La Bundesliga pasa de los cinco cambios

La Voz

DEPORTES

POOL

La idea, destinada para paliar el brusco reencuentro con la competición y minimizar el riesgo de lesiones, tiene opiniones encontradas

28 may 2020 . Actualizado a las 10:47 h.

A Hans Dieter Flick no le ha hecho falta recurrir en ningún momento a los cinco cambios por partido que autoriza ahora la Bundesliga para este tramo final de la temporada, reanudada tras el desahogo conseguido en la crisis ocasionada por el coronavirus. Es esta licencia, asumida también, entre otras federaciones, por Inglaterra, España, Italia y Portugal, a punto de entrar en juego, una de las particularidades que marcan la vuelta de este fútbol. Las otras están relacionadas con la cautela, con la prudencia. Las gradas vacías, mascarillas en la banda, la prohibición de abrazos en los goles o la distancia de seguridad entre los suplentes.

La experiencia ya esta instalada en la Bundesliga. Aunque ha sido empleada de forma desigual por los técnicos de los dieciocho equipos de la máxima división de Alemania. Flick, entrenador del Bayern, no ha necesitado agotar los cambios ni contra el Unión Berlín, ni con el Eintracht Fráncfort ni frente el Borussia Dortmund. Ganó los tres partidos, acaricia el título. Sin necesidad de hacer uso, en ningún caso, de la opción de apurar las cinco sustituciones. En la práctica, el empleo de las cinco sustituciones supone un vuelco en la mitad del equipo. Lejos de aprovechar los relevos para apuntalar los onces o para ejecutar giros tácticos, como podía suceder con los tres reemplazos habituales, la nueva situación termina por provocar, salvo excepciones, un revolcón sobre el campo que poco parece tener que ver con los planes de la pizarra.