La Bundesliga regresa amputada

El fútbol vuelve mañana a Alemania con el Dortmund-Schalke, con el 56 % de los alemanes en contra del reinicio de la competición

Oscar Bellot
COLPISA

Alemania será este fin de semana el centro de atención de los amantes del fútbol a lo largo del planeta. Con la mayor parte de los campeonatos nacionales suspendidos por la pandemia del coronavirus, la reanudación de la Bundesliga le permitirá tener una difusión histórica a un torneo acostumbrado a vivir a la sombra de la competitiva Liga española o la poderosa Premier League. Desde Brasil, país que nutrió al deporte rey con mitos como Pelé, Garrincha o Ronaldo, hasta Japón, pasando por una Europa que quedó huérfana durante dos meses de uno de sus entretenimientos favoritos, millones de hinchas de todo el orbe pondrán sus ojos a partir del sábado en los campos germanos, donde el balón volverá a rodar bajo un estricto protocolo sanitario que debería permitir la disputa de las nueve jornadas pendientes.

El derbi de la cuenca del Ruhr, que medirá a Borussia Dortmund y Schalke en el Signal Iduna Park, servirá como aldabonazo en la reactivación de un campeonato en el que el Bayern de Múnich aspira a ceñirse la corona por octava campaña consecutiva, aunque el conjunto bávaro siente el aliento de perseguidores que compitieron con singular fragor antes de la interrupción forzada por la Covid-19. El más acreditado de ellos por trayectoria, potencial de la plantilla y cercanía en la tabla será precisamente uno de los encargados de inaugurar una nueva era de partidos a puerta cerrada. A cuatro puntos del líder, el Dortmund de Lucien Favre, liderado por la letal pareja que forman el inglés Jadon Sancho y el noruego Erling Haaland, tratará de iniciar frente al Schalke una remontada para la que no podrá contar con el empuje de una de las parroquias más carismáticas del continente. «Tener que jugar a puerta cerrada será un enorme desafío, especialmente para un club como el Dortmund, que saca mucha fuerza de la pasión de sus hinchas», admitió su director general, Hans-Joachim Watzke.

La pasión volverá a desbordarse a las 15:30 horas del sábado cuando, además de ese atractivo duelo entre el segundo y el sexto clasificados, se abrirán las hostilidades en otros cuatro envites: Hoffenheim-Hertha, Augsburgo-Wolfsburgo, Fortuna Düsseldorf-Paderborn y Leipzig-Friburgo, con el choque entre el Eintracht de Fráncfort y el Borussia Mönchengladbach como broche del día a las 18:30 horas. Para el domingo está programado el encuentro que enfrentará al Colonia con el Mainz (15:30 horas) y la visita que rendirá el poderoso Bayern al Union Berlín (18:00 horas). La vigesimoquinta jornada se completará el lunes con el pulso entre el Werder Bremen, antepenúltimo en la tabla, y el Bayer Leverkusen, quinto clasificado a ocho puntos del líder, lo que parece descartarle de una terna de candidatos en la que siguen figurando el Dortmund, el Leipzig (tercero, a cinco puntos del Bayern) y el Borussia Mönchengladbach (cuarto, a seis unidades de la cabeza), además de la escuadra que tutela Hansi Flick.

Banco de pruebas

El cuadro muniqués no comenzó bien la temporada con Niko Kovac en el banquillo, pero la llegada de Flick alteró la dinámica del equipo, que logró diez victorias y un empate en los últimos once partidos antes del parón por el coronavirus. Unos éxitos que llevaron al club a prolongar hasta 2023 el contrato del antiguo centrocampista, que había sido nombrado de forma interina.

El Bayern parte desde la pole, pero dos meses sin jugar y una preparación muy condicionada por la vigilancia sanitaria perfilan una recta final de campeonato abierta a las sorpresas. «Hemos tenido muy poco tiempo para prepararnos, quizás vamos a ver marcadores muy curiosos», señaló el director deportivo del Eintracht de Fráncfort, el exjugador Fredi Bobic. «Quizás un 5-5», añadió entre risas.

En condiciones normales, los equipos de la parte alta serían favoritos, pero nadie sabe cómo afectará la 'nueva normalidad'. «Hay que esperar sorpresas y cambios en la clasificación», señaló el mánager del Borussia Dortmund, Sebastian Kehl, que considera que el resultado del derbi del Ruhr dependerá «del que sepa adaptarse mejor a la situación» y establezca «la mejor dinámica de equipo». «Para el que no sea capaz de adaptarse mentalmente, será fatal», aseveró el entrenador del Colonia, Markus Gisdol.

La única certeza es que las exigencias del protocolo sanitario modificarán por completo las rutinas: respeto de las distancias en los vestuarios, entrada en el terreno por separado de los equipos, prohibición de estrechar la mano o de los abrazos para celebrar los goles y máscaras en los banquillos para suplentes y entrenador, entre otras novedades.

La preocupación se centra en la salud de los jugadores. Pese al draconiano protocolo sanitario, resulta imposible «garantizar al 100% la seguridad de todos los actores», reconoció recientemente la Liga de Fútbol Alemán (DFL). Además de posibles contagios, inquietan las lesiones tras tantas semanas sin competir. Para reducir ese riesgo, la Bundesliga ha adoptado la nueva reglamentación de la FIFA que autoriza cinco cambios por partido.

De todo ello andarán pendientes los responsables de otras grandes ligas europeas como la española, la italiana o la inglesa, que esperan seguir los pasos de la Bundesliga y retomar sus competiciones en junio, siempre que las autoridades den el visto bueno, en función de la evolución de la pandemia. Mientras tanto, los aficionados podrán degustar el bufé de un torneo que millones de hinchas esperaban como agua de mayo.

La mayoría de los aficionados, en contra del reinicio

La mayoría de alemanes -el 56 %- está en contra del reinicio este sábado de la Bundesliga, según una encuesta de instituto demoscópico infratest difundida hoy por el programa matinal de la televisión pública ARD.

En tanto, el 31 % se pronunció a favor de continuar mañana la temporada en el formato de «partidos fantasma», es decir, sin público; otro 12 % de encuestados dijo no interesarse por el fútbol y el 1 % restante no supo qué responder, según este sondeo, realizado entre el 12 y el 13 de mayo entre 1.074 encuestados.

Tampoco entre los que desean un alivio todavía mayor de las medidas restrictivas introducidas para contener el coronavirus hay una clara mayoría favorable al reinicio en estos momentos de la Bundesliga. Así, sólo el 40 % se mostró partidario de continuar la temporada, mientras el 45 % expresó sus dudas.

El técnico del Augsburgo se pierde el reinicio de la Bundesliga por ir a comprar pasta de dientes

La Voz

Heiko Herrlich, recientemente fichado para el cargo, no podrá asistir al partido a puerta cerrada del sábado contra el Wolfsburgo

El entrenador del Augsburgo, Heiko Herrlich, se perderá el reinicio de la Bundesliga este fin de semana por haber ido a comprar dentífrico y haberse saltado así las estrictas normas de la cuarentena. Herrlich, recientemente fichado para el cargo, no podrá asistir al partido a puerta cerrada del sábado contra el Wolfsburgo, la jornada en que se reanuda la temporada, tras 66 días de suspensión por la pandemia del coronavirus.

El propio técnico lamentó en una videoconferencia su error. Explicó que salió un momento del lugar de concentración para ir al supermercado, con el chándal puesto, al ver que se le había acabado el dentífrico y una loción hidratante para la piel. Con ello incumplió las normas especiales impuestas por la Liga Alemana de Fútbol (DFL) para el reinicio de la temporada, según las cuales en los siete días anteriores a la reapertura no se puede abandonar el lugar de concentración del equipo.

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

La Bundesliga regresa amputada