Sergi Quintela: «El cub ha hecho lo que debía, está protegiendo a sus trabajadores»

El escolta del Leche Río Breogán sale en defensa del consejo de administración y su decisión de acogerse a un ERTE


Está deseando volver a pisar el parqué, agarrar el balón y perfeccionar su puntería en las canastas del Pazo. El estado de alerta por el coronavirus se lo impide y asume el confinamiento con «la responsabilidad que toca». «Cuanto más colaboremos, antes saldremos de esta», razona Sergi Quintela, uno de los símbolos del actual Leche Río Breogán, quien lejos de reprochar al club su decisión de aplicar un expediente de regulación temporal de empleo (ERTE), lo ensalza porque, como los expertos laboralistas, entiende que la medida está tomada en base al sentido común y el bienestar de los trabajadores.

—¿Cómo ha recibido la plantilla la decisión del club?

—Los jugadores españoles ya teníamos claro que esto podía pasar, puesto que otros clubes ya habían tomado el mismo camino y la tendencia era esta. A los extranjeros, más concretamente a aquellos que no hablan nuestro idioma, le costó más asumirlo. No ven las noticias ni leen la prensa y hubo que explicarles en qué consistía la medida, y lo entendieron sin problemas.

—Los que saben de esto dicen que es la medida más justa.

—La culpa no es del club, ni mucho menos, sino de la situación extraordinaria que estamos viviendo. Es una putada grande, pero es lo que hay. La economía de los equipos también se resiente y lo único que podemos hacer nosotros es colaborar, arrimar el hombro para erradicar cuanto antes esta pandemia. Al club no se le puede criticar porque ha hecho lo que debía, está protegiendo su economía y a sus trabajadores. Hay otros que están haciendo auténticas locuras.

—¿Cómo se enteraron?

—A través de nuestro capitán, Salva Arco. Él está en contacto permanente con Tito Díaz, el director general, y nos iba informando a todos de las novedades y los planes del club. Ya sabíamos que el ERTE era una posibilidad muy real y fue cobrando fuerza con las nuevas medidas aplicadas por los organismos competentes.

—¿Alguna vez se había encontrado en esta situación?

—No. Para mí es un escenario totalmente nuevo y mi situación es un poco excepcional porque tengo contrato hasta el final de la próxima temporada. La afronto con tranquilidad porque tengo claro que el club siempre actuará pensando en lo mejor para sus empleados.

—Parece que las posibilidades de que se reanude el campeonato son remotas.

—Mi impresión es la misma y creo que la Federación Española de Baloncesto lo dirá en breve. Ya se han aplazado la mitad de las jornadas que quedaban y no tendría mucho sentido suspender más. No habría espacio para concentrar tanto volumen de partidos.

—¿Qué criterio cree que se aplicará si la liga se da por acabada?

—Aquí no sabría posicionarme. En este caso no hay una medida justa. Los equipos en ascenso reclamarían que se diera validez a la clasificación actual y los que están en descenso se quejarían. A ver que pasa...

—Su hermano, Erik, se encuentra en la misma situación por el ERTE del Palma.

—Se comenta que podrían disolver el club, lo que me parece una locura.

—Dijo que volver a Lugo sería una de sus prioridades si no sigue allí.

—Ya jugamos juntos en Cambados, entrenamos juntos todo el verano... Jugar con mi hermano en el Breo sería increíble.

—¿Cuánto tiempo dedica a entrenar en este confinamiento?

—Procuro hacer dos horas por la mañana y otras dos por la tarde. Estoy haciendo más pesas que nunca y no me encuentro más fuerte, y eso es porque el resto del día estás encerrado en casa sin poder hacer nada.

—¿En qué ocupa el tiempo libre?

—Me he comprado un ukelele, a ver si soy capaz de aprender a tocarlo. También me gusta leer y me queda tiempo para atender el ciclo de entrenador que estoy haciendo.

—¿Tiene mucho mono de básquet?

—Muchísimo. Si esto me hubiera pillado en casa de mis abuelos sería el hombre más feliz del mundo porque allí tenemos una pista de baloncesto.

—Seguro que a la afición le ocurre lo mismo.

—Seguro. Se hace tremendamente difícil estar sin baloncesto, pero desde aquí les diría a todos los aficionados que tengan paciencia y que ayuden a frenar la curva de contagios.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Sergi Quintela: «El cub ha hecho lo que debía, está protegiendo a sus trabajadores»