Wimbledon, cancelado por primera vez desde la Segunda Guerra Mundial

El torneo de hierba no se disputará este año, sino que volverá en el verano del 2021, pero la organización tiene un seguro de pandemias, por lo que minimizará las pérdidas de un evento que genera más de 250 millones de euros al año

Jimmy Connors en un partido contra Simmonsson en 1984
Jimmy Connors en un partido contra Simmonsson en 1984

El torneo de Wimbledon, que se iba a celebrar del 29 de junio al 12 de julio, ha sido cancelado por la pandemia de coronavirus que asola el planeta. El tercer «grand slam» de la temporada sufre de esta manera su primera cancelación desde la Segunda Guerra Mundial.

«Con mucho dolor la directiva del All England Club y el comité organizador de Wimbledon han decidido hoy que los campeonatos del 2020 van a ser cancelados debido a la preocupación de la salud pública ligada a la pandemia de coronavirus», anunció el torneo en un comunicado.

La edición número 134 de Wimbledon se disputará del 28 de junio al 11 de julio de 2021.

Es la undécima vez en la historia que Wimbledon tiene que ser cancelado desde que arrancase su disputa (es el Grand Slam más antiguo) en 1888. Se tuvo que suspender en cuatro ocasiones durante la Primera Guerra Mundial y seis veces durante la Segunda, siendo el club bombardeado por los alemanes en varias ocasiones.

«Con la posibilidad de que las medidas impuestas por el Gobierno continúen durante varios meses, creemos que había que actuar de manera responsable para proteger al gran número de personas que hacen falta para preparar Wimbledon».

«La cancelación de Wimbledon es la mejor decisión para el interés de la salud pública y haber tomado esta decisión ahora, en lugar de dentro de varias semanas es importante para todo el mundo involucrado en el tenis», añadió el torneo.

Wimbledon está protegido económicamente ante este incidente mediante un seguro contra pandemias. Es el único de los cuatro «grand slams» que posee dicho seguro, por lo que minimizará las pérdidas monetarias de un torneo que genera más de 250 millones de euros anualmente.

Richard Lewis, presidente ejecutivo del All England Club, agradeció la ayuda recibida por parte de la Federación Internacioanl de Tenis, de la ATP, la WTA y la federación británica de tenis, a la hora de tomar esta decisión.

«Me gustaría dar las gracias a todos aquellos que aman Wimbledon por entender esta decisión en estas circunstancias tan complicadas. Es vuestra pasión la que ha moldeado Wimbledon durante los años y continuará haciéndolo, al tiempo que nos preparamos para un fantástico torneo en 2021», añadió Lewis.

Toda la gira británica de hierba, anulada

La federación británica de tenis (LTA, por sus siglas en inglés) ha anunciado este miércoles la suspensión de todos los torneos de hierba previos a Wimbledon.

Los torneos de Queen's, Birmingham, Nottingham y Eastbourne han sido cancelados, siguiendo las recomendaciones del Gobierno británico y tras la suspensión, también anunciada este miércoles, de Wimbledon.

Todo el circuito tenístico está suspendido hasta, como mínimo, el próximo 13 de julio, según anunciaron la ATP, la WTA y la Federación Internacional de Tenis.

El presidente de la LTA, Scott Lloyd, explicó en un comunicado que esta es una situación sin precedentes y que la salud de los jugadores, espectadores, trabajadores, prensa y patrocinadores tiene que ser «la prioridad número uno».

«En la LTA vamos a trabajar duro para apoyar a nuestra amplia comunidad y asegurar una vuelta fuerte de nuestro deporte cuando las condiciones lo permitan», añadió. 

Anular la temporada, la medida más justa en caso de que no se complete

Miguel Juane

Ante la falta de reglamentación al respecto en fútbol y baloncesto, cualquier otra medida sería perjudicial

Mucho se está especulando sobre el incierto futuro, así como sobre las posibles soluciones de las competiciones deportivas que se han visto suspendidas por una circunstancia sobrevenida y tan inesperada como ha sido la de la pandemia del COVID-19 y los efectos que de la misma se están derivando. Son muchos los intereses económicos en juego: patrocinios, salarios, derechos televisivos, derechos de los socios, apuestas... además de los deportivos: prestigio, gloria o emoción de las aficiones, entre otros.

Desde una perspectiva estrictamente jurídica, no existe una solución apriorística programada para algo tan impensado, cuyas consecuencias se antojan imprevisibles.

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Wimbledon, cancelado por primera vez desde la Segunda Guerra Mundial