Edwin Congo, tras ser detenido en una operación antidroga: «Yo no trafico con cocaína»

El exfutbolista del Real Madrid fue detenido junto a otras 17 personas e incautó una tonelada de cocaína, que estaba impregnada en el cartón de cajas de fruta, en una macrooperación desarrollada en España, Bulgaria, Países Bajos y Colombia


Edwin Congo, exfutbolista colombiano del Real Madrid, dijo tras ser puesto en libertad después de ser detenido en el marco de una operación antidroga y declarar en dependencias policiales, que es inocente y que no tiene que ver con el tráfico de estupefacientes. «Estoy muy tranquilo porque no he hecho nada, yo no trafico con cocaína, no tengo cocaína en mi casa, estoy muy bien de salud, me comporto muy bien con la gente y con todo el que puedo y hoy ha sido un día más de enseñanza y aprendizaje», explicó en el programa «El Chiringuito » de Mega, donde es colaborador.

Tras prestar declaración durante una hora en Comisaría, Congo aseguró que no tiene ningún vínculo con negocios ilícitos. «Soy inocente, no he hecho absolutamente nada que tenga que ver con la venta o fabricación de cocaína, hay un indicio lógico porque estoy vinculado a una serie de gente que está metida ahí, pero de ahí a que yo haya cambiado mi vida o hecho algo extraordinario...»

«Sigo siendo el mismo de siempre, tendré que saber medir con quién estoy y dónde quiero ir», añadió el colombiano, que, a la espera de que sea llamado a declarar ante el juez en un proceso que prevé «largo», se mostró «muy tranquilo» porque «no debe nada» a nadie y solo pretende «seguir disfrutando la vida lo mejor posible».

Desde su casa de Madrid, donde continúa confinado por la pandemia del coronavirus, explicó que esta mañana salió a correr a primera hora y cuando regresó unos policías llamaron a su puerta y les pidieron que les acompañara. Después, le interrogaron y le mostraron fotografías de varias personas a las que conoce, alguna de un compatriota suyo con el que mantiene un negocio de venta de esmeraldas.

«Me dijeron que si tenía que ver con el tráfico de cocaína -continuó- y les dije que en absoluto. Intento realizar actividades para poder ganarme la vida y me he dedicado con una de esas personas de las fotos a tener negocios con esmeraldas, porque tiene todos sus títulos y tiene posibilidad de traer esmeraldas y oro desde Colombia hasta aquí».  «He intentado generar una vida de trabajo por medio de mi amigo, que es el que genera eso, tiene el vínculo, y siempre he intentado pedir que las cosas se hagan por escrito y bien», aseguró el colombiano, que tras el interrogatorio quedó en libertad y regresó a su domicilio. «Lo importante de todo es que estoy en casa y me siento una persona totalmente libre de algún problema», destacó el que fuera futbolista del Real Madrid entre el 2001 y el 2002.

Se definió como una «buena persona» que siempre va de cara con la gente y que intenta ayudar «a todo el mundo» que se lo solicita, y admitió conocer a varias de los investigados por los que le preguntaron en Comisaría, donde destacó que fue tratado «fenomenal» por los agentes, quienes fueron «muy respetuosos» y le recomendaron que se apartase de cierto tipo de personas «porque no me viene bien».

Droga escondida en cajas de fruta

La Policía Nacional ha detenido a 18 personas y ha incautado una tonelada de cocaína, que estaba impregnada en el cartón de cajas de fruta, en una macrooperación desarrollada en España, Bulgaria, Países Bajos y Colombia y en la que fue arrestado el exfutbolista colombiano Edwin Congo. Congo fue detenido por sus supuestos contactos con el líder de la banda, aunque después fue puesto en libertad con la obligación de presentarse ante al juez cuando sea citado.

La organización desmantelada tenía su base de operaciones en España y, presuntamente, utilizaba un sofisticado sistema de ocultación de la droga, según ha informado este miércoles la Dirección General de la Policía. Tal y como han comprobado los investigadores, los miembros de al red impregnaban la cocaína entre las capas de papel superpuestas durante el proceso de elaboración de las cajas de cartón y era extraída a través de complejos procesos químicos.

Cada caja contenía pequeñas cantidades de droga, inferior a los 100 gramos, y eran enviadas desde Colombia a Europa en contenedores de transporte de piñas y limas. La macrooperación internacional finalizó con la localización de 1.200 kilos de cartón prensado y más de 1.000 litros de productos químicos en Holanda. Los arrestos se practicaron en España (9), Bulgaria (4), Holanda (3) y Colombia (2).

El Juzgado Central de Instrucción 2 de la Audiencia Nacional se ha encargado del operativo, junto con la Fiscalía Antidroga, con la colaboración de las policías de Bulgaria, Colombia, Países Bajos, Interpol o la DEA estadounidense, entre otras. Hace un año se inició la investigación, cuando se tuvo conocimiento de las actividades ilícitas de un hombre apodado El cirujano o Doctorcito, viejo conocido de los agentes al haber sido detenido hace años por tráfico de drogas. Esta persona, un médico que llegó a tratar a un famoso futbolista, utilizaba su clínica, entre otros lugares, para mantener negociaciones con terceras personas relacionadas con la investigación.

Introducían cocaína a gran escala en Europa para, posteriormente, distribuirla por diferentes países tratando de dar salida a los productos legales en los cuales ocultaban la sustancia estupefaciente. Para ello, contaban con una amplia de red de contactos, incluidos representantes del clan de Los Castañas para hacer uso de la logística de este grupo en el sur de España. El principal responsable de la banda era un súbdito colombiano encargado de suministrar la sustancia estupefaciente.

Para ello enviaban desde Colombia a sus propios químicos, que en España eran recibidos y acogidos para, posteriormente, viajar hasta Bulgaria y Países Bajos, donde realizaban el proceso de extracción de la cocaína. La droga era distribuida por toda Europa, contando para ello con los contactos y la logística necesaria para cubrir sus envíos hacia España, Grecia, Países Bajos y otras naciones. El pasado mes de enero, los agentes detectaron que la red preparaba el envío de una importante cantidad de droga a través de la ruta investigada, en concreto el envío a Grecia de un cargamento con cuatro contenedores con cocaína oculta, que fue interceptado en Sofía (Bulgaria). En el marco de esta operación se han tramitado ocho órdenes internacionales por el Juzgado Central de Instrucción número dos de la Audiencia Nacional.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Edwin Congo, tras ser detenido en una operación antidroga: «Yo no trafico con cocaína»