El extraño silencio de Alejandro Blanco sobre el caso de Miguel Alvariño

El presidente del COE, que dijo que los deportistas clasificados para Tokio no perderían su plaza, calla sobre la discriminación del arquero gallego


Cuando se decidió el aplazamiento de los Juegos, todos los actores adelantaron que se trataba de una reubicación en el calendario, pero que el gran evento que se dispute en el verano del 2021 será el mismo, Tokio 2020. El Comité Olímpico Internacional y las federaciones internacionales remarcaron que el reparto del 53% de plazas, ya otorgadas, se respetaría. Ese puesto de España en la prueba individual masculina de tiro con arco lo había conseguido en un proceso de selección interno Miguel Alvariño. Pero hace un mes la federación española decidió anular el proceso para abrir otro todavía por determinar. La decisión abrió un conflicto entre el deportista y la directiva. Y más de cuatro semanas después de que La Voz de Galicia solicitase el posicionamiento del presidente del Comité Olímpico Español, Alejandro Blanco, sobre la discriminación de Alvariño, sigue guardando silencio. Ayer de nuevo.

Con el aplazamiento muy fresco, el pasado 25 de marzo Blanco avanzó un criterio sobre la asignación de plazas en la SER: «Es imposible cambiar las normas. A aquellos que ya están clasificados no les podemos decir ahora que no están clasificados (...). Al final del partido no podemos cambiar las normas, eso es imposible».

El único caso

Desde entonces, la única federación española que ha despojado a un deportista de su plaza ha sido la de tiro con arco, ante el largo silencio de Blanco. Una extraña estrategia cuando la defensa de Alvariño, que lleva el abogado Miguel Juane, puso en su conocimiento tanto su reclamación inicial ante la federación como una posterior propuesta de una salida de consenso al conflicto.

El COE ha deslizado que no debe meterse en un asunto interno de una federación. Pero diferentes juristas ya han desmontado ese argumento. Porque en los Juegos compiten equipos olímpicos, y no los designados sin más por una federación, como sucede en un Mundial, tal como razonó el jurista Rafa Alonso en un artículo en Iusport.

«En los Juegos Olímpicos no participan federaciones nacionales, sino delegaciones de comités olímpicos nacionales, siendo estos quienes deciden finalmente la inscripción o no de los deportistas propuestos por las diferentes federaciones nacionales de su país, señalando la Carta Olímpica que los CON no solo han de atender a las actuaciones deportivas sino también a la capacidad de los deportistas para erigirse en ejemplo para los jóvenes deportistas del país», advierte Alonso.

Se da por hecho que hoy el presidente de la federación gallega de tiro con arco, Iñaki Fariña, pregunte a Blanco sobre la exclusión de Alvariño, su arquero de más proyección internacional, campeón de la final de la Copa del Mundo de México DF en el 2015 y olímpico en Río 2016. El presidente del COE participa en un encuentro telemático organizado por la Unión de Federacións Deportivas Galegas.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

El extraño silencio de Alejandro Blanco sobre el caso de Miguel Alvariño