Esta es la postura de los tres equipos gallegos frente a jugar con público

El Celta sondea a la Xunta, el Dépor espera movimientos y el Lugo no se moja

M. V. F. I. M. B.
REDACCIÓN / LA VOZ

La situación epidemiológica mejora y los clubes comienzan a reaccionar. Con la temporada en juego, el Las Palmas fue el primero en mover ficha solicitando la posibilidad de que los partidos de su equipo en casa pudiesen albergar aficionados -hasta un 30 % del aforo- cuando la isla pase a fase 3. Eso convertiría al estadio de Gran Canaria en el primero de toda Europa en contar con público en sus gradas. Parecía una excentricidad, pero ya son varias las entidades que solicitan esta opción que el Gobierno, de momento, no rechaza. Celta, Deportivo y Lugo permanecen atentos.

¿Cuál es la situación actual que marca la ley?

Toda Galicia se encuentra en la fase 2 de la desescalada. En esta fase, se está permitiendo a algunos eventos contar con público. Es el caso de los teatros, cines o auditorios, que cuentan con autorización mientras el aforo sea de, como máximo, un tercio del total. El número de personas permitido es de hasta 400 en espectáculos al aire libre. Dejar entrar a los aficionados a los estadios nunca pareció una posibilidad sobre la mesa, pero tras la reunión entre los responsables sanitarios -con el ministro Illa a la cabeza-, el CSD y los capitanes de equipos de Primera; el director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias, Fernando Simón, abrió las puertas a esta opción: «No se ha cerrado ninguna decisión, pero dependiendo de cómo estén las comunidades en la fase 3, se podría plantear», dijo ante las peticiones. No obstante, Simón matizó que no se debería permitir el visto bueno hasta que pueda haber aficionados en todos los campos para no otorgar ventajas a los equipos de las comunidades con una mejor situación sanitaria. Galicia ya ha solicitado avanzar a la fase 3 el próximo lunes.

¿Qué dice el CSD sobre la posibilidad de que regrese la afición a los estadios?

El CSD ha rebajado la euforia sin demasiada contundencia. La presidenta, Irene Lozano, pide prudencia y llama a recordad los dramáticos episodios que acaba de atravesar el país. La postura pública de la secretaria de Estado para el Deporte es evitar un rebrote de la enfermedad: «Es una cuestión de responsabilidad y solidaridad. Nos hemos esforzado mucho en acompasar la vuelta de los equipos, y no debemos cambiar eso». El CSD considera que cada caso se debe dar sobre seguro, aunque no descartan nada. Se limitan a recordar que durante el pico de la epidemia parecía imposible que incluso se reanudase la Liga.

¿Cuál es la postura del Celta?

El Celta quiere aficionados en las gradas. La posibilidad de que se pueda jugar su partido del sábado 13 ante el Villarreal con un 30 % del aforo de Balaídos está sobre la mesa y en caso de que las autoridades sanitarias lo permitan, estarían por la labor de que pudiera acceder el número de espectadores permitidos. Ya ha habido contactos con la Xunta, a la que se le ha trasladado esta disponibilidad.

El aforo del municipal vigués ronda actualmente los 28.000 espectadores y de permitirse la medida serían alrededor de 8.400 los aficionados que podrían acceder. La temporada pasada es el gran ejemplo de hasta qué punto ha sido importante la afición para el equipo vigués. El club apeló entonces a su hinchada con diferentes iniciativas que propiciaron las mejores entradas del curso. Y el apoyo de la afición, completamente volcada, fue clave para que se lograra una permanencia que vuelve a ser el objetivo de este atípico curso.

¿Cómo se ha posicionado el Deportivo?

El presidente del Deportivo, Fernando Vidal, cree que el club coruñés es uno de los grandes perjudicados de tener que jugar sin público, pero ha advertido de que no solicitará permiso para que pueda haber afición en Riazor porque no se puede «perder la perspectiva».

El club coruñés anuncia que no habrá movimientos en ese sentido. De momento, porque no se quita ojo a la situación sanitaria y a la evolución de la desescalada. Los coruñeses se declaran «a expensas de las medidas y órdenes que indiquen las máximas autoridades sanitarias y de lo que, de esas medidas, se derive hacia el fútbol», por lo que es de esperar que si Sanidad autoriza la entrada de aficionados, el Deportivo solicite la presencia de su gente. Riazor, a un 30 % de su aforo, podría albergar a unas 9.800 personas.

¿Tiene intención el Lugo de mover ficha?

No. La posibilidad de jugar con espectadores en las gradas del Ángel Carro no está entre las preocupaciones de sus dirigentes. La postura oficial del club así lo confirma. «No nos planteamos nada», aseguran acerca de la opción de que un porcentaje de sus aproximadamente 4.000 socios puedan acudir al estadio. Curro Torres, entrenador rojiblanco, señaló ayer que la afición «era muy necesaria» en el fútbol, pero no profundizó. En la presente temporada la asistencia media al Ángel Carro apenas supera los 3.300 espectadores, la más baja de las cinco últimas campañas.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

Esta es la postura de los tres equipos gallegos frente a jugar con público