El pádel, ante su primera gran crisis

La Voz

DEPORTES

Oscar Vázquez

España cuenta con 73.000 licencias y más de 10.000 pistas pendientes de cuándo volverá la normalidad

09 abr 2020 . Actualizado a las 15:21 h.

Desde que empezara a ponerse de moda a principios de los 2000, el pádel no ha hecho nada más que crecer. Hasta que ha llegado la pandemia del coronavirus y el sector, que cuenta con 22.000 licencias en Cataluña (se encuentra muy cerca de las del tenis) y 73.000 en toda España, se ha encontrado con su primera gran crisis. En España hay más de 10.000 pistas de pádel, muchas de ellas situadas en naves industriales que quedaron vacías durante la burbuja inmobiliaria del 2008 y que ahora albergan proyectos especializados en este deporte.

Los clubes que dependen exclusivamente del pádel son los que lo están pasando peor, según explican fuentes de la Federación Catalana, que ha tenido que hacer un ERTE y está reestructurando de cero el presupuesto para este año. Tres de ellos son el Terrassa Club de Padel, administrado por Guillermo Puente, y el Indoor Padel Barcelona y el Padel Indoor Granollers, administrados por Conrad Torras. «Nosotros, dentro de lo que cabe, hemos tenido suerte. El propietario de la nave donde estamos ubicados solo nos ha cobrado el alquiler de medio mes de marzo y ya no nos está cobrando», explica a EFE Puente. «Nosotros aún lo estamos negociando», dice Torras a EFE. «El gasto más importante es el del alquiler. Aquí está la clave de cuánto podremos aguantar los clubes de pádel. Y tampoco nos podemos poner ahora a negociar mucho con los propietarios porque todavía no sabemos cuánto durará esta situación», añade.

Los tres clubes han tenido que cesar el 100 % de las actividades que estaban ofreciendo hasta el 13 de marzo. «Tenemos gastos fijos de nóminas, mantenimiento, agua y electricidad a los que aún debemos hacer frente y, en cambio, cero ingresos. Nos vimos obligados a hacer un ERTE desde el primer momento», relata Torras.