El fútbol, hacia su calendario límite

El fútbol no volverá antes del 12 de abril y se aboca a concentrar en los dos meses previos al verano un calendario de 60 compromisos, entre Liga, competiciones europeas y fase de ascenso


La noticia, no por esperada, despierta menos desencanto: el fútbol español no volverá antes del 12 de abril y comienza a caminar así hacia su escenario límite, aquel en que se le agotan las ventanas para volver a señalar los partidos que le quedan por jugar. La prolongación del cierre de las competiciones no hace más que confirmar a organismos, clubes y futbolistas la necesidad de consensuar fechas en un cada vez más achicado calendario. Esta nueva cancelación eleva a nueve el número de jornadas de Primera (cuatro) y Segunda (cinco) ya pospuestas de forma definitiva.

La pregunta clave sigue siendo cuándo podrán volver los futbolistas a los campos. El más optimista de los escenarios aboca a ceñir todo el calendario restante a los dos meses previos al verano. Ni la cruda realidad de la pandemia, que con toda seguridad llevará a seguir posponiendo el reinicio de las competiciones, su desigual avance por Europa y la advertencia ya formulada por los jugadores de llevar a cabo una minipretemporada obligarán a disputar en apenas ocho semanas entre mayo y junio algo más de 60 compromisos: las 11 jornadas finales de Primera y otras tantas de Segunda División, más las eliminatorias finales de ascenso a la máxima categoría, así como a 17 partidos de Champions (desde los cuatro que quedan por jugarse de vuelta de octavos de final hasta la final de Estambul) y 21 de la Liga Europa.

 

El empacho de compromisos pondrán al límite la capacidad de las instituciones para pergeñar un calendario tan a corto plazo, así como para lidiar con éxito enigmas financieros como los contratos de televisiones, los patrocinios o el control de costes. En todo caso, por ahora a Javier Tebas le salen las cuentas. «El escenario fundamental es el que a mitad, o avanzado mayo, es la fecha máxima de inicio para poder terminar el 30 de junio. Los otros escenarios ya van hacia atrás. El escenario también puede depender de alguna eliminatoria que se pueda producir o de algunos partidos de Champions que se jugarán en fin de semana, lo que podría darnos algún margen para empezar algunos clubes más tarde, o que podamos recuperar empezando todos un poco más tarde», explicaba el presidente de la Liga en una entrevista reciente a El País.

En la UEFA, no obstante, también se trabaja con la hipótesis de que el fútbol pueda comenzar, aún mientras las restricciones de movimientos continuasen vigentes en muchos países y grandes partes de la población siguiesen recluidas en sus casas. «Los partidos podrían jugarse a puerta cerrada, siempre que estuviesen autorizados por los gobiernos y fuese seguro, y retransmitirse a los hogares, donde el fútbol cumpliría una labor de entretenimiento», sugirió Lars-Christer Olsson, portavoz del conjunto de las principales ligas europeas ante el organismo rector del deporte rey en Europa, en declaraciones a The New York Times, mientras da voz así a las gigantescas presiones económicas que está soportando esta industria.

Lo que está claro es que el coronavirus ha situado al fútbol delante de su mayor crisis y nadie sabe aún cómo va a salir de ella.

 

La Premier se plantea reanudar la liga el 1 de junio y comenzar la 2020-21 el 8 agosto

la voz

La organización mueve ficha para cumplir el número mínimo de partidos que fijan sus contratos televisivos, que le han reportado más de 3.000 millones de libras para los próximos 3 años

La Premier League inglesa estudia reanudar la liga el próximo 1 de junio, concluirla en julio y comenzar la temporada 2020-21 el próximo 8 de agosto. De esta forma, trata de evitar las posibles demandas por incumplimiento de sus contratos televisivos. Así lo explica este domingo el diario británico Telegraph, ya que, de esta forma, cumpliría con el número mínimo de partidos anuales que fijan sus contratos televisivos, que le reportaron más de 3.000 millones de libras por tres años.

En principio, según este medio británico, la competición se reanudaría con partidos a puerta cerrada. En ese sentido, Martin Semmens, presidente del Southampton, afirmó a la BBC Radio Solent que el fútbol televisado podría contribuir a dar una sensación de normalidad mientras la gente está confinada en su casa. «Cuando todos estemos seguros y no estemos utilizando los recursos de la NHS (sanidad) y de la policía, al gobierno le gustaría que volviésemos a jugar, porque somos entretenimiento y enviaríamos una señal de que el país estaría volviendo a la normalidad».

Seguir leyendo

En Italia, la Serie A jugó una jornada a puerta cerrada antes de ser cerrada el pasado 9 de marzo hasta el 3 de abril, junto con todas las actividades deportivas. No obstante, el ministro de Deportes italiano, Vincenzo Spadafora, señaló el pasado jueves que el 3 de mayo sería «una posible fecha» para que el principal campeonato de fútbol del país retome su actividad, aunque matizó que probablemente sería a puerta cerrada. «A partir de hoy, el 3 de mayo es una posible fecha (de reinicio), pero no diría que es seguro, y es difícil pensar que podríamos tener partidos con aficionados», dijo Spadafora en declaraciones a la emisora Rai 3.

En Alemania y Francia, sin fecha

La Bundesliga está suspendida al menos hasta el 2 de abril, aunque no es seguro que se reanude en esa fecha. En Alemania la actualidad futbolística oscila entre la decisión de los jugadores del Borussia Mönchengladbach de renunciar a parte de su salario en vista de la crisis y la posibilidad de que otros clubes tomen esa decisión unilateralmente pare evitar el colapso de sus finanzas, mientras el Leipzig, donde milita el gallego Angeliño, volvió ayer a los entrenamientos bajo estrictas medidas que prohíben el contacto físico de los jugadores, obligan al trabajo en pequeños grupos y a cambiarse de ropa en vestuarios separados.

La primera y la segunda categoría francesas fueron suspendidas hasta nuevo aviso. Allí quedan diez jornadas pendientes en la Ligue 1, además de sus dos Copas. Un histórico como el Olympique de Lyon defiende que el campeonato debe anularse y, a efectos de la clasificación, quedarse con el de la pasada campaña. Una opinión considerada oportunista por algunos, que recuerdan que ahora el Lyon no ocupa puestos europeos, pero que la anterior temporada logró billete para la Liga de Campeones. Este club acaba de presentar un ERTE en el que incluyó a su plantilla y buena parte de su personal no deportivo.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

El fútbol, hacia su calendario límite