Kimmich dispara al Bayern hacia su octava Bundesliga consecutiva

Un golazo de vaselina del centrocampista bávaro noqueó al Dortmund, que se queda a siete puntos a falta de seis jornadas y pierde por lesión a Haaland

Colpisa

alvo un milagro o, Dios no lo quiera, un rebrote de la maldita epidemia que de nuevo lo paralice todo, el Bayern de Múnich conquistará su octava Bundesliga. Su victoria en un tradicional infierno que ahora suena a las viejas pachangas de entrenamiento de los jueves, le deja con siete puntos de ventaja sobre el Borussia Dortmund, más el 'average', con solo 18 puntos por disputarse aún. No fue un partido extraordinario, pero una obra de arte de Joshua Kimmich en el primer acto marcó las diferencias en este duelo con la importancia de una final, pero descafeinado por la ausencia de público, de abrazos, de más contactos. Todo resulta muy frío como para poder acostumbrarse a la nueva normalidad futbolera, y más aún cuando llegue el sofocante verano. El 'klassiker' se fue para los bávaros y, además, sus rivales de Renania del Norte-Westaflia, perdieron por lesión a Erling Haaland. Para colmo de desgracias, ni siquiera pudieron empatar porque el árbitro y el VAR les escamoteó un claro penalti de Boateng.

POOL

Pese al hándicap que supone no poder contar con el apoyo del 'muro amarillo' en el Signal Iduna Park, trató el Dortmund de marcar territorio al principio ante un Bayern que salió algo tímido a un combate clave. Rápido y profundo en las combinaciones, con ese sistema de tres centrales, dos carrileros larguísimo como Achraf y el portugués Guerreiro, llegaron al principio bastante bien los pupilos del suizo Lucien Favre. Les dirigía muy bien Brandt y se presentaban con peligro en los dominios de Neuer. El veterano portero vio como a los treinta segundos Boateng salvaba en boca de gol un remate sutil de Haaland que ya se colaba tras pasar entre las piernas del guardameta. Después le fue anulado un gol al Dortmund por un fuera de juego previo indiscutible de Thorgan Hazard, hermano del astro belga del Real Madrid, pero mucho menos dotado técnicamente. Los balones a la espalda de los centrales, los movimientos de Haaland con y sin balón y las incursiones por banda, generaban incertidumbre en los bávaros. Un director magnífico El Bayern, sin embargo, es un equipo campeón, experimentado, que sabe esperar sus momentos y al que casi nunca le tiembla el pulso, y mucho menos en la Bundesliga. Tras ese comienzo más intenso de los locales, el grupo de Hansi Flick se adueñó del balón, del dominio y del control. Cada vez sufrió menos acometidas de su adversario y pisó más terreno rival. En ausencia de Thiago, todavía creció más Kimmich, un jugador magnífico que comenzó su trayectoria de lateral pero al que Pep Guardiola ya dio galones como centrocampista. Maneja muy bien el balón, la presión, los tiempos y sabe alternar de maravilla el juego en corto y en largo. A su visión, suma una enorme visión de juego y hasta llegada. Su enorme primer tiempo lo rubricó, cerca del descanso, con un golazo. Él inició la jugada con un robo de balón y él la terminó con una vaselina preciosa desde la frontal del área. Pudo y debió hacer mucho más el suizo Roman Bürki, lento en el movimiento hacia atrás y de mano floja, pero fue un golazo.

Decisiones intervencionistas del técnico local en el descanso, ya que entraron el joven inglés Jadon Sancho, pasado de peso, y Emre Can, para buscar más mordiente. Pero al Dortmund le faltaban más balón y más ideas para resquebrajar a un equipazo que, sin embargo, cometió el error de ir retrocediendo. Salvó Bürki el segundo al sacar una gran mano, esta vez sí, a tiro raso de Goretzka, pero después amenazó el Borussia. Se le quedó un balón suelto a Haaland y el noruego no se lo pensó. Lanzó rápido y seco con la zurda y el balón golpeó en el codo de Boateng, ya caído. El tiro iba a puerta, el brazo ocupaba un espacio y el trencilla y sus ayudantes se comieron el claro penalti. Para desgracia del ariete nórdico, minutos después se lesionó. Recurrió Favre a Gio Reyna, un chaval de 17 años, hijo del exjugador de la selección estadounidense Claudio Reyna, ante los gigantes bávaros. Lo intentaron los 'borussers' hasta el final pero el Bayern aguantó el tipo con solvencia. Y, cuando dio alguna facilidad, apareció Neuer. Lewandowski apenas apareció pero es tremendo cuando recibe. Ante sus ex tuvo una y lanzó al palo. Hubiera sido demasiado castigo, aunque la Bundesliga queda vista para sentencia.

Ficha técnica

Borussia Dortmund-Bayern Múnich (0-1) Borussia Dortmund: Bürki, Piszczek (Götze, min. 80), Hummels, Akanji, Achraf, Delaney (Emre Can, min. 46), Dahoud (Witsel, min. 85), Guerreiro, Hazard, Brandt (Jadon Sancho, min. 46) y Haaland (Reyna, min. 72).

Bayern de Múnich: Neuer, Pavard, Boateng (Lucas Hernández, min. 85), Alaba, Davies, Kimmich, Goretzka, Coman (Perisic, min. 73), Muller, Gnabry (Javi Martínez, min. 87) y Lewandowski.

Goles: 0-1: min.43, Kimmich.

Arbitro: Tobias Stieler: Mostró amarilla a Hummels, Müller, Dahoud, Davies Incidencias: Partido correspondiente a la 28ª jornada de la Bundesliga, disputado en el Signal Iduna Park. Se guardó un minuto de silencio en memoria de las víctimas por la pandemia.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Kimmich dispara al Bayern hacia su octava Bundesliga consecutiva