El pádel exige un mejor trato en la desescalada para evitar la ruina

El sector critica que la fase 2 no permita partidos por parejas, una restricción que aboca a muchos clubes a no cubrir gastos y verse abocados al cierre


El pádel vive un momento delicado. La supervivencia de gran parte de los clubes está en juego. La fase 1 de la desescalada permitió la apertura de las pistas bajo unas estrictas condiciones que solo han permitido los entrenamientos de deportistas federados y los partidos individuales entre dos personas, siempre en pistas al aire libre. Con la entrada en la fase 2, cambia el escenario, pero no los jugadores. Es decir, ya se permite la disputa de encuentros en pistas cubiertas, pero se mantiene el veto a los dobles.

Esta situación incomoda tanto a los jugadores como a los dueños de clubes, que viven una situación económica muy delicada. «Si se prolonga este parón, con apenas entre un 10 y un 15 % de facturación, muchos clubes tendrán que cerrar seguro», admite Tonecho Añón, responsable del Club Zona Indoor, en A Coruña.

Ante esta situación, la Federación Española de Pádel se dirigió al Consejo Superior de Deportes (CSD) para solicitar que se contemple la posibilidad de que, en la fase 2 de la desescalada del confinamiento por la pandemia, se acepten partidos de dobles. Considera que los jugadores «pueden perfectamente mantener esa distancia mínima de 2 metros, jugando cada miembro de la pareja dentro de su cuadrícula».

Hasta el momento, los clubes que han optado por abrir y alquilar las pistas para partidos individuales no han podido ni cubrir los gastos del alquiler con lo ingresado. «Desde que se nos permitió abrir en fase 1 hemos intentado reinventarnos con las condiciones que teníamos. Hemos tenido una ocupación en 80 % de pistas descubiertas en partidos de uno contra uno, pero de esta manera no llegamos a cubrir gastos», explica Mateo García de los Reyes, propietario del club San Mateo, en Narón, que estableció un exhaustivo protocolo higiénico para su apertura.

«Abrir fue un poco suicidio»

Considerado «deporte de equipo» al intervenir en los partidos cuatro jugadores, el pádel no podrá recuperar sus partidos convencionales, según la orden actual, hasta la fase 3, en Galicia previsiblemente el 8 de junio. Una situación «insostenible» que coincide con la época de más facturación para los clubes. «La decisión de abrir con la entrada de la fase 1 fue un poco arriesgada» por las rebajas en las tarifas, reconoce Mateo García de los Reyes, y lo justifica porque «no podemos es cobrar el alquiler de la pista para dos como si fuesen a jugar cuatro; a nivel económico es muy complicado».

La superficie de juego y el espacio disponible en pista para garantizar la distancia entre jugadores son los motivos a los que apela el sector para la vuelta a la normalidad. Consideran que las autoridades sanitarias «no son capaces de adaptarse a la casuística de cada deporte. Pueden estar diez personas en una terraza y no podemos meter a dos en una pista que ni se rozan. El agravio es tremendo», afirma Añón.

De no cambiar la situación, Añón auguran un auténtico «desastre». «Es un problema social que va a afectar a empresas y a usuarios. Y una de dos, o desaparecen las empresas o se incrementa el precio del deporte, porque no es sostenible», razona.

De no cambiar la situación, García de los Reyes espera que se pueda retomar lo que resta de Liga. «Aunque sea sin público, sería una buena solución para los clubes que estamos sufriendo», recalca.

«Hay cerca de cien clubes federados en Galicia y esta situación va a llevar al cierre de muchos de ellos»

la vuelta a la práctica del pádel en la modalidad habitual, con dos parejas de jugadores, se ha convertido en un aspecto vital para la supervivencia de los clubes. Desde la Federación Gallega, su presidente, Manuel Fernández Prado, apela a una reforma de la norma, al calificarla de «incongruente».

-¿Por qué creen que se mantiene la prohibición del dos contra dos?

-No lo acabamos de entender. El pádel está considerado como un deporte con un riesgo medio de contagio, al mismo nivel que el voleibol, el waterpolo, el fútbol sala o el fútbol. Desarrollamos nuestra actividad en 200 metros cuadrados, separados por una red. La distancia entre jugadores supera los 2 metros. En España hay 5 millones de personas que lo practican. Desde la federación hemos presentado un protocolo en la Secretaría Xeral para o Deporte, donde explicamos las medidas de la pista y que tenemos las máximas condiciones higiénicas con nuestro protocolo.

-¿Qué consecuencias acarreará a los clubes?

-El 98% de las entidades deportivas que tiene el pádel en Galicia son privadas. Estas no pueden abrir en el uno contra uno, porque no pueden soportar el alquiler, no pueden abrir las cafeterías ni abrir las ventas colaterales, que es lo que da los beneficios. Hay cerca de cien clubes federados en Galicia y esto va a llevar al cierre de muchos de ellos. Son muchas familias que dependen de estos negocios. Aquí los efectos serán más devastadores que en el resto de España, porque tenemos más pistas cubiertas por el tiempo.

-¿Qué es lo que solicitan?

-Abanderamos tres cosas: que se incorpore ya en la fase 2 el deporte por parejas, porque no tiene ningún sentido lo contrario. También solicitamos el aumento del aforo permitido a los clubes, que está en un 30 %, y que suba a un 60 %. Y un IVA superreducido del 4 %, pero eso ya es un tema político.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Tags
Comentarios

El pádel exige un mejor trato en la desescalada para evitar la ruina