El aplazamiento de Tokio 2020 no debe retrasar las elecciones a las federaciones españolas

La Voz

DEPORTES

Rodrigo Jiménez

El estado de alarma suspende las convocatorias en marcha, pero las votaciones deben realizarse igualmente este año, según el CSD

29 mar 2020 . Actualizado a las 11:02 h.

El aplazamiento al 2021 de los Juegos de Tokio que iban a disputarse el próximo verano no debe influir en los procesos electorales de las federaciones deportivas, que tienen que celebrarse este año de ser posible, aunque el estado de alarma ha suspendido las convocatorias en marcha.

Así consta en el informe que el Consejo Superior de Deportes (CSD) emitió a las federaciones ante las dudas sobre la aplicación de la situación de alarma a los procesos electorales de éstas unos días antes de confirmarse el aplazamiento de los Juegos de Tokio.

El documento de la subdirección general de régimen jurídico del CSD, al que tuvo acceso Efe, aclara que el RD 463/2020, de 14 de marzo, por el que se declara el estado de alarma ante la crisis sanitaria causada por el coronavirus supone la suspensión de las convocatorias en marcha, con la consecuente interrupción de los plazos de los procedimientos, aunque el aplazamiento de Tokio no debe incidir en los procesos electorales.

Respecto a las convocatorias en marcha, suspendidas por el estado de alarma, «en unos casos, los órganos rectores continuarán en funciones y, en otros, en el ejercicio ordinario de su mandato, por no haber expirado el plazo para el que fueron elegidos», señala.

«En todo caso, supone la plena operatividad y funcionamiento de los órganos rectores de las asociaciones deportivas en tanto no se renueven mediante el oportuno proceso electoral», añade.

Ante el aplazamiento de los Juegos, que aún estaba por confirmar cuando fue elaborado el texto (el pasado 19 de marzo), afirma que no hay controversia «en la regulación de la celebración de las elecciones que se deben llevar a cabo cada cuatro años».

«Siendo éste el año electoral, el aplazamiento en la celebración de los JJOO, circunstancia excepcional y sobrevenida, no debe incidir en la celebración de las elecciones, debiéndose celebrar en el año 2020, de ser posible», añade.

En este sentido agrega que «el espíritu de la norma es que los mandatos se renueven cada cuatro años y salvo fuerza mayor no existe razón para que, en aras del buen orden electoral, los mandatos sean renovados a la fecha de expiración de los mismos».