Blanco da la espalda a Alvariño en su conflicto con la federación

Evita pronunciarse sobre los cambios de criterios sobre la plaza olímpica de Tokio


El presidente del Comité Olímpico Español (COE), Alejandro Blanco, sigue sin tomar medidas en el conflicto por la retirada a Miguel Alvariño de la plaza olímpica que había ganado para la prueba individual masculina de tiro con arco en Tokio 2020. Ayer, su departamento de comunicación respondió a consultas de La Voz sobre la decisión de la federación española de anular el propio sistema de clasificación que ella había determinado para iniciar uno nuevo. El COE entiende que las decisiones de las federaciones y su reglamentación no corresponden al presidente. Un razonamiento que choca con la propia esencia de los Juegos, en los que compiten equipos que representan a un comité nacional.

Blanco trató el tema durante su participación, ayer, en un encuentro telemático promovido por la Unión de Federacións Deportivas Galegas. Durante la charla, le fue trasladada la necesidad de que asuma la gestión de la crisis, toda vez que él mismo manifestó hace más de un mes en la SER que las plazas no podían retirarse. Pero Blanco evitó apoyar a Alvariño de nuevo. «Respetamos las normas que pone la federación», concluyó después de una larga exposición en la que obvió que los Juegos del 2021 son los mismos del 2020, no unos nuevos para los que se abra un nuevo clasificatorio.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
4 votos
Tags
Comentarios

Blanco da la espalda a Alvariño en su conflicto con la federación