Asumir responsabilidades como país


He seguido la situación en España, aunque debo reconocer que en un momento las noticias hablaban de lo mismo mientras la línea de actuación era clara: quedarse en casa y esperar a que los contagios se redujeran. Ahora tengo curiosidad por la forma cómo se desarrolla la progresiva vuelta a la normalidad. Hay que tener mucho cuidado por cómo se hace y aquí ya no se le puede echar la culpa a nadie, todo queda en manos de la responsabilidad de las personas de cumplir las normas durante un tiempo.

En Alemania, yo soy un privilegiado, como muchas otras personas. Se puede salir a hacer deporte (lo cual solo hago o entre las 7 y las 8 de la mañana o entre las 7 y las 8 de la tarde, cuando me puedo encontrar a menos gente por la calle). Eso sí, en ningún momento he visto cientos de personas a mi alrededor, como mucho 10 o 15 a lo largo de mis recorridos. Mi día a día es bastante similar al habitual. El lado bueno es que tengo tiempo para estar en casa, controlar más las rutinas y desarrollar algunas habilidades. He encontrado cursos online muy interesantes. Además aprendo alemán y confío en tener un nivel decente en un año. Y, por supuesto, sigo con los entrenamientos de ajedrez. También puedo pasar más tiempo con mi esposa, algo que con mis viajes generalmente no puedo hacer. Hay cosas que no son tan buenas, pero centrarme en lo malo no me va a hacer sentir mejor, así que me centro en las buenas.

Leí la entrevista de La Voz a Rafa Nadal. Hablaba del hecho de que no se asuman responsabilidades sobre la situación que vivimos. Pensé mucho sobre el tema y creo que tiene toda la razón, pero al mismo tiempo, la batalla la teníamos perdida antes de empezar. Ningún país estaba preparado para una pandemia (recomiendo el vídeo de Bill Gates en una TED Talk, en el que explica con clarividencia asombrosa lo que nos está sucediendo). Echarle la culpa a chinos o italianos me parece absurdo. Debemos asumir nuestra responsabilidad como país. Pero no estábamos nada preparados:

El artículo 148 de la Constitución indica que las competencias de Sanidad recaen en las comunidades autónomas, pero el 149 dice que las competencias de Sanidad Exterior recaen en el Estado. Mi pregunta es, ¿cómo va a saber un Estado el grado de contagios en su país si las comunidades no reportan (o no pueden reportar, por la falta de tests) el número de contagios reales y lo que va a pasar? La única salida es que desde el Ministerio de Sanidad declararan que estábamos en una emergencia por lo que estaba pasando en Italia, pero si los datos te dicen que no estás en peligro... Tampoco debemos olvidar que, por los juegos de los políticos haciendo bloqueos constantes para una investidura, llevaron la situación al límite para que se tuviera que crear un gobierno menos estable de lo que a mucha gente le gustaría. Si hubieran pensado un poco más en los españoles y menos en sí mismos y ganar votos, a lo mejor hubiéramos llegado más preparados para esta crisis en vez de tener un Ministro de Sanidad que tomó posesión el 10 de enero y al que de repente le explota en la cara una situación extraordinaria. Tal vez lo único que se puede considerar una barbaridad, como dijo Toni Nadal en una entrevista, son las manifestaciones de marzo y el partido de fútbol de Valencia. Pero todos sabíamos que nada ni nadie iba a parar esto. Al final, en la vida como en el deporte, la razón de la derrota raramente es una, sino la combinación de pequeños errores que al juntarse hacen que la derrota se produzca.

En mi opinión, una batalla perdida antes de empezar. Lo único que nos queda es asumir cada uno por separado, de manera individual, la responsabilidad que nos toca. Así que si ves que mucha gente se empieza a aglomerar en el parque, en vez de decir «si ellos están, yo también», pues te vas y dejas que la policía haga su trabajo, pero no te unas. Son pequeñas cosas que no parecen difíciles, y si todos las hacemos, saldremos adelante. Tal vez la primera batalla contra el coronavirus no la hayamos ganado, pero una batalla no es la guerra, todavía queda mucho y si cada uno hace lo que debe hacer, ganamos seguro.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Asumir responsabilidades como país