La atleta que diseña aviones

La naronesa Claudia Rojo ultima su proyecto de fin de grado en Ingeniería Aeronáutica y Espacial


Ferrol / la voz

Una beca de atletismo llevó a Estados Unidos a Claudia Rojo Cazorla (Narón, 1997) cuando solo tenía 18 años. La Wichita State University, en el estado de Kansas, le abrió las puertas para competir con su club de atletismo y estudiar Ingeniería Aeronáutica y Aeroespacial, que ahora está a punto de finalizar. Su proyecto de fin de grado consiste en el diseño de un avión, que por el parón por la crisis del covid-19 no llegó a construirse. «El proyecto es parecido a los de fin de grado que se hacen en España -explica la atleta naronesa-, aunque aquí es hace en grupo (somos cuatro) y se desarrolla durante todo un año. En el primer semestre diseñamos la mayor parte del avión y en el segundo dejamos todo listo para comenzar a construirlo: materiales necesarios, herramientas, todo. Nos clasificamos para un concurso internacional, en el que participaban universidades no solo de Estados Unidos, también de Europa y Asia e incluso alguna de África. Sin embargo, al final no pudimos construir el avión, ya que por causa del covid-19 se cerró el campus de Wichita y se suspendió el concurso, que estaba previsto para el 18 de abril. Fue una pena, construir el aparato y después volar con él, hubiera sido toda una experiencia».

No está segura del momento en el que decidió inclinarse por la ingeniería aeronáutica. «Nunca me senté delante de un ordenador a pensar qué carrera quería hacer en el futuro. Desde pequeña siempre dije que quería ser astronauta e ir a las Olimpiadas. Cuando hice el bachiller ya supe que estudiaría una carrera de ciencias, una ingeniaría. Ingeniería Aeronáutica y Espacial me comentaron que era muy complicada y me lo tomé como un reto. Sin embargo, no soy una loca de los aviones, como hay muchos en Estados Unidos de los que cursan este grado. Pero no me arrepiento en absoluto de haberla estudiado, escogí la ingeniería adecuada», relata después de cuatro años de esfuerzo lejos de su familia.

Claudia Rojo, una especialista en pruebas combinadas, con cantidad de medallas en campeonatos de España y varios récords gallegos, enfoca su futuro inmediato a continuar con sus estudios. «He sido aceptada en el máster de Aeroespacial en la universidad de Wichita, centrándome en estructuras. Es lo que haré en los dos próximos años. Después, me gustaría trabajar en Airbus, Boeing o en cualquier otra empresa de este estilo. A día de hoy, no veo mi futuro en ninguna parte, aunque sé que en Wichita, aunque aquí hay mucha industria de este ramo de la ingeniería, no me voy a quedar. La oportunidad laboral es mucho más alta en Estados Unidos, pero me gustaría regresar a España», razona.

Sobre su carrera indica que, según lo que le han contado que se hace en España, es muy diferente. «En Estados Unidos no se chapa y chapa, los profesores te ayudan bastante y son comprensivos. Todo es muy práctico. Es un grado duro, son muchas horas de trabajo diario, todo se lleva muy al día, es un machaque constante. No puedes dejarlo todo para los exámenes. Todo se centra mucho en aportar soluciones, no en saberse todas las fórmulas. Interesa saber el concepto, cómo hacerlo, prepararlo y trabajar con tus manos. La gente en España, me pregunta mucho sobre lo que hacemos aquí». En septiembre, como parte de su formación, voló ella misma un avión.

Tampoco ha dejado de lado el atletismo, que fue lo que le abrió las puertas en la universidad norteamericana. «La Wichita State University no solo me gustó porque había la carrera que yo quería hacer, también un gran equipo de atletismo. Sigo con las pruebas combinadas».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

La atleta que diseña aviones