todo. Aunque, sinceramente, tampoco estuvo mucho peor que alguno de sus compañeros de línea. Tengo dudas de qué jugador es. Si con minutos va a acabar por ganarse un hueco o si va a tender a Evaldo. Está al 50-50.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

Un nuevo invitado a la inestable zaga del Dépor