Dos puntas en un estadio hueco

Fernando Vázquez afina el duo Merino-Beauvue para disimular la ausencia de Aketxe en la vuelta del Dépor a la competición, ante el Sporting con Riazor vacío


La resurrección registró una pausa hace cuatro meses exactos, cuando Figueroa Vázquez indultó a Stuani para condenar al Dépor a sufrir. A partir de entonces no hubo victorias que ayudaran en la pelea por salir a flote y para cuando la pandemia echó el cierre al fútbol los coruñeses enlazaban cuatro horas largas sin gol. Afectada la solidez defensiva, los blanquiazules perdían además el recurso de devolver los golpes y en Almería, último borrón en la memoria, Sabín Merino y Claudio Beauvue se repartieron a medias otro encuentro sin marcar. Si no hubo suerte por separado, quizá sumando esfuerzos los dos puntas sean capaces de poner fin a la sequía. Fernando Vázquez ha dado claras muestras de querer juntarlos sobre el césped esta tarde en Riazor.

Ager Aketxe ha propiciado la ocasión, con unas molestias físicas que está cerca de superar. Su entrenador admitió el viernes en sala de prensa que podría haber forzado y contar con el zurdo para recibir al Sporting, pero la acumulación de partidos (cuatro en diez días) no invita a tomar riesgos. La convocatoria confirmó la ausencia del 10, que ayer volvió a ejercitarse al margen. Si los ensayos no engañan —Merino y Beauvue formaron juntos hasta en los rondos—, el ariete guadalupeño saltará al campo en su lugar y generará una alteración en el dibujo habitual.

El técnico del Dépor ha manejado en Abegondo dos vías principales para enlazar con su frente de ataque. Una supondría recurrir a la capacidad de Çolak para filtrar pases entre las líneas del rival. La otra, disponer un trivote con un par de centrocampista de largo recorrido. La pieza clave para distinguir entre ambas alternativas es Peru Nolaskoain, de profesión indefinida.

Vázquez está convencido de que las condiciones del vasco son más útiles en el eje de la zaga, pero, como hicieron sus predecesores, no ha tenido reparos en ubicarlo en la medular. Si el futbolista prestado por el Athletic juega en la posición más avanzada de su repertorio, lo hará seguramente escoltado por Vicente y Gaku, con Çolak esperando turno en el banquillo. Si se alista como defensa, el turco entrará en el once y el probable suplente será Mujaid.

El todavía fabrilista se ha perdido algunas sesiones grupales por culpa de unas molestias y hay opciones de que se quede fuera del once y los centrales en la línea de cinco sean Montero y Nolaskoain, flanqueando a Abdoulaye Ba. El ex del Rayo ha aprovechado la crisis sanitaria para completar con éxito su integración en el grupo blanquiazul.

Canteranos en la lista de 23

La nómina de canteranos en la convocatoria de 23 jugadores facilitada por el técnico no acaba en Mujaid. Las bajas (Mollejo por sanción; Aketxe, Vallejo y Jovanovic por lesión) han dado cancha al meta Alberto, al central Juan Rodríguez y al mediocentro Gandoy. De entre quienes frecuentan estos días los entrenamientos del primer equipo solo falta Valín, también renqueante.

Su debut, de producirse, llegará en la intimidad de un estadio hueco, desprovisto de aficionados por las restricciones exigidas en tiempo de pandemia, que adulterarán un encuentro trascendental para el Dépor. Fernando Vázquez ha situado el lastre de esta ausencia de público entre los condicionantes fundamentales en la pelea por la permanencia del conjunto blanquiazul. No habrá escolta en la grada para uno de los duelos que más motivan a la hinchada coruñesa. Toca empezar a remar a contracorriente en soledad.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

Dos puntas en un estadio hueco