El golf mundial reubica sus cuatro «grand slams» del 2020

DEPORTES

Rebecca Naden

El Open Británico no se celebrará este año, el Masters pasa a noviembre, el PGA se disputará en agosto y el US Open queda para septiembre, con la duda de si se podrá jugar la Ryder Cup

06 abr 2020 . Actualizado a las 23:31 h.

Los cuatro «grand slams» del golf reinventan su calendario con una sacudida de ajustes anunciada este lunes como consecuencia de la pandemia del COVID-19. El primer movimiento supone la cancelación del Open Británico, previsto del 16 al 19 de julio. No se jugará este año, pero se resarcirá a la sede que le tocaba por rotación, el Royal St. George, con el evento del próximo verano. A continuación, Augusta National anunció que el Masters, que debía comenzar este jueves y ya había sido suspendido hace unas semanas, se disptuará del 12 al 15 de noviembre. El tercer vuelco a la temporada lo propició la reubicación del Campeonato de la PGA —que ya había desechado sus fechas iniciales de junio—, al pasar al fin de semana del 6 al 9 de agosto en el TPC Harding de San Francisco. Y por último la federación de golf de Estados Unidos (USGA) pospuso el US Open de Winged Foot (Nueva York), de su semana inicialmente fijada en junio al tramo del 17 al 20 de septiembre.

OPEN BRITÁNICO

Anulado este año, se jugará en Royal St. George’s el próximo verano y celebrará su edición 150 en St. Andrews

El Open, a secas, es decir, el Británico, oficializó este lunes la esperada cancelación. El Royal and Ancient de St. Andrews (R&A), su organizador, anuló por este año un evento que se celebra desde 1860 y que dejará de disputarse por primera vez desde la Segunda Guerra Mundial. «Nuestra prioridad absoluta es proteger la salud y la seguridad de los aficionados, jugadores, funcionarios, voluntarios y personal involucrado en el Open. Hemos tomado esta decisión con gran tristeza (...), pero tenemos que actuar con responsabilidad durante esta pandemia y es lo correcto», señaló Martin Slumbers, director ejecutivo del R&A.